4 trucos para optimizar tus retratos con beauty dish

La fotografía de retrato es una de las disciplinas que más enganchan entre los fotógrafos, y tú mejor que nadie lo sabrás. Este tipo de fotografías te permiten capturar la emoción y el alma de los sujetos, pudiendo en consecuencia, llegar mejor al espectador. Si ya has trabajado en esta especialidad o has realizado tus primeros pinitos, ya sabrás cuál es el equipo necesario para trabajar correctamente con fotografías de retrato, como softboxes, paraguas o beauty dish. Seguro que habrás oído hablar de este último, un accesorio diseñado especialmente para trabajar con fotografía de retrato, aunque los más creativos han sabido sacarle partido, aprovechándolo para otras disciplinas fotográficas. Te voy a explicar cómo optimizar tus retratos con beauty dish.

El beauty dish es un modificador de luz que puede añadir beneficios notorios a tus trabajos o por el contrario puede fastidiarlos si no lo usas correctamente, por eso te voy a desarrollar unos cuantos trucos y unos esquemas de iluminación para optimizar al máximo tus retratos con beauty dish. Una vez los pongas en práctica, notarás como tus trabajos han conseguido un cambio muy positivo.

4 trucos para optimizar tus retratos con beauty dish

Trabajar con fotografía de retrato no es fácil por la técnica que conlleva, pero sin duda es apasionante e incluso adictiva. A pesar de esto, creo que es más fácil llegar al espectador con fotografías de retratos que con otras disciplinas, como puede ser la fotografía de paisaje. Un lugar puede llegar a transmitir mucho, pero es más complejo emocionar con él. Hay que tener la suerte de encontrar ese paisaje idílico, controlar a la perfección la composición y la iluminación del mismo. Con la fotografía de retrato la clave está en saber trabajar con el sujeto y controlar por completo la iluminación, por eso debemos tener accesorios que nos hagan la vida más sencilla, y aquí entramos de lleno a optimizar retratos con beauty dish.

Antes de profundizar en el uso de este modificador de luz, puedes echarle un vistazo a este post, donde se desarrollan 10 consejos para mejorar tus fotografías de retrato.
Jana Hatcher

Foto: Joel Grimes

Qué es el beauty dish

Un beauty dish es un reflector o modificador de luz, con forma de plato hondo, muy amplio y poco profundo para que la luz producida por tu flash tenga más cabida. En el centro del beauty dish podemos apreciar un pequeño plato, (desmontable en la mayoría de los casos) cuya función es evitar la incidencia directa de la luz, rebotándose a los bordes. Es por esto que un beauty dish produce una luz dura en el centro y mucho más suave en los bordes, a diferencia de un softbox que obtiene una iluminación homogénea en toda la imagen. En concreto, este modificador de luz se encuentra a medio camino entre la suavidad de un softbox y la dureza de un paraguas reflector.

La luz que rebota en el beauty dish llega a nuestro sujeto muy suave en los bordes, mientras que en el centro encontramos el punto de interés y por lo tanto guiaremos al espectador a un punto en concreto de la escena. Otra de las funciones por las que destacan estos modificadores de luz, es que crean un reflejo redondeado en los ojos del sujeto muy natural. Se crea por lo tanto, un contraste muy profesional y agradable. Es una de las herramientas más usadas en el ámbito publicitario, no solo en fotografía de belleza, moda o maquillaje, sino también en otros ámbitos como puede ser publicidad de joyas o productos estéticos, porque es una herramienta que consigue darle distinción y notoriedad al sujeto u objeto en cuestión.

Fotografías con Beauty Dish

Este accesorio de iluminación también será fundamental para aquellos que lleváis años trabajando con fotografía de retrato en estudio, pero no conseguís toda la nitidez que os gustaría. La luz natural es la mejor para conseguir resultados nítidos, pero cuando estamos trabajando en un estudio, el beauty dish es el accesorio que te permite que tener un modelo totalmente enfocado. Este modificador de luz realza la textura de la piel y los rasgos del rostro más que otros reflectores, por eso debes tener cuidado al escoger un modelo u otro, pues se apreciará hasta el último detalle. Los resultados de un softbox son más suaves y difusos, mientras que los de un paraguas reflector producen sombras excesivamente duras que a veces nos impiden apreciar los detalles más pequeños.

Como pasa con el resto de reflectores, hay diferentes tipos de beauty dishes. Los hay con diseño en blanco; con resultados uniformes y poco contrastados, y con diseño en plata; crean un contraste mucho más marcado y sombras más duras. El uso de uno u otro dependerá del tipo de iluminación que quieras en tus fotografías de retrato.

Otra de las diferencias, es el tamaño. Puedes encontrar beauty dishes de tan solo 30 cm hasta los 70 cm. Lo ideal es un término intermedio, unos 40.5 cm a 56 cm porque los reflectores muy pequeños iluminarán una parte muy reducida de la escena, mientras que los de mayor tamaño, además de resultar más aparatosos, no nos permiten apreciar apenas el contraste de luz suave, porque la mayor parte de la escena tendrá luz dura.

Si te interesa adquirir un reflector beauty dish, aquí te dejamos algunos ejemplos de Visico y Quadralite:

cómo mejorar mis fotos de retrato con beauty dish             cómo mejorar mis fotos con beauty dish

Y si no tienes un flash de estudio, pero te gustaría conseguir resultados iguales con tu flash de zapata, ahora tienes un accesorio diseñado por Roundflash perfecto para tu equipo. Un modificador de luz que convierte tu flash de zapata en un beauty dish:

cómo convertir tu flash de zapata en un beauty dish

 

1. Sácale partido con accesorios

El difusor para beauty dish es un accesorio muy a tener en cuenta no solo para darle un uso a largo plazo en tus fotografías de retrato obteniendo un resultado más homogéneo, sino también para poder usarlo en otras disciplinas fotográficas. Como mencioné anteriormente, el plato del centro del beauty dish en la mayoría de los casos es desmontable, puedes desinstalarlo, acoplar tu difusor y usarlo como si de una ventana softbox se tratase. Así podrás trabajar en otra especialidad y sacarle el máximo partido a tu beauty dish, un accesorio encasillado en la fotografía de retrato.

Accesorio para trabajar con Beauty dish

 

Otro de los accesorios que puedes incorporar a tu reflector es un grid o también conocido por nido de abeja. Es un accesorio que te permite tener un control absoluto sobre de la dirección de la luz, teniendo por lo tanto mayor control a la hora de guiar al espectador al centro de interés de la fotografía. Podrás centrar el interés de la imagen en una zona en concreto sin crear sombras excesivamente marcadas.

Accesorios para aprovechar Beauty Dish

 

conseguir buenos retratos con Beauty Dish

2. Utiliza correctamente tu beauty dish

Para trabajar correctamente con este modificador de luz hay que tener en cuenta dos factores; la distancia que tiene con el retratado y la posición. Si se tratase de una ventana softbox no habría tanto problema, pues el resultado final será una luz homogénea en toda la escena, pero al tratarse de un modificador que consigue luz dura en el centro y suave en los bordes, su posición es crucial. No podrá estar muy alejado del sujeto, pues se perderá el centro de interés que es capaz de conseguir, ni tampoco puede estar excesivamente cerca, pues difícilmente conseguirás un reflejo redondeado natural en los ojos.

La distancia a la que coloques tu beauty dish dependerá del tamaño de este y de los resultados que quieras conseguir. Podrás hacer varias pruebas con distintas posiciones y distancias hasta que encuentres la que más te convenza. Aunque para ayudarte a acertar antes, voy a compartir contigo un truco muy sencillo que se basa multiplicar por 1,5 el diámetro de tu reflector. Si se trata de un beauty dish de gran tamaño, de unos 70 cm, el resultado sería 105 cm de distancia entre el retratado y el deauty dish. Si trabajas con un reflector de 56 cm, la distancia a la que debe estar con respecto al sujeto sería 84 cm ¿bastante sencillo no? Pero como te digo, podrás hacer varias pruebas hasta que encuentres la posición perfecta para tus trabajos.
Fotografías con Beauty Dish

Foto: Ed Ivanushkin

Lo ideal es que en tus retratos con beauty dish, este esté frente al sujeto, pues es el centro de interés, así podrás destacar los detalles o rasgos más importantes. Si buscas captar emoción, será primordial que centres el interés en la mirada del retratado, aunque podéis ser todo lo creativos que consideréis oportuno. La posición variará dependiendo precisamente de lo que busquéis con vuestras fotografías de retrato, por eso voy a desarrollar a continuación varios esquemas de iluminación para trabajar en retratos con beauty dish. Si quieres conocer en profundidad algunos esquemas de iluminación para fotografía de estudio, échale un vistazo a este post.

3. Practica con estos esquemas de iluminación para beauty dish

Beauty dish frontal

Si hay una regla fija en lo que a iluminación respecta, es no usarla frontalmente. Los rasgos del sujeto no pueden apreciarse y la imagen pierde poder, pero cuando hablamos de un beauty dish esta regla se rompe por completo. Como he comentado, la luz que produce es dura en el centro y mucho más suave en los lados, por lo tanto, usar un esquema de iluminación frontal con este reflector será ideal en fotografías de retratos cercanos. Tan solo tendrías que colocar el beauty dish en frente del sujeto.
Fotos con Beauty Dish

Foto: Illusive Photography

Beauty dish frontal y reflector

También llamado esquema de iluminación Concha, es muy parecido al anterior, solo que este caso se añade un reflector plegable debajo de la barbilla del sujeto para evitar las sombras duras que puedan aparecer. De este modo el resultado será muy natural y seguirá produciéndose ese reflejo redondo en los ojos que tanto caracteriza a este reflector. Hay profesionales que añaden reflectores plegables negros en los laterales del sujeto para crear sombras en el rostro del sujeto. De este modo será más sencillo marcar expresiones en el rostro.
Foso con Beauty Dish

Foto: Jordan Chan

Beauty dish frontal y luz estroboscópica

Este esquema de iluminación con beauty dish es igual al anterior, solo que se sustituye el reflector plegable colocado en la parte inferior, por una luz estroboscópica. Controlarás la potencia de salida de la luz de relleno, para impedir de este modo, las sombras indeseadas que puedan aparecer en el rostro del retratado. Puedes usar un difusor para que las sombras sean mucho más suaves y homogéneas.
Fotos con Beauty Dish

Foto: Illusive Photography

Dos reflectores y dos flashes

Para trabajar con este esquema de iluminación para beauty dish, necesitarás dos flashes uno situado al fondo a la izquierda del sujeto, el otro flash con el beauty dish acoplado a 45º del sujeto desde arriba, un reflector en la parte inferior (para evitar las sombras que he comentado anteriormente) y un softbox a la derecha del sujeto. Puedes ayudarte con un nido de abeja para elegir fácilmente la dirección de la luz.
Beauty Dish

Foto: Steven Santiago

Beauty dish en exterior

Un beauty dish también puede ser una buena idea para trabajar en fotografías de retrato en exteriores. Aunque ahora estarás pensando que eso no es así porque son más pesados, pero un paraguas o un reflector plegable, los días con aire, pueden ser un verdadero fastidio. Un beauty dish al ser más robusto será ideal para estos casos. Si además estás trabajando durante el amanecer o durante una puesta de sol puedes añadir un paraguas dorado que modificará la temperatura de color de la escena, creando un efecto fantástico en tus fotografías.

Beauty Dish

Foto: Steven Santiago

4. Retoca las imperfecciones

Seguro que obtienes resultados con calidad profesional usando algunos de estos esquemas de iluminación con beauty dish, pero es evidente que en la imagen se apreciarán algunas imperfecciones del propio modelo. Este reflector se caracteriza por ofrecernos gran nitidez y claridad de detalles, por lo tanto será inevitable que haya algún pelo que es mejor que no estuviese ahí o alguna mancha en el rostro. Por eso lo mejor es recurrir al retoque fotográfico. Si quieres conocer en profundidad los pasos a seguir para retocar fotografías de retrato con Photoshop, echa un vistazo a este post.
Beauty Dish

Foto: Steven Santiago

Conseguir buenas fotografías de retrato es más complicado de lo que parece a simple vista. Seguro que habrás visto retratos utilizados en campañas publicitarias de grandes multinacionales y has pensado que ese resultado es muy fácil de conseguir. La clave está en la constancia y en tener un buen equipo que te ayude a desarrollar esa habilidad, eso incluye al beauty dish, aunque sea un accesorio con poca utilidad para algunos. Si pones en práctica los trucos que he desarrollado a lo largo de este post, ya verás como aprovecharás al máximo tu beauty dish y tus resultados mejorarán notablemente. Si conoces otra fórmula con la que poder sacarle más partido a tus retratos con beauty dish ¡compártela con nosotros!

Foto portada: Pepsico

Deja tu voto

5 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 5

Upvotes: 5

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escrito por Lourdes Olmedo

Graduada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Málaga. Actualmente forma parte del equipo de Contenidos de Foto24.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *