Cómo hacer buenas fotos de vacaciones en la ciudad: 8 consejos básicos

En esta época del año nos encontramos con un acontecimiento un tanto especial: ¡se acercan las vacaciones! Muchos de vosotros disfrutaréis en algún momento del verano de un viaje entre amigos o con la familia a alguna ciudad turística, y es de sobra sabido que siempre tiene que haber un fotógrafo. Si estás leyendo esto, probablemente te toque a ti serlo, y por eso te voy a dar una serie de consejos básicos muy útiles para que sepas cómo conseguir buenas fotos de vacaciones en la ciudad. Ponlos en práctica y verás como tus fotos mejoran considerablemente. ¡Allá vamos!

Cómo hacer buenas fotos de vacaciones en la ciudad: 8 consejos básicos

1. Elige una bolsa adecuada para llevar lo necesario

“Para mis próximas vacaciones me voy a llevar mi cámara réflex, cuatro objetivos, dos flashes, todos los filtros…”. ¡Quieto parao, amigo! Si no quieres que tu espalda sufra más de lo necesario recuerda llevarte lo imprescindible y, si acaso, date un par de lujos.

Una bolsa adecuada para este tipo de viajes debería reunir unas condiciones concretas: ser ligera, fácil de llevar y sobre todo, que te permita sacar y guardar la cámara con rapidez. Un interior acolchado siempre te va a venir bien para mantener el equipo perfectamente organizado y protegido, y si el asa también es acolchada hará que sea mucho más cómoda de transportar.

Para hacer buenas fotos de vacaciones, elige una bolsa adecuada que te permita llevar lo necesario

Hay una amplia variedad de bolsas, desde bandoleras hasta del tipo ‘sling’, que te las puedes colgar al hombro. Mi recomendación es que elijas la que más se adapte a tus necesidades en función el equipo que vayas a llevar, pero sobre todo aquella con la que puedas sacar tu cámara rápidamente en el momento oportuno.

2. Hazte con un gran angular para abarcar todo

La mejor manera de captar los amplios espacios de la ciudad es con un objetivo gran angular. Gracias a su mayor ángulo de visión incluyen una gran proporción de la escena, lo que los convierte en objetivos imprescindibles para fotografía de monumentos o vistas panorámicas. Incluso podrás abarcar a todo tu grupo de amigos dentro de una única captura. ¡Quítate la venda de los ojos y disfruta de paisajes urbanos superiores! Son una opción ideal para tu cámara réflex o tu compacta de objetivos intercambiables.

Un gran angular será una buena opción para hacer fotos en vacaciones

Foto: © Nomadic Pursuit

Pero si estás buscando una opción más económica también puedes acudir a lentes conversoras gran angular, que te proporcionan un punto de vista diferente y amplían el encuadre natural de tu cámara. La cuestión es disfrutar de tu fotos de vacaciones y hacerlo lo mejor posible.

Lente Gran Angular Gloxy 0.45x 58mm con Macro
(31)
Lente Gran Angular Gloxy 0.45x 58mm con Macro
  • Convierte tu objetivo en un objetivo gran angular o un objetivo macro
  • Lente 2 en 1 gran angular + macro para vídeo y foto
  • Perfecta para alta definición (HD), sin distorsiones
  • Captura espacios pequeños o paisajes asombrosos
  • Macrofotografía de magnífica calidad y nitidez
  • Revestimiento múltiple evita reflejos
  • Exprime tu imaginación y el potencial de tu cámara
  • Compatible con diámetros de 52, 55 y 58 mm

Hay varias maneras de sacar rendimiento a tu gran angular, pero si lo que te interesa es que tus amigos sean los protagonistas, tienes que acercarte a ellos. Es posible que ya hayas experimentado alguna vez la sensación de que quien posa en la fotografía aparece muy pequeño en comparación con el monumento y el resto de la escena. Entonces acércate sin miedo a tu grupo de amigos y colócales de manera que guarden cierta distancia con los elementos de atrás para incorporarlos también en la escena. La gran ventaja de los angulares es que mantienen enfocada la escena y esto te permite, aunque estén en primer plano tus modelos, reconocer también los monumentos de la zona posterior. 

Juega con las líneas, aprovecha la profundidad y la distorsión de los laterales para ampliar las fronteras de tus fotografías. Abarca una plaza íntegra, retrata edificios al completo y no tengas miedo de realizar fotografías en vertical para dicho cometido. A menudo, las dimensiones de las construcciones nos obligan a disparar en vertical, aunque también podemos utilizar un ángulo aberrante colocando la cámara en diagonal, obteniendo fotografías diferentes. Entonces, como te decía, intenta incorporar un objeto o persona como primer plano a algo más de medio metro de tu objetivo; así, mantendrás enfocado al sujeto y también el resto de la escena. De esta manera, generas profundidad pero a la vez das el protagonismo necesario a las personas. 

3. El trípode o minitrípode, tu nuevo gran aliado

Sí, un aliado de tu parte y para las fotografías también. El trípode es una herramienta ideal para la estabilidad, para fijar tus fotografías y para crear composiciones ideales en tus imágenes. El mejor encuadre va casi siempre de la mano del amigo de tres patas.

Necesitas un soporte, esto es innegable. En especial, en tomas en las que posa toda la familia en un monumento, para monumentos en sí e incluso para salir tú mismo en las fotografías. En estos casos, un trípode es absolutamente fundamental y además será de gran utilidad en combinación con el temporizador de tu cámara. Desde fotos de grupo (en las que tú también puedes salir), pasando por fotografía de arquitectura y llegando a las panorámicas, el trípode tiene miles de usos y aplicaciones.

Mini trípode Manfrotto Pixi, ideal para hacer fotos en vacaciones

Eso sí, no te puedes llevar un mega trípode con 13 niveles de burbuja y un cabezal súper fluído. Lo más adecuado es que te asegures de que sea pequeño, básico y que, sobre todo, pese poco. Te lo digo por si quieres que las cosas entre tus hombros y tú sigan siendo lo mismo… No, ya de verdad, lo ideal es llevar un trípode entre mediano y pequeño, estos últimos siempre puedes ponerlos en bancos o poyetes para llegar a la altura ideal.

4. Y si no, siempre te quedará un monopie

Partiendo de la base de que no es lo mismo, un monopie también puede ser un gran aliado para tus fotos de vacaciones. Su uso es más ágil y rápido que un trípode, no tienes que montarlo y preocuparte por las patas o la estabilidad. Apóyalo en el suelo, estabilízalo y dispara. Resulta ideal para fijar rápidamente la cámara y hacer la foto sin perder ni un segundo.

Y es que, aunque se supone que las vacaciones son para relajarse, algunas resultan ser auténticos maratones (y más aún si son escapadas). Por eso, si me apuras, hasta te sirve de apoyo para ti: un bastón, en caso de que estés exhausto de los 140 kilómetros que vas a andar.

5. ¿Alguien ha dicho selfie?

El palo-selfie es todo un fenómeno de masas y te va a permitir sacarte a ti mismo con toda tu familia o grupo de amigos

Para no ir a contracorriente como los salmones, si te vas de viaje siempre puedes recurrir a la última moda: los selfies. El palo-selfie es todo un fenómeno de masas y te va a permitir sacarte a ti mismo con toda tu familia o grupo de amigos, además de incluir parte de la ciudad en la toma. Todo esto sin dejarte el brazo en el intento. Sin duda, son una apuesta divertida y segura.

6. Temporizadores o mandos para salir también en las fotos

Utiliza el temporizador de la cámara…

– “Tú también tienes que salir en la foto”

– “No, no te preocupes”

– “¡Que sí!”

– “Venga, va”

¿A quién no le suena esta conversación? Y es que si tu madre quiere que salgas en la foto, tú tienes que salir. ¿La solución? La tienes delante de ti mismo: el temporizador. Tu cámara, a no ser que sea del siglo XIX, tiene temporizador integrado y ha llegado el momento de sacarle partido. Coloca la cámara en el trípode (¿ves cómo es útil?), fija la cantidad de fotos y el tiempo de espera, y pégate la clásica carrerita desde la cámara al grupo fotografiado y pon tu mejor cara 🙂

Utiliza el temporizador de tu cámara para salir tu también en la foto

Aunque también puedes utilizar un disparador inalámbrico para la misma tarea: controla tu cámara desde la distancia con tu mando y déjalos a todos boquiabiertos. El mando es perfecto para las fotografías de grupos y te permite un mayor control que el disparador integrado. En unos pocos disparos, estos mandos se convierten en el mejor amigo de tus fotografías de grupo. Desde mi punto de vista, puedes elegir el mando intervalómetro Gloxy, una solución completa, con intervalómetro y un control más preciso de tu cámara. Con este mando vas a explorar nuevos terrenos en fotografía.

Mando intervalómetro inalámbrico Gloxy METi
(23)
Mando intervalómetro inalámbrico Gloxy METi
  • Nuevo modelo inalámbrico con tecnología infrarroja
  • Mando intervalómetro con función multi-exposición
  • Incluye instrucciones en español y otros 5 idiomas
  • Funciona hasta una distancia de aprox. 5 m sin cable
  • Ideal para fotografía nocturna entre muchas otras...
  • Avisos sonoros, pantalla LED con luz y diseño ergonómico
  • Disponible para Canon, Pentax, Nikon, Panasonic, Sony, Sigma, Olympus, Fujifilm, Samsung y dispositivos iOS.

7. Hazles una foto cuando no se lo esperen

Hablando desde la experiencia, si algo tiene de asombrosa la fotografía es la capacidad de congelar momentos auténticos. La habilidad para hacerlo reside en cada uno, pero el factor sorpresa tiene un elemento especial en fotografía: la naturalidad. Esa que lleva a tus “modelos” a poses inesperadas a la par que sorprendentes. Capturar una sonrisa espotánea, una mirada curiosa, la complicidad entre tus amigos… Incluso llantos, regañinas o enfados son también parte del viaje, parte de cada uno de los integrantes y de lo vivido. Cuando se repasan los momentos, estas imágenes no pasan desapercibidas. Créeme, vas a provocar sonrisas y satisfacción: “¿Cuándo me hiciste esa foto?” o “¡Qué bien salgo aquí!”.

Hazle una foto a tus amigos cuando menos se lo esperen

Y, si además de capturar estos momentos, lo haces en lugares emblemáticos, mejor que mejor. Te van a llover halagos y tus fotos de vacaciones tomarán peso dentro de tu grupo de amigos.

8. Recuerda lo más importante: disfruta tú también

Como último consejo, y quizás el más importante, te digo: disfruta. Tú eres un turista más y tienes derecho a tu momento de disfrute. Date pequeños respiros, haz las fotos que te atraigan y captura recuerdos para tí mismo. Recréate con tus fotografías, pero no te olvides de pasártelo bien. Aunque parezca una nimiedad, dedicarse un pequeño espacio del viaje a uno mismo puede ser interesante.

Espero que estos 8 consejos básicos te resulten de gran utilidad para saber cómo hacer buenas fotos de vacaciones en la ciudad. Pero recuerda que, sobre todo, debes disfrutar y hacer disfrutar a los demás con tus fotografías. La satisfacción de ver que otros premian tu trabajo con sonrisas y agradecimientos sienta mejor que bien, así que ya lo sabes.

Deja tu voto

10 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 10

Upvotes: 10

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escrito por Juan Andrés Folle

Publicista flechado por el Marketing Digital. Se entretiene generando contenidos de interés en Foto24. Disfrutón del fútbol, la (buena) fotografía y las nuevas tecnologías, y un chiquillo alegre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.