12 consejos infalibles para fotografiar niños en una sesión

12 consejos infalibles para fotografiar niños en una sesión

Luces, encuadre y… ¡sesión de fotografía infantil! No tengas miedo a retratar a esos “locos bajitos”, como diría Serrat. Cuando fotografías niños, ya sea para un trabajo profesional o no, ten en cuenta que ante todo son niños y que todo lo que habías planeado para la sesión puede cambiar como la dirección del viento. La práctica hace maestros y de los casi 20 años que llevo como fotógrafo en distintas ramas, fotografiar niños es una escuela diaria (nunca mejor dicho). Si quieres sacarle el máximo partido a tu sesión de fotos infantiles, tenemos 12 consejos infalibles para acertar.

Consejos básicos para fotografiar niños en una sesión

A continuación te voy a exponer unos consejos que a mí me han funcionado y he ido adquiriendo por horas de vuelo profesional y, también, por mis dos hijos.

1. Busca ideas para tus sesiones de fotos

Lo primero que hay que hacer si no sabes cómo plantear una sesión de fotografía infantil es coger ideas sobre encuadres, planos, entornos… Busca en revistas de moda infantil o páginas de fotógrafos, por ejemplo, y llévalo a tu terreno. Vía online tienes infinidad de recursos para que a la inspiración no le cueste llamar a tu puerta, aunque si eres de esas personas a las que la inspiración le visita a menudo sin necesidad de buscarla, mejor que mejor. ¡Creatividad al poder!

2. Coge práctica fotografiando a los tuyos

Hijos, sobrinos, nietos, hijos de amigos de mucha confianza… Más o menos los conoces y puedes ir perfilando tu estilo para futuras sesiones y tener un portfolio para enseñar de cara a trabajos profesionales. También esos adultos familiares pueden interactuar con ellos en la sesión para que el niño, si no está acostumbrado a la cámara, se relaje jugando, hablando o pensando en platillos volantes: lo que sea para que coja confianza con el entorno. La confianza es muy importante a la hora de fotografiar niños.

Coge práctica fotografiando a los tuyos

Trípode Profesional Gloxy GX-T6662A Plus
(5)
Trípode Profesional Gloxy GX-T6662A Plus
  • Altura máxima de 1626 mm (columna central extendida)
  • Con una increíble capacidad de carga de 10 kg
  • ¡Novedad! gancho en la columna central
  • Patas con goma antideslizante + puntas metálicas
  • Rosca universal estándar 1/4" y adaptador 3/8"
  • Rótula con plato de liberación rápida
  • Acopla tu rótula 3/8" en la parte inferior de la columna central

3. Para fotografiar niños adáptate a sus horarios

Los mejores horarios para fotografiar niños suelen ser por la mañana o por la tarde, y te diré por qué: en teoría el niño debe haber descansado, tiene que haber dormido bien, por eso la mañana es ideal para fotografiarlos. Por la tarde también nos valdría siempre y cuando el niño haya hecho la siesta, así también llegará descansado y podrá facilitarte el trabajo y disfrutar de él, así todos contentos. Es importante que sepas que ellos son los que mandan. Tú no eres quien “dirige” la sesión, lo hacen ellos. Un niño cansado puede hacer que tengas que suspender la sesión y esperar a otro día. Trabajar con niños hace que límites de horas, imposiciones de horarios y todas esas cosas tan habituales en otro tipo de trabajo aquí no sirvan.

Gloxy GX-F1000 Flash TTL HSS Wireless Maestro y Esclavo
(45)
Gloxy GX-F1000 Flash TTL HSS Wireless Maestro y Esclavo
  • Compatible al 100% con cámaras Nikon y Canon
  • Mejor relación calidad-precio del mercado, avalado por expertos del sector de todo el mundo
  • Sistema de radiofrecuencia 2.4G, Número de guía a 58 (ISO 100, 180mm), HSS: sincronización de alta velocidad 1/8000s
  • Recarga en 2 segundos, el más rápido, no pierdas tu foto
  • Flash maestro inalámbricos TTL, esclavo y estroboscópico
  • Preparado para realizar disparos en ráfaga
  • Permite conectar a la batería externa Gloxy GX-EX2500
  • Sincronización con la segunda cortinilla
  • Incluye GRATIS: 20 geles de color, estuche, pie y difusor
  • Consigue un flash profesional al precio de uno barato. Te servirá tanto si eres principiante como si eres un profesional

Es preferible hacer las sesiones en fin de semana, días festivos o vacaciones escolares. Estarán más descansados y no tendrán el tiempo tan limitado.

4. Pídeles que traigan su propio atrezzo

Ya hemos dicho que los niños, para que la sesión sea un éxito, deben estar cómodos. Aunque tengas un excelente “atrezzo” para este tipo de sesiones, es buena idea que traigan objetos propios para que se sientan más seguros y cómodos, sobre todo cuanto más pequeños, y también que un familiar cercano esté siempre dentro de su campo de visión. Así verá que eres de confianza y se irá soltando ante la cámara con más facilidad.

12 consejos infalibles para fotografiar niños en una sesión: pídeles que traigan su propio atrezzo

5. Ten cuidado con el flash al fotografiar niños

Preferiblemente, si la situación no lo requiere, no utilices flash con niños no experimentados en esto de hacer de modelos. Te parecerá absurdo, pero si son muy pequeños, pueden coger miedo. Si la sesión es en exteriores puedes aprovechar la luz natural, sobre todo si contamos con un buen día, pero, si el día sale nublado, ¡no te preocupes!, se pueden conseguir fotografías infantiles maravillosas con ese tipo de luz, ya que es como si el cielo fuera un gran difusor.

Filtro ND2-ND400 regulable
(96)
Filtro ND2-ND400 Regulable Gloxy
  • Permite ajustar distintos niveles, desde ND2 a ND400
  • Controla la profundidad de campo en tus fotos
  • Ideal para situaciones con una iluminación intensa
  • Te permitirá aumentar el tiempo de exposición
  • Compatible con fotografía en blanco y negro
  • Estuche de protección incluido
  • Escoge entre 52mm, 55mm, 58mm, 62mm, 67mm y 77mm de diámetro
Visitar Filtro ND2-ND400 regulable

Si, por el contrario, hacemos las fotos en interior y quieres utilizar flash, puedes rebotar al techo o trabajar con focos/flash en modo cenital con un difusor, conseguirás así suavizar la iluminación y que no incida tan directamente en su rostro.

6. Utiliza el zoom

Si dispones de zoom utilízalo. Te será más fácil que con una óptica fija, ya que con el zoom no necesitas moverte. Puedes abrir o cerrar el campo (hacer más o menos zoom) sin tener que acercarte o alejarte del niño, lo que le creará una menor confusión.

7. Elige prioridad a la velocidad

Elige la prioridad de velocidad en tu cámara. Para fotografiar niños en una sesión, lo ideal sería una velocidad mínima de 1/200, ya que se mueven rápido. Puedes dar con niños tímidos que no se muevan del sitio con facilidad, pero lo normal es que en cuanto cojan confianza estos “pequeños terremotos” no paren en toda la sesión.

8. Enfoca siempre a los ojos para fotografiar niños

Enfoca siempre en los ojos del niño/a. Éste debe ser tu centro de atención, como norma general, aunque siempre hay excepciones. Podemos conseguir fotos increíbles con planos y enfoques fuera de lo normal, ¡también tienes que dejar volar tu creatividad! Y recuerda: un niño que no sonríe no tiene por qué no darnos unas fotos excepcionales, como ocurre con cualquier otro tipo de fotografía de retrato. Lo importante es no forzar la situación, uno de los consejos que te dábamos en este post sobre fotografía de retratos.

9. Ponte a su altura

Al fotografiar a los más pequeños es mejor hacerlo a su altura, así podrás mostrar el mundo desde sus propios ojos y evitar distorsiones, por ejemplo, si los retratas desde un punto alto pueden parecer de menor tamaño o si lo haces desde un gran angular pueden distorsionarse sus proporciones. De todas formas no debes detenerte, agáchate, túmbate, ponte en el centro o haz que corran a tu alrededor. Debes estar dispuesto a moverte y a tener más energía que ellos para poder sacar buenas fotos a los más pequeños.

12 consejos infalibles para fotografiar niños en una sesión: ponte a su altura

10. No les obligues a posar

No les obligues a posar. Son pequeños, activos y quieren divertirse en todo momento. Haz que la sesión sea un rato entretenido y que se lo pasen bien, déjales jugar, improvisar, ser ellos mismos y así obtendrás las mejores imágenes. Recuerda que hacerse fotos no se convierta en largas horas de estar quieto y con una sonrisa forzada o nunca más querrán dejarse retratar. Hacerles fotos cuando no están mirando o cuando están en pleno juego es una magnífica manera para captar imágenes frescas y mostrar su propia forma de ser. Lo importante al fotografiar  niños es capturar el verdadero sentimiento o sensaciones que tiene el pequeño en el momento de la sesión y conseguir reflejarlos en la fotografía, como ya te contábamos en este post.

12 consejos infalibles para fotografiar niños en una sesión: no les obligues a posar

11. Protégete y protégelos

Seguro que cuando obtengas esas fotos tan bonitas que deseas te encantará compartirlas y de que todos vean tu trabajo, pero ¡cuidado!, la red nos da la oportunidad de mostrar nuestro arte al mundo pero, cuando se trata de fotografiar niños, hay que tener mucho cuidado: es muy importante proteger su intimidad y protegerte tú también como fotógrafo.

Tanto si son tus hijos como si no lo son, nunca publiques en internet fotografías de niños desnudos o con poca ropa. Tampoco en lugares reconocibles fácilmente, en su centro escolar o con un uniformes de colegio. Nunca sabes quién puede hacer uso de esas fotos. También es muy importante que, si no son tus hijos, pidas permiso a los padres antes de publicar cualquier foto (por mucho que sean familiares o amigos íntimos) y si puede ser un consentimiento firmado por escrito, mucho mejor. Más vale ser precavido.

12. No elimines imágenes al azar

Si has encuadrado al niño en un extremo del plano y la foto merece la pena, consérvala aunque creas que no está del todo bien, te guste o no a ti. En esto de la fotografía no hay unas reglas acerca de qué es lo mejor o lo peor porque a otras personas pueden gustarle cosas diferentes a ti. Sobre gustos no hay nada escrito, como se suele decir, y cualquier foto puede convertirse, más tarde, en la estrella de la sesión. Espérate a revisar las fotos en el ordenador y déjalas madurar unos días. Quizás la foto que ahora no te gusta luego te ofrece algo que habías pasado desapercibido en un primer momento.

Ahora sólo te queda intentarlo. Esto son solo unos pequeños consejos para ayudarte a empezar en la fotografía infantil, pero ahora tienes que ser tú quién deje volar su imaginación y sorprenda a todos con su creatividad. Así que…luces, cámara y… ¡a fotografiar!

Fotos:  © Miguel Andrés Garcés

Deja tu voto

14 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 16

Upvotes: 15

Upvotes percentage: 93.750000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 6.250000%

Escrito por Miguel Andrés Garcés

Nacido en Valencia en 1977. Fotógrafo profesional desde hace casi 20 años, estudiante de Historia del Arte, amante del cine y, cómo no, de vivir de lo que más le gusta: su profesión :)

One Comment

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.