Cómo hacer fotos de bebés en estudio… en el salón de casa (I)

En primer lugar, si has sido padre o madre hace poquito… ¡Felicidades! O tío, o abuela… Sea como sea, la llegada de un bebé a casa suele ser motivo de alegría y, si hay un fotógrafo en la familia, una musa de primer orden. Pero no te frustres si no logras las fotografías del recién nacido que te gustaría: hacer fotografías de bebés no es sencillo, aunque tampoco tan complicado. Sólo tienes que conocer algunos aspectos como qué luz emplear, cómo preparar el espacio y cómo aprovechar tus recursos, que seguro que son más que suficientes para lograr imágenes que podrían parecer tomadas en un estudio. En este post te contamos cómo hacer fotos de bebés en tu casa una sesión de bienvenida al nuevo miembro de la familia (sesiones new born), de manera sencilla y, sobretodo, ¡segura! En esta primera entrega explicaremos cómo preparar el espacio, crear tu set, iluminar la escena y qué equipo necesitas. En el siguiente, cómo abordar la sesión, ejecutarla y algún consejo de edición.

Nueva musa en casa

Creo que a muchos padres o madres fotógrafos nos pasa que, ante la llegada de nuestro retoño, nos falta disco duro para guardar todas las imágenes que tomamos del recién incorporado. De hecho, en mi caso es como entré en el mundo de la fotografía de recién nacidos (o sesiones new born, como se las suele conocer). De entrada, uno toma fotografías en todos los momentos, posiciones y situaciones, pero no es sencillo lograr imágenes que hagan justicia a la ternura y belleza que desprenden los pequeños modelos: fotos movidas, gesticulando de manera poco favorecedora, muy planas… De hecho, la fotografía de bebés puede ser una modalidad de lo más frustrante y, cuando intentas hacer una sesión seria de recién nacidos, entiendes por qué a los ojos de un neófito las tarifas de los fotógrafos profesionales pueden parecer elevadas por un pack de 12 fotos, pero no lo son en absoluto. Y es que detrás hay mucho trabajo, conocimientos, gracia y sobretodo… ¡Paciencia!

cómo hacer fotos de bebés

De todos modos, con un poco de oficio se puede realizar uno mismo una sesión de recién nacidos en casa y lograr imágenes de nivel altísimo que no dejarán indiferente a nadie y que os permitirán recordar los primeros días del bebé. Cuando son tan pequeños, los niños cambian rapidísimo, por lo que es fantástico tener algunas imágenes bonitas de esta edad para poder recordar estos días, incluso como regalo para el adulto en que se convertirá.

A continuación os relataré los pasos que podéis seguir para lograr imágenes en casa como la de la cabecera de este post o la que aparece a continuación:

Ante todo… ¡Seguridad!

Quiero empezar por lo que para mí es más importante. Los bebés son delicados, frágiles y no todo les gusta. Y hay que tratarlos siendo conscientes de ello. Es vital que ante todo estemos seguros de lo que hacemos, que el bebé está tranquilo y que no sufra, ni tan siquiera, incomodidades. Los primeros días de vida son un reto para un bebé. Imagínate, 9 meses calentito y tranquilo en la barriga de mamá y de repente sales a fuera donde hace frío, todo es nuevo, diferente… Y sólo falta que venga alguien a trastearte y ponerte en poses raras e incómodas.

Trípode Profesional Gloxy GX-T6662A Plus
(5)
Trípode Profesional Gloxy GX-T6662A Plus
  • Altura máxima de 1626 mm (columna central extendida)
  • Con una increíble capacidad de carga de 10 kg
  • ¡Novedad! gancho en la columna central
  • Patas con goma antideslizante + puntas metálicas
  • Rosca universal estándar 1/4" y adaptador 3/8"
  • Rótula con plato de liberación rápida
  • Acopla tu rótula 3/8" en la parte inferior de la columna central

¡No! Esto se traduce en que hay que tratar al bebé con respeto, cuidado y sobretodo con mucho amor, que es lo que más necesita estos primeros días de vida. Por ello quiero resaltar algunos aspectos obvios a tener en cuenta pero que deben aparecer siempre en una guía para trabajar con recién nacidos.

  • Siempre debe haber un adulto al lado del bebé para asegurarse de que está bien y especialmente evitar riesgos de caídas. Aunque parece que no se mueven… te aseguro que lo hacen. Así que debe haber alguien controlando al bebé y estar sólo pendientes de eso. Tú, o alguien más, te puedes encargar de la luz, del atrezzo y del resto de detalles.
  • Aunque hayas visto fotos de bebés en poses monísimas (aguantándose la cabecita con sus manos, colgados en un columpio, o en un brazo de los padres…) no intentes poses extrañas o forzadas con el bebé. Lo más fácil es que no le gusten y que le pongas en peligro. Los fotógrafos que toman estas imágenes son profesionales y (deberían estar) formados en cómo tratar a los bebés. Además, muchas de las fotografías de bebés en estas poses tienen “trampa”, es decir, suele haber un adulto manteniendo la pose con sus manos, manos que después se hacen desaparecer con Photoshop, o bien se borra el suelo o el fondo… En muchas de estas ocasiones, la imagen final es la suma de varias. Simplemente escribe “newborn photography safety” en google imágenes y verás cientos de ejemplos de lo que te comento.
  • Sin llegar al extremo del punto anterior, si intentas ponerle en una posición, aunque no parezca forzada y el bebé se queja, no sigas. Simplemente, todos tenemos algunas cosas que no nos gustan. Ninguna fotografía merece hacerle pasar un mal rato a un bebé.
Mando intervalómetro inalámbrico Gloxy METi
(22)
Mando intervalómetro inalámbrico Gloxy METi
  • Nuevo modelo inalámbrico con tecnología infrarroja
  • Mando intervalómetro con función multi-exposición
  • Incluye instrucciones en español y otros 5 idiomas
  • Funciona hasta una distancia de aprox. 5 m sin cable
  • Ideal para fotografía nocturna entre muchas otras...
  • Avisos sonoros, pantalla LED con luz y diseño ergonómico
  • Disponible para Canon, Pentax, Nikon, Panasonic, Sony, Sigma, Olympus, Fujifilm, Samsung y dispositivos iOS.

Al final, se trata de tener sentido común y anteponer, por encima de todo, el bienestar del pequeño. Intenta poses sencillas, naturales. Las imágenes serán igualmente fantásticas y los dos estaréis mucho más tranquilos.

como hacer fotos de bebés

Foto de Chasity Brighton

Preparando el set

Para preparar el “estudio”, los requisitos son sencillos. Para soportar al bebé hay varias opciones para utilizar como base. Si disponéis de un puf grande (lo suficiente para dejar en él al bebé de manera segura, de 90 cm de diámetro como mínimo), una posibilidad es cubrirlo con unas mantas o una sábana blanca que hará las veces de fondo. Para sujetar la sábana como fondo podéis utilizar lo que os venga bien: algún trípode que tengáis, dos sillas, el sofá… Lo bueno de los bebés es que son muy pequeños por lo que nos podremos acercar bastante y por lo tanto no precisaremos un gran fondo para que la fotografía quede bien.

Gloxy GX-F1000 Flash TTL HSS Wireless Maestro y Esclavo
(43)
Gloxy GX-F1000 Flash TTL HSS Wireless Maestro y Esclavo
  • Compatible al 100% con cámaras Nikon y Canon
  • Mejor relación calidad-precio del mercado, avalado por expertos del sector de todo el mundo
  • Sistema de radiofrecuencia 2.4G, Número de guía a 58 (ISO 100, 180mm), HSS: sincronización de alta velocidad 1/8000s
  • ecarga en 2 segundos, el más rápido, no pierdas tu foto
  • Flash maestro inalámbricos TTL, esclavo y estroboscópico
  • Preparado para realizar disparos en ráfaga
  • Permite conectar a la batería externa Gloxy GX-EX2500
  • Sincronización con la segunda cortinilla
  • Incluye GRATIS: 20 geles de color, estuche, pie y difusor
  • Consigue un flash profesional al precio de uno barato. Te servirá tanto si eres principiante como si eres un profesional

Otra opción es coger el moisés que la mayoría de padres tienen, y llenarlo de toallas para que el bebé colocado encima sobresalga. Para el fondo, solo hay que sujetar de algún modo una sábana o tela del color deseado detrás. Una última opción que os propongo es utilizar el sofá, sobre todo si disponéis de uno de esos tan habituales cuyos cojines pueden abrirse y sobresalen. Ah! Y cómo última capa de la base recomiendo poner un empapador con un lado impermeable o similar. A estas edades tenéis muchas probabilidades de que el protagonista haga sus necesidades durante la sesión, así que con el empapador os ahorráis que se manche todo lo que haya debajo.

set_como_fotografiar_bebes

A continuación, y para tapar la base que hemos preparado, podremos colocar la manta o la tela que queremos que se vea en la fotografía y sobre la que será colocado el bebé. Cubrimos con ella el soporte escogido. Según qué decidamos y cómo la coloquemos, esta tela o manta puede utilizarse también como fondo. Y ya está listo el set. En la fotografía inferior podréis ver un set “casero” que preparé para ilustrar este post. En este caso, la base equilibrada la proporcionaba el moisés de la niña, relleno de toallas y mantas. La manta, calentita y aterciopelada, se elevaba suavemente de manera que hacía de fondo de la imagen.

Clampod Takeway T1
(178)
Clampod Takeway T1
  • Agarre extremo y gran resistencia, soporta 40kg
  • Clampod: minitrípode articulable todoterreno
  • Se agarra firmemente a cualquier superficie
  • Ideal para deportes extremos, grabaciones en movimiento
  • Úsalo con cámaras réflex, compactas, smartphones
  • Adaptadores opcionales para Tablets y GoPro
  • "Selfies" y grabaciones en cualquier lugar y momento

Para sujetarla, simplemente utilicé dos sillas, dos trípodes y media docena de pinzas. Como podéis observar, no hace falta nada del otro mundo para lograr un set efectivo. Evidentemente, el fondo debe estar orientado hacia la ventana.

Set para fotografiar bebés

De nuevo, la seguridad es importante. Antes de continuar deberemos asegurarnos que la base está equilibrada, es suficientemente ancha y es estable.

Por último, pero no menos importante, es necesario que podamos tener el espacio escogido muy calentito. Si lo hacemos en casa esto no suele ser un problema, pero no debemos olvidarlo. Seguramente querramos tomar fotografías a nuestro bebé desnudo, por lo que sobretodo no debe pasar frío. Se recomienda que la habitación debe estar a unos 25ºC para que el recién nacido esté a gusto. Tener un calefactor de aire encarado hacia el set puede ayudar a que el bebé esté la mar de gusto. Eso sí, los adultos que estén tomando las fotografías… ¡corren riesgo de sudar!

Iluminando la escena

Como ocurre casi siempre, la clave de una fotografía es una buena iluminación. Normalmente buscamos fotos de bebés delicadas, a menudo en clave alta, y que transmitan esa paz, serenidad y ternura que nos genera mirar a los recién nacidos. Esta sensación nuestros cerebros la suelen asociar a una luz suave y moderadamente intensa que es la que tendremos que buscar para nuestra sesión.

Flash TTL Meike MK-320
(8)
Flash TTL Meike MK-320
  • Flash ultracompacto, mucho más práctico
  • Para Canon, Nikon, Sony, Fuji, Panasonic y Olympus
  • Trabaja con modo TTL, manual y estroboscópico
  • Gran potencia e iluminación, número de guía 32
  • Cabezal giratorio, ángulo de inclinación de -7 a 90º
  • Pantalla LCD y 8 botones, para un uso más intuitivo

Esto significa que al preparar la zona de trabajo tenemos que fijarnos en que las sombras que se generen sean muy difusas y que la iluminación del área de interés sea homogénea. Para ello, no hará falta que dispongáis de flashes caros de estudio ni mucho espacio, utilizaremos una fuente de luz abundante, económica e ideal para fotografiar recién nacidos: la luz natural. Es decir, como fuente de iluminación utilizaremos una ventana, la puerta de un balcón o lo que tengamos en casa. Cuanto más amplia y luminosa, más nos facilitaremos la iluminación y, por lo tanto, la calidad del trabajo.

La opción de trabajar con flash en principio la descartamos. Para lograr una luz suave como la que queremos y que el flash no moleste al pequeño necesitamos grandes difusores que ya complican el asunto. Así que adelante con la ventana.

Como hacer fotos de bebés

Foto de Thabita Blue

Para definir la sesión es muy útil que os fijéis en cómo cambia la luz que entra por la ventana escogida a lo largo del día y así determinéis la mejor hora para empezar la sesión. De todos modos, tened en cuenta que la sesión se puede alargar bastante, ya que hay que ir al ritmo del modelo, así que dentro de lo posible es mejor hacerla por la mañana, o no muy tarde, para que no varíe tanto la iluminación y poder terminar en una sola jornada. Además, y por norma general, los bebés suelen estar más tranquilos las primeras horas del día que por las tardes.

También hay que destacar que no interesa que la luz del sol incida directamente sobre el set. La luz del sol es muy dura y nada favorecedora para resaltar la delicadeza del rostro de un bebé. Por lo tanto, incluso si no llega luz solar directa, para ayudar a suavizarla puede ser necesario colocar una cortina translúcida que actuará como un enorme difusor y nos creara un ambiente idóneo.

Otro aspecto importante para montar el set es cómo colocaremos al bebé en relación al sentido de la luz que llegue de la ventana. Lo ideal es evitar que la luz le entre de abajo a arriba, ya que nuestro cerebro no está acostumbrado a las sombras encima de la nariz o los ojos y les parecerá antinatural. Como ejemplo, la fotografía que aparece a continuación se realizó con una iluminación de este tipo (contrapicada), creando unas sombras bastante antiestéticas.

Cómo hacer fotos de bebés

Tampoco recomiendo que la luz ilumine de manera totalmente frontal al bebé. Esto provoca muy pocas sombras y por lo tanto muy poco volumen. Como resultado tendremos una imagen muy plana y menos interesante. Mi recomendación es intentar que la luz que entra por la venta incida desde arriba pero no en posición cenital (0º) si no inclinado unos 45º-60º. Así también tendremos cierto margen para no interponernos entre el bebé y la luz y minimizar el problema de crear sombras extrañas en la fotografía.

Sesiones de fotos con bebés

Ejemplo de colocación del bebé respecto a la luz de la ventana para lograr una iluminación natural y armónica.

Por último y para aprovechar al máximo la luz que nos llega, cuanto más cerca de la ventana pongamos al bebé, mejor.

Equipo fotográfico recomendado

Pues bien hace falta una cámara, un objetivo… y poco más. ¿Cuáles? Pues seguramente, con los que tienes, es más que suficiente. Evidentemente, cuanto mejor sea el objetivo, más sencillo será nuestro trabajo y más opciones creativas tendremos. La propuesta es trabajar con luz natural, por lo que seguramente, como no queremos luz directa no iremos muy sobrados de luz. Además, seguramente nos gustará buscar una profundidad de campo no muy grande, para poder jugar con el desenfoque y centrar la atención en aquello que queremos destacar, el bebé. Además, con una profundidad de campo pequeña también lograremos que el fondo se difumine muy rápido, ya que estará muy cerca. Por lo tanto, y según todo esto, para muchas fotografías un tele corto con una buena luminosidad puede ser una opción fantástica. Quizás un 100 f/2.8 es un objetivo muy adecuado, ya que es un tele que no deforma demasiado y lo suficientemente largo para no tener que estar encima del bebé con lo que trabajaremos de manera más cómoda.

Otra opción que funcionará muy bien y que muchos fotógrafos tendrán es un 50mm f/1.4 o f/1.8. Es un objetivo muy asequible y nos permitirá un gran desenfoque que brinda muchísimas opciones creativas. Como se dice a menudo, para retratos no se acostumbra a recomendar objetivos por debajo de los 50mm y menos si, como es el caso, nos vamos a acercar mucho al modelo ya que seguramente vamos a deformar demasiado la perspectiva, resultando poco favorecedor.

Otro aspecto del objetivo que nos dará mucho juego es que disponga de macro o, como mínimo, de una distancia corta de enfoque. De esta manera, podremos aprovechar para fotografiar partes del recién nacido e inmortalizar así esos detalles tan fascinantes y que cambiarán tan rápido: esas manitas, la nariz, los pies… Además así también podremos aprovechar tiempos “muertos” en que el bebé esté en brazos de alguien, esté en posiciones menos fotogénicas o quizás no esté dormido del todo y, por lo tanto, se mueva más de lo que necesitamos. Fotografiar un detalle de manera armoniosa siempre es más fácil que lograr una fotografía del todo.

Detalles en fotografías de bebés

Atrezzo

Aunque alguno de los elementos que citaré no entran mucho en mi gusto particular, es muy común utilizar varios accesorios de attrezzo para dar ambiente o el tono deseado a la fotografía:

  • Mantas: donde situaremos al bebé y que nos darán la tonalidad a la imagen. Las hay de muy distintos tipos. Interesa que sean monocromas, sin estampados coloridos para que en la fotografía no resten protagonismo a los bebés.
  • Chales (wraps): telas muy utilizadas para envolver al bebé y que se suelen usar al inicio de la sesión, ya que al bebé le suele gustar sentirse caliente y arropado y con estas gasas es muy sencillo de lograr.
  • Pieles sintéticas: comunes para rellenar otros accesorios muy habituales como cajas, cestas, etc.
  • Gorritos, cintas… y mil elementos que podamos imaginar.

Cuando te decides a utilizar muchos de estos accesorios, cómo combinarlos es, en gran parte, el mérito del fotógrafo para lograr crear una imagen armoniosa. Aquí prácticamente nos situamos más en lo que sería la creación de un bodegón que de un retrato. Es clave saber jugar con los colores y tonos de los elementos para lograr una imagen redonda. Por Internet podremos encontrar cientos de estos accesorios de variados precios, desde creaciones artesanales hechas a mano a otros que se venden en conocidas páginas al por mayor donde podemos comprar de cien en cien.

Resumiendo…

Realizar una sesión a un recién nacido en casa, si queremos lograr fotografías limpias y pulidas no es complicado pero sí muy laborioso. En primer lugar, debemos disponer de una ventana o puerta amplia y muy luminosa que nos sirva de fuente de iluminación natural. A continuación, debemos crear una base sólida, segura, mullida y cómoda donde situaremos al bebé. Caldearemos el ambiente, escogeremos los accesorios más adecuados… y listo. Ya sólo nos faltará disponer de una cámara para tomar las fotos, a poder ser con un objetivo luminoso de y de más de 50mm. ¡Y estaremos listos para la segunda parte de este post! Aunque debo contaros un secreto, lo explicado hasta ahora… ¡es la parte sencilla! Así que, ¿cómo lo veis? ¿Tenéis algún consejo para preparar el espacio de una sesión tan especial como esta? Y cómo no, os invito a leer la segunda parte para conocer cómo terminar la sesión.

Deja tu voto

74 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 100

Upvotes: 87

Upvotes percentage: 87.000000%

Downvotes: 13

Downvotes percentage: 13.000000%

Escrito por Nardi Bayarri

Formado como fotógrafo en Fotoespai BCI, y formado también como teatroterapeuta, busco imágenes de personas para personas, de instantes, de encuentros, de emociones, de sueños, de viajes, de almas. Especializado en retrato y con amplia experiencia docente, me encanta transmitir mis conocimientos y vivencias en este campo.

6 Comments

Leave a Reply
  1. MUY BUENA LA EXPLICACIÓN DE LAS FOTOS DE BEBES ESTOY CON UN PROYECTO DE BOOKS PARA BEBES Y REALMENTE ME HA AYUDADO MUCHO EL CONSEJO
    GRACIAS

    • Buenos días Raúl, el tamaño del set deberás decidirlo tú, dependerá de cómo sea el bebé y tru zona de trabajo, lo que sí es cierto que cuanto mayor sea, más cómodo se sentirá el bebe y más fácil será para ti trabajar 🙂 Saludos!

    • Sólo añadir, como comento en el post, que el tamaño de un moises es suficiente para hacer bastantes cosas. Si tienes un puf, con uno de 80cm tambien podràs trabajar, aunque mejor de un metro.

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.