Objetivos Samyang para cine: qué significa la letra T

Objetivos Samyang para Cine

Ya habréis advertido que los objetivos Samyang para cine tienen una apertura y letra diferente, pero ¿sabéis por qué? En no pocos talleres de los que imparto desde que estoy con Samyang España los alumnos han mostrado su inquietud sobre el hecho de que un Samyang 16mm f2.0 estándar se convierta en 16mm T2.2 en su versión para cine (VDSLR). Al igual que sus otras hermanas: 8mm, 14mm, 24mm, 35mm u 85mm…

Hay que incidir en la gran apuesta y esfuerzo que la firma ha volcado en proponer unas lentes dedicadas al sector vídeo y cine para facilitar su manejo en los rodajes. De ahí aspectos como la incorporación de los sistemas de ruedas dentadas en el cuerpo para los anclajes de “Follow Focus” o el hacer suaves y silenciosos los movimientos de enfoque, apertura y cierre de diafragma. Con esto resolvemos la duda en cuanto al diseño de la lente, que recoge los formatos utilizados toda la vida en las lentes tradicionales dedicadas al cine. Pero no es lo único.

Samyang_V-DSLR_8mm_T31_1000px

¿Qué significa la letra T en los objetivos Samyang para cine?

Pero,  ¿por qué parecen menos luminosas? ¿Por qué una letra T donde debería aparecer una F? Son las dudas que más inquietan a nuestros amigos: donde aparece F2.0, en la idéntica focal en VDSLR ven un T2.2, como puede verse en la imagen que os mostramos a continuación.

Samyang_numeroT

Objetivo para cine 16mm de Samyang

Con ello se piensa que se pierde luz y no merece la pena invertir en ellas. Pues aclaramos: son la misma lente. Cambia sólo lo explicado anteriormente para el manejo en cuanto a construcción. Nada más. Porque tanto en la lente estándar que muestra F2.0, como en la VDSLR que ostenta T2.2, entra el mismo caudal de luz.

¿Cómo? Os estaréis preguntando. Os explico.

Luz teórica vs. luz real

En los años que llevo filmando proyectos de cine personales y proyectos de publicidad, sea en celuloide o en digital, se tiene muy en cuenta el hecho de “medir la luz” en nuestras escenas. De todos los rincones que la componen. Por eso utilizamos un fotómetro, ese aparato que cuelga del cuello del director de fotografía con una bolita blanca. Esta herramienta nos da una medición exacta de la luz en sus variables para así ajustar el diafragma, apertura o número f que debe llevar la lente. Así como la orientación de nuestro sistema de iluminación para dicha escena. Obviamente entran los gustos personales y se juega con ello.

La cámara y su sensor reciben “un caudal de luz” dependiendo del número F dispuesto. Dicho número F tiene una escala universal determinada hace ya mucho tiempo por los fabricantes y cuyos pasos completos eran los siguientes: f1, f1.4, f2, f2.8, f4, f5.6, f8, f11, f16, f22, f32.

Los otros números, que se ven en la cámara y que conforman pasos intermedios para llegar de uno a otro, se les considera “tercio de paso”, como por ejemplo: f4, f4.5, f5, f5.6. Siguiendo dicha pauta podríamos determinar que el número F colocado a una focal habla de su “luz teórica”. Porque la apertura, diafragma o número F dan la posibilidad de abrirlo o cerrarlo para dejar pasar más o menos luz. Como ocurre con el ojo humano adaptándose a las condiciones lumínicas. Varía también la profundidad de campo. El ejemplo más claro para lo que tratamos de aclarar sería con el motor de un coche: potencia fiscal y potencia real. Una da unos caballos teóricos según cilindrada del fabricante y la otra es la que es capaz de rendir el motor realmente.

Entonces, el número T de los objetivos Samyang para cine hace referencia a la “transmisión” real de luz que le llega al sensor tras pasar por todos los grupos de cristales que conforman la lente. Esa disposición es en realidad la que transmite la luz. Imprescindible a la hora de medir correctamente la luz en un rodaje. Por eso nombré al fotómetro como herramienta que nos da una medición correcta de luz  incidente, en detrimento del exposímetro de nuestras cámaras que miden la luz por su reflejo. Otra de las razones por las que enseño el histograma como una pieza fundamental para interpretar nuestras filmaciones o tomas correctamente.  En la imagen, un Samyang 85mm f1.4 a máxima apertura. Podemos ver las diferentes secciones que lo conforman.

DETALLE-INTERIOR-85MM_Web

Samyang 85mm f1.4 detalle interior

Existen muchas lentes que dan lo de sus números marcados. Sería muy complejo explicar el proceso y cálculos para medir lo explicado. Por eso nadie debe sentirse engañado. Habría que tener en cuenta cosas físicas tales como: la absorción de luz por parte de los cristales internos, la calidad de los mismo con sus reflejos y dispersiones, pérdidas de luz por rebote, la construcción de la propia lente y sus formas en las paredes que hacen que porcentajes se pierdan, etc. Si tienes una lente F2.0, debes saber que tal número es real. Que dicha profundidad de campo existe; pero quizá el caudal de luz que le llega tras una medición sería de un T2.1, T2.2…

Por lo tanto, los objetivos Samyang para cine incluyen la nomenclatura T para indicar al usuario de cine y vídeo la luz real que llegará al sensor. Esperamos haberte ayudado a entender el concepto de la letra T en los objetivos Samyang para cine, si tienes cualquier duda la resolveremos en los comentarios.

Deja tu voto

5 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 5

Upvotes: 5

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escrito por José Luis Valdivia

Fotógrafo, cineasta, articulista y docente. Cursó estudios en Dirección y Producción de Cine y TV, así como áreas de antropología, lenguaje y crítica visual. Es formador de formadores. Fotógrafo Oficial Fujifilm X-Photographer, Vanguard Photo Professional, y durante cinco años el fotógrafo oficial de Samyang en España. Articulista en diversos medios sobre fotografía y cine, como Foto24. Experto y testeador en varios campos de la fotografía y cine. Ganador de premios y nominaciones en cine y fotografía por sus obras de denuncia social y medioambiental. Realizador de publicidad y vídeos musicales. Pionero en introducir la fotografía y crítica de la imagen en varios centros escolares públicos. Sus talleres “La Mirada y el Fotógrafo” recorren desde hace diez años el territorio nacional y europeo, donde su enfoque multidisciplinar le han posicionado como todo un referente. Pendiente de publicar un ensayo sobre la fotografía y dos documentales de cine social, uno sobre la infancia y la discapacidad que es una exposición internacional desde 2013, y otro sobre Etiopía y la vida de un misionero español.

2 Comments

Leave a Reply
  1. Es más sencillo que todo eso.
    El número F de cualquier objetivo es la distancia desde el centro óptico al sensor dividido por el diámetro de la abertura circular equivalente (la abertura es más bien poligonal) cuando el objetivo se encuentra enfocado a infinito, es decir, el grupo óptico está en su posición más cercana al sensor.
    El número T no es más que la corrección del número F cuando el objetivo lo enfocamos más cerca, lo que hace que el grupo óptico se separe del sensor y el sensor reciba menos luz.
    En objetivos para cámaras de fotos, esa diferencia suele ser más o menos de 1/3 de diafragma. En objetivos macro y objetivos de cámaras de banco óptico, la diferencia puede superar el diafragma. Todos los que tengáis un objetivo macro ya os habréis dado cuenta.
    Fotografiando en cualquier modo NO manual, la cámara de fotos compensa automáticamente la diferencia de luminosidad real debida a distintas distancias de enfoque, por lo que no hay que preocuparse.
    Pero fotografiando en manual (en cine siempre se expone de forma manual) el operador de cámara tiene que saber exactamente la luz que llega a la película haciendo la pertinente corrección debida a la distancia de enfoque. Repetimos: Cuanto más cerca enfocas, más separado está el grupo óptico de la película o sensor, y menos luz efectiva se recibe.
    La diferencia de F:2 a T:2,2 es justamente ese tercio de diafragma. Seguro que parte de la disminución se debe a que ningún grupo óptico tiene una transmisión del 100%, pero la mayor parte de ese tercio de diafragma de diferencia se debe a la variación de luz que llega debido al enfoque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.