Gloxy Z: un cabezal y soporte de gran versatilidad

Con el tamaño de un posavaso de ancho y un poco menos de dos dedos de alto, en su forma compacta, el nuevo cabezal de Gloxy, el Gloxy Z, me ha sorprendido gratamente, permitiéndome realizar tiros, que con otros cabezales serían muy difíciles, por no decir imposible, de forma rápida y sin tener que estar cambiando de accesorios.

Gloxy Z

 

Posibilidad de múltiples ángulos sin cambiar de rótula

Gloxy Z

Lo que hace tan especial a este cabezal, es su tecnología centrada en dos ejes, los cuales te permiten mover la plataforma superior, donde se posiciona tu cámara, y colocarla en cualquier ángulo, sin problemas de aguante o de posición.

Es decir, si necesitas conseguir un plano inclinado y luego necesitas realizar una fotografía en vertical, con este Gloxy Z puedes hacerlo de forma rápida y sencilla, gracias a su conexión de configuración libre para tu cámara que te permitirá moverla solo desaflojándolo un poco.

Gloxy Z

Esto es esencial para no tener que estar cambiando de accesorio, cada dos minutos, coguiendo otro trípode, u otra rótula para realizar una fotografía, que es lo que más rabia da, por lo menos a mí.

Lo que me hizo ver lo útil que era este Gloxy Z, fue con la fotografía macro y la rapidez que me da para cambiar de un tiro, con un ángulo común, a un ángulo cenital, (que sería el ángulo que utilizo para mis macros), sin necesidad de un trípode de columna invertible o de minitrípodes.

Gloxy Z

Colócalo en cualquier posición, sea nadir o cenital, inclinado o simplemente consiguiendo una visión más alta, sin necesidad de tener que subir las patas de tu trípode.

 

Versatilidad

Ya sea para vídeo o fotografía, este cabezal Gloxy Z nos permite configurar en tan solo unos segundos la posición y angulación de nuestra cámara, consiguiendo así, algo que no te permitían otros cabezales o incluso otras rótulas, ya que si eres de los que no se centra en un tipo de fotografía, o si eres camarógrafo, sabes que después de un tiro, viene otro totalmente diferente.

Gloxy Z

Lo que te da este cabezal es que no tengas que llevar a tu puesto de trabajo más de una rótula, haciéndote ahorrar mucho trabajo, y porque no, también dinero.

 

Portátil

Con un peso de 380 g, que comparado con otros cabezales, podríamos decir que está en la media de peso, aunque nos ofrezca el doble. Su peso viene dado a que está realizado en metal ligero, haciendo de él, un robusto compañero, a la vez que portátil.

Con una capacidad de 3 kg, pudiendo montar encima tu DSLR o CSC sin problemas, el Gloxy Z cuenta con 5 conexiones laterales, para colocar cualquier tipo de accesorio, un flash, un micro, antorcha o lo que se te ocurra. Cuenta con dos conexiones de ⅜” y ¼” en un lateral y 3 más de ¼”, ⅜” y ¼” en su otro lado, teniendo donde elegir.

 

Compatible con cualquier soporte o superficie

Con conexión para trípode de ⅜” y de ¼” por si quieres posicionarlo en un trípode o en un cabezal, incluso, puedes ponerlo directamente sin un apoyo, ya que cuenta con una tira inferior, de goma antideslizante, para apoyarlo directamente en una superficie plana.

Esto es otra cosas de las que me han llamado la atención del Gloxy Z, su portabilidad, ya que te permite llevarlo siempre encima, incluso sin necesidad de llevar trípode, y colocar tu cámara en cualquier superficie, siendo ideal para los que graban vlogs de viajes o vídeos en cualquier lugar.

Aunque claro no todo iba a ser bueno, el inconveniente que surge en este apartado, en el que colocaríamos nuestra cámara directamente en una superficie plana, al no contar con una conexión que te permita agarrar el soporte para colocar la cámara en cualquier posición.

Es decir, cuando coloques tu cámara en una superficie plana, solo podrás posicionar la cámara en ángulos que entren dentro del punto de gravedad del Gloxy Z. Pero no te preocupes, porque esto solo excluye los ángulos cenitales, por los demás estás cubierto, pero recuerda, siempre manteniéndolo en su centro de gravedad.

 

Conclusiones sobre el Gloxy Z

Gloxy Z

Como conclusión, decir que yo a partir de haber probado este cabezal y haber conseguido grabar algunos planos que me parecían imposibles de conseguir en tan poco tiempo, o sin cambiar de trípode, el Gloxy Z me ha dado una libertad que no he conseguido con otras rótulas.

Claro está que no se puede usar con cámaras de gran tamaño como una videocámara profesional, pero si eres usuario de CSC´s profesionales o DSLR´s medianas, podrás colocar tu cámara sin problema.

Gloxy Z

Con un precio muy inferior a los productos similares, costando unos 39,99€ y contando con más características que los demás, para mi opinión, es una inversión muy rentable.

Si ya has obtenido un Gloxy Z o lo vas a obtener, no dudes en consultar en las redes y plataformas cualquier duda y en compartir tu experiencia.

Deja tu voto

6 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 6

Upvotes: 6

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escrito por https://blog.foto24.com/author/carlos-garcia-robles/

Joven multiusos, amante del cine y del mundo audiovisual en general, siempre dispuesto a aprender, interesado en todo lo nuevo. Antes de decir que no sé hacer algo, lo hago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *