Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (I)

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera

Es innegable que en la fotografía actual ha habido un boom en cuanto a temáticas se refiere. Personalmente observo un entusiasmo hacia la astrofotografía y el strobist. Por separado y combinadas. A lo largo de estos años impartiendo cursos y talleres no pocos han sido los realizados en dichas disciplinas. El conocimiento y pasión desde niño a mirar hacia las estrellas, unidos al ser de una tierra privilegiada como Canarias por sus cielos, hicieron, como se suele decir, el resto. Hoy voy a usar el Gloxy Power Blade como compañero para mirar las estrellas.

Accesorios Gloxy para strobist

Flashes, disparadores remotos, geles de colores o mini beauty para tomas strobist

Ahora está muy de moda sacar la Vía Láctea, iluminar unas ruinas o realizar un time lapse. Pero hasta no hace mucho, apenas éramos unos pocos locos yendo por esos campos con la firme –y sana– convicción de pasar un buen rato contemplando y compartiendo. Celebro que la cosa haya ido a más gracias a la apertura y abaratamiento de la tecnología. Así como las iniciativas de ciertos profesionales honestos y comprometidos en transmitir sus conocimientos. Pero no olvidemos de imprimir alma a nuestro trabajo.

Gloxy Power Blade con mando inalámbrico
(37)
Gloxy Power Blade con mando inalámbrico
  • ¡Versión mejorada! Más ligero y manejable
  • Luz contínua sin parpadeos
  • Ideal para trabajos en exteriores y para retratos
  • Hasta 10hs funcionando
  • Incluye cargador para casa y coche
  • Funciona como luz de relleno o lightpainting
  • Sustituye el uso de pesados focos o flashes, es un estudio en tu mochila

El strobist, para nuestros lectores menos duchos, ha sido esa revolución de llevar “la luz” allí donde nos hiciese falta –algo que la protagonista de nuestro artículo, Gloxy Power Blade, sabe bien–. Con una premisa: “Cuando menos es más, pero sin olvidar la calidad”. Los flashes de mano cada vez más pequeños y potentes, con disparadores remotos que podías colocar en cualquier lugar, llamaron a toda una legión de adeptos que se lo pasaban como enanos en unas sesiones donde antes habría sido impensable transportando costosos y pesados equipos de iluminación con sus respectivos generadores. Dedicaremos un artículo específico sobre ese apasionante mundillo.

POWER-BLADE

Gloxy Power Blade, un mundo de posibilidades en la mochila

Decir que la Gloxy Power Blade es una luz de bolsillo a lo mejor puede ser tildado por nuestros lectores de, por lo menos, un poco exagerado. Es cierto: no nos cabe en el bolsillo, aunque mi argumentación va mas encaminada en el concepto de poder llevarte un invento así a cualquier parte. La Power Blade pesa poco, ocupa poco espacio y se mete en una maleta de ropa sin problema. Tiene su propia funda y el número de accesorios justos: cargador, batería, mando y filtro. Está bien construida y se siente sólida en la mano.

A cambio nos ofrece una luz de leds potente y de calidad, que puede ser utilizada en todo tipo de situaciones: strobist sin flash (como veremos), luz principal para una sesión o relleno de escenas, lightpaiting de todo tipo, rodajes de vídeo y cine. Y algo sumamente práctico: de linterna en entornos oscuros. ¡Anda que no va bien eso! En muchas de las sesiones nocturnas que hago, la Power Blade sirve como linterna principal. Como su batería a mínima potencia dura muchas horas, es una gran aliada donde suelo llevar un par de baterías extra de recambio. De esta forma me aseguro que tengo juguete para horas y horas de trabajo y diversión. Aunque con una sola he tirado toda la noche.

Hoy día ya se puede viajar por el mundo llevando toda una productora encima ocupando una tercera parte de antaño.

Como muestra de dicha polivalencia, ahí tenéis una fotografía donde la Power Blade, montada sobre el práctico Takeway Clampod (al que ya dedicamos un análisis), ilumina toda una estancia para rodar una entrevista con una cámara de cine de 4K.

Clampod Takeway T2
(11)
Clampod Takeway T2
  • Nueva versión, incluye patas y adaptador para Smartphones, estabilidad en todos tus dispositivos
  • Gran capacidad de carga de hasta 40 kg, no se soltará nunca
  • Agarre firme en cualquier superficie con sus abrazaderas
  • Estabilidad en viajes, deportes extremos y grabaciones, úsalo en cualquier ámbito
  • Súper compacto y ligero ¡cabe en la palma de la mano!
  • Compatible con DSLR, CSC, cámaras de acción, flashes, micros y más

Se puede ver que no es un objeto tan aparatoso si se tiene en cuenta el tamaño de la unidad de sonido Zoom H6 montada sobre el otro Clampod. La cámara de cine descansa sobre un ligero Vanguard Alta Pro de carbono con la rótula dedicada para filmar. Cámaras y lentes de cine compactos, unidades de sonido y microfonía compactos, trípodes y mochilas compactos… ¿Por qué iba a ser menos la iluminación? Hoy día ya se puede viajar por el mundo llevando toda una productora encima ocupando una tercera parte de antaño.

Set de rodaje con Gloxy Power Blade

En la siguiente fotografía la Gloxy Power Blade está metida en una maleta de viaje estándar. La típica de los 20-23 kg permitidos en bodega. Puede verse el espacio y volumen que ocupa junto a uno de los trípodes plegados de viajes que uso de la serie VEO de Vanguard. Ambos en sus respectivas y prácticas fundas. Se puede añadir papel de burbuja para protegerlos más, y luego colocarlos entre medio de la ropa, que sirve de amortiguación.

Gloxy Power Blade en la mochila

La Power Blade metida en una maleta de viaje junto a un trípode

Gloxy GX-F1000 Flash TTL HSS Wireless Maestro y Esclavo
(45)
Gloxy GX-F1000 Flash TTL HSS Wireless Maestro y Esclavo
  • Compatible al 100% con cámaras Nikon y Canon
  • Mejor relación calidad-precio del mercado, avalado por expertos del sector de todo el mundo
  • Sistema de radiofrecuencia 2.4G, Número de guía a 58 (ISO 100, 180mm), HSS: sincronización de alta velocidad 1/8000s
  • Recarga en 2 segundos, el más rápido, no pierdas tu foto
  • Flash maestro inalámbricos TTL, esclavo y estroboscópico
  • Preparado para realizar disparos en ráfaga
  • Permite conectar a la batería externa Gloxy GX-EX2500
  • Sincronización con la segunda cortinilla
  • Incluye GRATIS: 20 geles de color, estuche, pie y difusor
  • Consigue un flash profesional al precio de uno barato. Te servirá tanto si eres principiante como si eres un profesional

¿Dónde quieres la luz? La versatilidad de la Power Blade

Cuando se tiene la suerte de contar con un ayudante en tus sesiones o salidas de campo, la pregunta que más se repite en cada toma es: “¿Dónde quieres la luz?”. Esto da lugar a las típicas situaciones divertidas donde sus poses darían para todo un álbum de making of. Si no se posee la fortuna de un ayudante o amigo que nos acompañe, la cosa pasará por usar un trípode o un Clampod donde colocar nuestra Power Blade para hacer un “yo me lo guiso, yo me lo como”  😉

Iluminando una de las míticas Sabina de la isla de El Hierro con la Gloxy Power Blade

Iluminando una de las míticas Sabina de la isla de El Hierro. Foto: ©José Luis Valdivia

¿Habéis visto la fotografía? Se trata de una de las preciosas sabinas que pueblan el mágico lugar del sabinar de la isla de El Hierro, uno de mis lugares favoritos. Durante los últimos seis años hemos ido conformando un archivo fotográfico con especial atención a la contundente belleza de sus entornos y el espectáculo que ofrece su cielo.

Fuimos de los primeros, hace ya bastantes años junto con Foto24, en impartir cursos de fotografía por tan hermosa isla. Por allí tenemos unos cuantos amigos y seguidores. Una tierra que recomendamos encarecidamente si aún, amigo lector y fotógrafo, no has tenido la oportunidad de visitar. Vendrá un artículo sobre viajes fotográficos donde detallaremos la experiencia y recomendaciones para dicha isla, entre otros.

Las formas que hacen estos legendarios árboles son un manjar para el fotógrafo o el visitante. Fantasear viendo las múltiples formas que pueden ofrecernos es un ejercicio formidable.

En la fotografía vemos a mi aguerrido ayudante alzar la Gloxy Power Blade para iluminar la sabina a una determinada distancia. Justo en el momento en el que el día tocaba a su fin y nos regalaba la llamada hora azul, donde los colores cálidos del ocaso del sol se abrazan con los fríos de la entrada de la noche y sus estrellas. Las formas que hacen estos legendarios árboles, gracias al modelado de cientos de años por el viento, son un manjar para el fotógrafo o el visitante. Fantasear viendo las múltiples formas que pueden ofrecernos es un ejercicio formidable. Dependiendo de cómo te sitúes, la sabina puede ser diferentes cosas. Por ejemplo un dragón chino (sin alas). Su cabeza también nos recordaba a un caballo imponente. Pero con estos árboles unos simples metros arriba o abajo, hacia un lado u otro, cambia radicalmente el concepto.

Trípode Profesional Gloxy GX-T6662A Plus
(5)
Trípode Profesional Gloxy GX-T6662A Plus
  • Altura máxima de 1626 mm (columna central extendida)
  • Con una increíble capacidad de carga de 10 kg
  • ¡Novedad! gancho en la columna central
  • Patas con goma antideslizante + puntas metálicas
  • Rosca universal estándar 1/4" y adaptador 3/8"
  • Rótula con plato de liberación rápida
  • Acopla tu rótula 3/8" en la parte inferior de la columna central

Monté una de mis cámaras Fujifilm X-T1 con el Fujinon 10-24mm f4 sobre el trípode de viaje Vanguard VEO 235AB. Pequeño, robusto y muy útil. Con mando disparador que, aquí cada cual puede usar el que más le guste. Personalmente uso el original de Fujifilm, el RR90, y el Gloxy Met, cuyas versiones para Nikon y Canon me dieron muchas alegrías.

Mando intervalómetro inalámbrico Gloxy METi
(23)
Mando intervalómetro inalámbrico Gloxy METi
  • Nuevo modelo inalámbrico con tecnología infrarroja
  • Mando intervalómetro con función multi-exposición
  • Incluye instrucciones en español y otros 5 idiomas
  • Funciona hasta una distancia de aprox. 5 m sin cable
  • Ideal para fotografía nocturna entre muchas otras...
  • Avisos sonoros, pantalla LED con luz y diseño ergonómico
  • Disponible para Canon, Pentax, Nikon, Panasonic, Sony, Sigma, Olympus, Fujifilm, Samsung y dispositivos iOS.

Le di la Gloxy Power Blade a mi ayudante con su filtro CTO colocado. Con el mando remoto tan útil que trae, a mínima potencia, encendí para iluminar el intervalo que se tarda en dar “ON” y luego “OFF”. La potencia varía de 1 punto a 4 en la barra, donde os puedo asegurar que a máxima potencia te podría llamar la atención más de un piloto de avión.

Gloxy Power Blade con mando inalámbrico

Es importante estudiar y observar la luz debidamente. Con ese conocimiento, el fotógrafo entiende los volúmenes, formas y dirección que alcanza la amada luz para que el motivo a fotografiar resulte lo más atractivo posible.

Con ese segundo de exposición era suficiente para bañar la escena con el ángulo y dirección escogido. Es importante empezar a estudiar y observar la luz debidamente. Con ese conocimiento, el fotógrafo entiende los volúmenes, formas y dirección que alcanza la amada luz para que el motivo a fotografiar resulte lo más atractivo posible. No se trata de echar “un chorro” sinsentido de luz para que veamos más dicho motivo. Aquello que no se ilumina es tan importante como lo iluminado. Insinuar es tan bello –e inteligente– como lo mostrado explícitamente.

En la toma del making of (arriba) cerré más la exposición para no quemar la luz de la Gloxy Power Blade y así indicar el haz que proporciona y su dirección. Como podéis observar, mi ayudante se situó en la pendiente y le dije que elevase los brazos, para así proyectar el volumen en su diagonal ascendente. No quería la luz directa sobre el “dragón”, así que le pedí que rotase el tubo con los leds al punto que éstos miran casi hacia el cielo, y la muñeca de su brazo derecho ligeramente metida hacia dentro.

Con esto lo que pretendía era dibujar los volúmenes del árbol y darle la forma donde resalta más aún la figura que veía del dragón. Observando, uno halla la cola donde parece sentarse, la pata y garra derecha emergiendo desde atrás, el cuerpo en su parte central más ancha, para ir subiendo por el estilizado cuello culminado en la imponente cabeza. El resultado es el siguiente.

Sabina–Dragón (Isla de El Hierro)

Sabina–Dragón (Isla de El Hierro). Foto: ©José Luis Valdivia

Con la exposición más correcta –y abierta– que en la toma del making of, podemos deleitarnos con los preciosos últimos colores de la luz que baña el horizonte por donde el sol parece querer resistirse a marchar. En esta toma final se puede comprobar mucho mejor la intención de la luz. De haberla lanzado directa y frontal el resultado sería mucho más plano y pobre. Observad que donde está situado el ayudante apenas tiene círculo de luz, porque está proyectada hacia arriba. El filtro CTO nos ayuda tamizando un paso entero de luz.  También corrige el tono dominante azul del balance de blancos que tendríamos si no lo hubiésemos colocado. La luz da forma y volumen a partes tan destacadas como la cabeza, la nariz y el ojo, con un resalte de la nitidez en el veteado de la madera que parece una escultura tallada.

Os estaréis preguntando por la luz del ojo. No soy muy amigo de sobrecargar de “colorines” mis fotografías nocturnas. Prefiero algo más elegante que realce o potencie la fotografía en su lenguaje. Recargar por recargar a fin de buscar una inducción estética falsa para enmascararla no me interesa lo más mínimo. El detalle del ojo iluminado para conferirle un aspecto “más vivo” lo conseguí gracias a unas varillas de colores fácilmente moldeables que trajo mi ayudante y que pudimos colocar en numerosas formas para crear un montón de personajes durante aquellos días. Muy baratas y de larga duración su efecto. Tened en cuenta que el tiempo de exposición “manchará” más o menos tanto sea con la Power Blade, como las varillas o cualquier otro objeto de iluminación que utilicéis.

El resultado es el de una criatura que parece un guardián del bosque mientras observa el horizonte. Cada vez estoy más enamorado del bosque, tanto que en 2012 empecé a escribir el guión de una historia inspirada en dicho lugar para rodarla allí. Veremos. Remarcar que la fotografía se ha editado posteriormente su revelado en Camera Raw, para ajustar y recuperar luces y sombras, así como etalonar su color. Unos ligeros ajustes necesarios para equilibrar el conjunto, pero la fotografía salió de cámara aquella tarde de diciembre tal cual.

Para concluir esta primera parte de la Gloxy Power Blade, sirva de muestra dos fotografías a la misma sabina variando la posición del encuadre en busca de nuestro cielo estrellado. Pero con importantes matices en sus parámetros de ejecución.

Sabina-Dragón y sus matices: con luz Gloxy Power Blade y sin luz

En esta fotografía más frontal de nuestro dragón podemos observar la ausencia de la luz (la hay pero nuestro ojo no la capta toda) dándole formas y volumen. Intuimos una silueta, pero no está tan definida ni “resaltado” del resto del paisaje. Las estrellas del cielo se notan movidas y con un pequeño trazo, dado que el tiempo de exposición es de 60” sobre ISO 6400 y un f/4 a 10mm que, en el caso de Fujifilm, al multiplicar por 1,5x de factor de recorte, hablamos de un 15mm. Y sin aparato de seguimiento estelar. El histograma tiende a irse a la subexposición empastando negros y creando más ruido electrónico, obviamente. Añadir que cuanto más angular es una lente menos se nota el trazo en las estrellas y más posibilidades ofrece de hacer exposiciones largas. Sin olvidar su mayor profundidad de campo a igual de diafragma frente a un teleobjetivo.

Sabina–Dragón (Isla de El Hierro) sin iluminar

Dragón sin iluminar (El Hierro). Foto: ©José Luis Valdivia

Encendemos nuestra Gloxy Power Blade de nuevo a mínima potencia y por un corto intervalo de tiempo. El ayudante se ha posicionado más arriba y en línea con lo que llamaríamos “la cola” del dragón. Ha colocado la luz de forma vertical sin quitar el filtro CTO en su brazo derecho y a la altura del pecho. Esto confiere unos volúmenes más contrastados donde se dibuja las formas pero también profundiza en sombras y oquedades del árbol. Esta luz lo separa del fondo como si hubiésemos dado un toque de flash, pero con luz continua. Tenemos la misma ISO 6400 a f4, pero el tiempo ha subido hasta los 80”. Entonces, ¿qué ha pasado con las estrellas que no aparecen movidas?

Fácil explicación. Usando un aparato de seguimiento estelar: la Vixen Polarie (un star tracker) donde tenemos posicionada la cámara y que durante todo el tiempo de exposición ha tratado de evitar el movimiento rotatorio de la Tierra y así verse las estrellas sin trazos. Sin necesidad de una grande y pesada montura ecuatorial propia de los telescopios. El aparato es del tamaño de una cámara de fotos sin lente, y estaba alineado con la estrella Polar. Un apunte importante con el uso de este aparato es que si mostramos paisaje, como en esta toma, se comprobará en la línea del horizonte que lo que no estaba en el cielo, obviamente, sí se ha movido.

Quadralite Stroboss V1 Flash
Quadralite Stroboss V1 Flash
  • Flash compatible con zapatas Canon, Nikon, Sony MIS, Olympus, Panasonic y Fujifilm
  • Crea una luz difusa gracias a su cabezal redondeado
  • Usa su sistema inalámbrico para trabajar sin cables
  • Luz de bastante intensidad con un número guía de 42
  • Permite ajustar la potencia para obtener más o menos intensidad
  • Se recicla rápidamente para trabajar con más rapidez
  • Funciona con una batería de gran duración
  • Ideal tanto para amateurs como para profesionales
  • Con cabezal rotativo para más movilidad

En el caso de nuestro dragón, al darle el toque de luz con la Gloxy Power Blade nada más comenzar la exposición, en el sensor se queda grabado sin apenas notar dicho trazo una vez concluidos los 80”. Evidentemente, aunque sea de forma mínima, movimiento siempre existe. Pero a lo largo de estos años hay un efecto que me gusta mucho usando esta técnica, y que es la sensación tridimensional que queda de los objetos. Si os fijáis, alrededor del dragón hay una silueta negra que no es otra cosa que su propia estela originada en dicho movimiento. Pero como quedó congelado nada más comenzar, el efecto grabado en el sensor es de imagen fija, pero separándolo más del fondo. Si lo hubiésemos hecho en la toma sin luz todo aparecería trepidado con una fea sensación de emborronado.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera

Dragón iluminado (El Hierro). Foto: ©José Luis Valdivia

En cuanto a las estrellas podemos disfrutar en la toma de la constelación de Orión con su famosa alineación de las tres principales del arquero en línea y la brillante Rigel a la derecha. O Adelbarán y Betelgeuse de la constelación de Tauro con sus característicos tonos rojizos, o formaciones de gases más marcadas gracias a lo anteriormente explicado. Entre otras muchas que se ven.

Aquí tenéis una fotografía con la cámara X-T1 y el 10-24mm montado sobre la Vixen Polarie usando doble rótula (la BBH-100 de Vanguard en la Vixen) sobre su trípode con rótula VEO 235AB. Por supuesto iluminado con la Gloxy Power Blade.

Cámara X-T1 sobre Vixen Polarie

Recordad que mover nuestra luz algunos centímetros en según qué situaciones dará resultados y emociones distintas. En la próxima entrega veréis el uso de la Gloxy Power Blade en unas sesiones casuales de posado tipo moda, así como en fotografía social en países como Etiopía. Os esperamos.

Gloxy Power Blade con mando inalámbrico
(37)
Gloxy Power Blade con mando inalámbrico
  • ¡Versión mejorada! Más ligero y manejable
  • Luz contínua sin parpadeos
  • Ideal para trabajos en exteriores y para retratos
  • Hasta 10hs funcionando
  • Incluye cargador para casa y coche
  • Funciona como luz de relleno o lightpainting
  • Sustituye el uso de pesados focos o flashes, es un estudio en tu mochila

Texto y fotos: ©José Luis Valdivia.

Deja tu voto

7 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 7

Upvotes: 7

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escrito por José Luis Valdivia

Fotógrafo, cineasta, articulista y docente. Cursó estudios en Dirección y Producción de Cine y TV, así como áreas de antropología, lenguaje y crítica visual. Es formador de formadores. Fotógrafo Oficial Fujifilm X-Photographer, Vanguard Photo Professional, y durante cinco años el fotógrafo oficial de Samyang en España. Articulista en diversos medios sobre fotografía y cine, como Foto24. Experto y testeador en varios campos de la fotografía y cine. Ganador de premios y nominaciones en cine y fotografía por sus obras de denuncia social y medioambiental. Realizador de publicidad y vídeos musicales. Pionero en introducir la fotografía y crítica de la imagen en varios centros escolares públicos. Sus talleres “La Mirada y el Fotógrafo” recorren desde hace diez años el territorio nacional y europeo, donde su enfoque multidisciplinar le han posicionado como todo un referente. Pendiente de publicar un ensayo sobre la fotografía y dos documentales de cine social, uno sobre la infancia y la discapacidad que es una exposición internacional desde 2013, y otro sobre Etiopía y la vida de un misionero español.

2 Comments

Leave a Reply
  1. Hermoso trabajo , pero tambien podría haber sacado una foto para el dragon de madera, y otra foto solamente para el cielo y superponerlas, evitando la montura usada para evitar el movmimiento de las estrellas

    • Hola Gastón; gracias por leernos y comentar tan amablemente. Sobre su interesante cuestión le respondo. Efectivamente podría sacarse dos tomas como se hacía tiempo atrás para luego realizar un doble revelado o dos fotos para componer una. Personalmente siempre he sido partidario de “una” sola toma y evitar trucajes o montajes. Pero ante lo que cita de “evitar” el movimiento no es del todo correcto: la montura compensa el movimiento de la Tierra. Si prescindo de ella aunque solo sea para sacar lo toma en el cielo, como comprenderá el trazo no se evita, máxime si el tiempo son tan largos como los que usé. Para ello debería realizar los famosos apilamientos usando muchas tomas de cortas exposiciones y así componer una sola sacando la información. Como detallo en el post se trata de un trabajo en el cual me esfuerzo en que en una sola fotografía sea capaz de sacar mucha información de cielo, evitar trazos, iluminar correctamente el motivo, y tratar de minimizar la trepidación propia. Luego, gracias a los nuevos algoritmos de los programas de revelado, la capacidad para extraer “toda la chicha” del RAW es un auténtico manjar actualmente. Saludos y buenas fotos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.