Cómo hacer fotografías HDR en blanco y negro

hdr en blanco y negro

Siempre que hablamos de HDR se nos vienen a la cabeza esas imágenes llenas de color, pero ¿habéis probado hacer fotografías HDR en blanco y negro? Los resultados os sorprenderán. Aquí os dejo una serie de consejos para conseguir los mejores resultados y tres diferentes formas de realizarlos.

Cómo hacer fotografías HDR en blanco y negro

Todos sabemos que es una fotografía HDR, pero por si no lo tenéis muy claro aún, os dejo un par de artículos donde expliqué hace ya unos meses cómo se toman y cómo se procesan las fotografías de Alto Rango Dinámico en color.

Antes de empezar vamos a dar una serie de consejos que tendrás que poner en práctica a la hora de hacer las tomas de fotografías para componer, tanto HDR normales, como en blanco y negro. Estos consejos nos permitirán componer el HDR con la mayor calidad posible.

“Cuando hablamos de fotografía HDR en blanco y negro incluimos las fotografías monocromáticas con “virados”, por ejemplo a Sepia, etc”

Evidentemente esto siempre es importante, pero en las tomas en blanco y negro, será esencial. Al no haber colores, nuestro espectador se detendrá a analizar con más detenimiento la nitidez, los matices de grises, la iluminación, el contraste. Se suele decir que en la fotografía en blanco y negro (byn) se profundiza en el alma de nuestra foto ya que se prescinde de la ornamentación cromática. Por todo ello os aconsejo seguir estos consejos para maximizar la calidad de nuestro HDR monocromático puesto que es bastante más exigente.

El proceso de captura ya quedó explicado en los artículos anteriores, por lo que nos vamos a centrar ahora en los métodos de generación de los HDR Monocromáticos o HDR en blanco y negro.

Método 1: Conversión a blanco y negro de un HDR a color

Este es el método más sencillo, pero también el que nos da unos resultados menos interesantes. Para ello convertiremos a blanco y negro nuestra foto HDR a color usando cualquiera de los métodos existentes para ellos. Métodos hay tantos como fotógrafos, próximamente escribiré un articulo explicando los mejores pero creo que aquí no es el momento puesto que haríamos un articulo demasiado extenso y nos saldríamos del principal objeto de este artículo.

“Partimos de un HDR a color y lo convertimos a blanco y negro”

Aun así os recomendaré una conversión muy interesante y rápida que se realiza con Photoshop utilizando una capa de ajuste de Mapa de Degradado con el color negro de Primer Color y el Blanco de Segundo.

En las opciones marcáis la casilla de Tramado.

Y si el resultado empasta las sombras o las luces, haciendo clic en el degradado podemos ajustar el punto central a derecha a izquierda para adaptar los medios tonos.

Aunque este método es rápido y cómodo los resultados no son nunca espectaculares porque trabajamos con la imagen fuera del entorno del HDR. Lo que quiero decir es que ya tenemos la fotografía convertida a Tiff de 16 bits y no trabajamos con los 32 Bits que tiene en total una foto HDR, desaprovechando la característica principal de este tipo de fotografías.

Método 2: Convertir a blanco y negro directamente en el programa de generación de HDR

A su vez, este método consta de dos posibles opciones:

La primera, más rápida y sencilla, si usamos por ejemplo Photomatix para generar el archivo HDR, podemos usar algunos de los “Presets” para convertir la foto a HDR en blanco y negro.

“Hemos utilizado Photomatix para convertir la foto a HDR y hemos usado un Preset Prestablecido monocromático”

La segunda y más interesante, se basaría en realizar los ajustes “a mano” configurando todos los parámetros a nuestro gusto y desplazando al mínimos los controles de saturación.

Ahora podemos usar el método de Exposure Fusión, que da unos resultados más realistas.

“Con el método de Exposure Fusión obtenemos imágenes más cercanas a la realidad”

O bien podemos usar el método Tone Mapping, con el que conseguiremos la típicas imágenes HDR con más detalles, más intensas… bueno aunque no me guste decirlo así: “Más HDR…”

“El método del Tone Mapping es el típico método que se usa en fotografía HDR y que genera esos resultados tan queridos para mucho y odiados para tantos otros”

Con este método tendremos un control más preciso del HDR, de los tonos y del contraste. Podemos aumentar el detalle y conseguir un efecto “fuerza” que va muy bien con los blancos y negros.

“Generado el HDR siempre podemos reorganizar las luces y sombras con Photoshop para dar, dentro de este “mundo irreal”, un poco de sentido a la iluminación de nuestra foto”

El resultado será un HDR en blanco y negro aún más potente que con el método anterior, además de poder hilar muy fino con todos los niveles de iluminación.

Método 3: Convertir las fotogramas a blanco y negro previamente mandarlos al programa para HDR

Para ello suelo usar Lightroom y aplico una conversión “sincronizada” a blanco y negro a todas las capturas que van a formar parte del HDR.

“Con Lightroom hago una conversión a blanco y negro de uno de los fotogramas y después sincronizo los ajustes convirtiendo todas aplicando los mismos parámetros”

El resultado es muy interesante, ya que genera un HDR totalmente diferente a lo esperado. Además considera la foto como a color, con lo que podemos conseguir no solo HDR en blanco y negro, sino una serie de “virados” interesantes usando los controles de Temperatura y Saturación.

“Hemos dado un tono frío (azulado) reduciendo a -2,3 el deslizador de Balance de Blancos”

En mi opinión este es el método con el que consigo resultados más interesantes, sobre todo con más fuerza, y la opción de sacar tonos sepias con diferentes intensidades también dota a este método de un plus respecto a los otros dos.

“Con este método consigo unos “virados” muy interesantes que enriquecen aun más el tono del blanco y negro”

Finalmente me puedo llevar la foto a Photoshop y con unas capas de curvas o niveles puedo redistribuir la iluminación generando, igual que hicimos antes, una imagen más real.

Con este método los resultados son espectaculares y es mi favorito por todo lo explicado anteriormente.

“El resultado final es mucho más intenso que si hubiese realizado una única fotografía y la hubiera convertido a blanco y negro” 

Estos son los métodos de trabajo que existen para trabajar con fotografía HDR en blanco y negro. Pero además hay que tener en cuenta estos siete consejos en la captura de los fotogramas que componen nuestro HDR, ya sea en color y especialmente para blanco y negro, pues conseguiremos mejores resultados. Tener una materia prima no nos va a asegurar obtener un mejor resultado final, pero ayuda muchísimo.

1. Usa un buen trípode

Uno de los problemas más habituales que nos generan las fotografías HDR es que si disparamos a pulso, por muy bueno que seas siempre sufriremos pequeños desajustes de la posición que nos generará halos en el HDR. Estos movimientos harán que el resultado sean imágenes poco nítidas y con unos halos no deseados. En las fotografías HDR en blanco y negro parecerá aún más que la foto está borrosa y posiblemente que falta de nitidez, por lo que el uso del trípode es fundamental.

2. Trabaja con un disparador remoto

Aún disparando con el trípode es muy recomendable usar un disparador remoto ya que cuanto menos toquemos la cámara mejor. Existen disparadores a distancia que tienen funciones para HDR, a parte de intervalómetro. Estos nos dan más y mejores opciones, sobre todos si prescindimos de cableado y otros elementos.

3. Prueba a usar un filtro ND de 128 o incluso más

Esto nos va a permitir usar tiempos de exposición largos, lo que nos ayudará a reducir el numero de “fantasmas” en las tomas. Como ya expliqué en otros artículos, este efecto fantasma se produce por elementos que se mueven en nuestro encuadre, como personas paseando, coches u otros elementos. Con una larga exposición estos, poco a poco se irán desvaneciendo en nuestras tomas, sobre todo cuando generemos la imagen HDR en blanco y negro.

4. Trabaja con el menor ruido posible

El tratamiento digital de una imagen HDR en blanco y negro es muy duro y posiblemente aumentará el ruido en zonas conflictivas, por lo que es recomendable bajar la sensibilidad ISO.

5. Dispara a Hiperfocal

Para poder tener la mayor profundidad de campo. Así podemos conseguir una imagen con el mayor rango dinámico y el mayor enfoque posible por lo que nuestras fotos quedarán espectaculares. Para ello recomiendo usar lentes como los objetivos Irix porque llevan las marcas de hiperfocal grabadas en el anillo de enfoque,  ganando velocidad en la preparación de las tomas y una agilidad que siempre es necesaria, sobre todo en la toma de fotos para HDR. Si quieres conocer en profundidad el funcionamiento de las marcas que hay en el barril de los objetivos Irix, no te puedes perder este artículo.

Irix Blackstone y Firefly

6. Realiza el mayor numero de tomas posibles con la mínima separación entre velocidades de exposición posibles

Con ello conseguiremos transiciones más suaves entre las diferentes zonas de iluminación. Para que no tengas problemas, te recomiendo usar tarjetas de gran capacidad y sobre todo de gran velocidad de grabación para no colapsar los buffer de nuestras cámaras y tener problemas con el flujo de datos.

7. Haz una medición de la exposición de la toma

Para ello debemos medir en las luces más altas y en las sombras más profundas. Lo ideal sería poder usar un fotómetro con luz incidente para tener mayor precisión. A falta de fotómetro podemos medir con el exposímetro de nuestra cámara en modo puntual. De esta forma aunque midamos de manera reflejada obtendremos valores con la precisión suficiente para establecer los limites mínimos y máximos de nuestras exposiciones. Si quieres conocer cuáles son las aplicaciones prácticas de un fotómetro de mano con ejemplos reales no puedes perderte este artículo.

La fotografía HDR bien realizada aporta grandes satisfacciones al fotógrafo independientemente de su nivel. Con el HDR en blanco y negro multiplicamos la posibilidades creativas de esta técnica fotográfica y conseguiremos no dejar indiferentes a nuestro público.

Deja tu voto

28 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 34

Upvotes: 31

Upvotes percentage: 91.176471%

Downvotes: 3

Downvotes percentage: 8.823529%

Escrito por Alberto Bouzón

Enamorado de la Fotografía y Vídeo Digital, de la edición y procesado de la imagen. Profesor de Educación Secundaria en Tecnología, entusiasta de la Robótica educativa y el uso de la TICs. Multitud de cursos, talleres y jornadas realizados como docente y discente.

5 Comments

Leave a Reply
  1. No tiene que ver mi pregunta con el blogs anterior que como siempre son tan buenos que me los devoró, sino con una nueva cámara de Sony que está en preventiva. Es la Alhambra full frame 35mm a 7RIII con enfoque automático ILCE- 7RM3
    La han probado?
    Saludos desde Buenos Aires

  2. Hola Alejandro, personalmente no he tenido la oportunidad de probarla aún. Pero si te puedo decir que estás hablando de unas de las cámaras más modernas y con la tecnología fotográfica más avanzada. También debes de tener en cuenta que esas características la convierten en una cámara de un precio sobresaliente. Como siempre, recomiendo sopesar los pro y los contras y buscar el mejor equipo que se adapte a NUESTRAS PROPIAS NECESIDADES y no invertir de más en el cuerpo de la cámara e invertir más en las ópticas. Encontrar el equilibrio, desde mi punto de vista, es lo más adecuado.

  3. Muy buen post. La verdad es que no se me había ocurrido usar el HDR para fotografías en blanco y negro. Me apunto para probar el método 3 , que parece que ofrece unos resultados espectaculares. Un saludo y gracias por compartirlo.

    • Gracias Andrés. LA verdad es que los resultados son muy interesantes y como bien opinas el tercer métodos es el que me da unos resultados más “ineresantes” desde el punto de vista “artístico”.

      Prueba y cuéntanos como te ha ido. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.