Test Samyang Reflex f/6.3 300mm: una lente de espejo atractiva

Samyang es una de las pocas marcas que fabrica objetivos de espejo y su catálogo incluye modelos de 300mm, 500mm y 800mm de distancia focal compatibles con la mayoría de las cámaras de lentes intercambiables. En este test se analiza el diseño, construcción, ergonomía y rendimiento del objetivo Samyang Reflex f/6.3 300mm ED UMC CS para montura Micro 4/3. ¡No te lo pierdas!


Diseño, construcción y ergonomía

El diseño óptico del objetivo Samyang 300mm f/6.3 comprende 9 elementos distribuidos en 9 grupos, incluyendo un elemento ED para optimizar el contraste de la imagen y reducir la aberración cromática. Todos los elementos de la lente están cubiertos por el revestimiento UMC (Ultra Multi Coat) para eliminar los reflejos de la superficie, lo que reduce el efecto fantasma y los reflejos en la lente, lo que mejora el contraste general de la imagen.

La calidad de construcción parece de buena calidad en relación a su precio de venta. El barril del objetivo parece estar fabricado de aluminio ligero y tiene una placa de montaje sólida y cromada.

samyang_300mm_reflex_hood

El parasol cilíndrico de plástico encaja firmemente en la bayoneta del objetivo. Al colocarlo casi se duplica el tamaño total del objetivo, pero puede deslizarse sobre el cuerpo del objetivo para mayor comodidad a la hora de almacenarse.

La lente tiene una sola superficie de control: el anillo de enfoque, que constituye la totalidad del cilindro exterior. Mide unos 58mm de ancho aproximadamente, con una banda estriada de goma de 30mm de anchura. Detrás de esta banda, el objetivo marca las distancias en metros y pies desde los 0.9m (3 pies) hasta el infinito.

El anillo de enfoque gira con suavidad, cubriendo 165 grados mientras el barril se extiende. El cilindro exterior se mueve hacia el exterior unos 12mm mientras la lente se acerca a su distancia mínima de enfoque.

Con este objetivo sólo se puede enfocar de forma manual, pero en la Olympus OM-D E-M5 que utilizamos para este test, el visor electrónico hizo que el proceso fuera relativamente fácil. El ajuste de abertura fija presenta pocos problemas en la E-M5, en el modo de disparo A, la cámara ajusta la velocidad de obturación para adaptar los niveles de luz detectados. Con el modo de disparo M, solo tienes que ajustar la velocidad de obturación hasta que la imagen del visor tiene el brillo correcto.

La ausencia de contactos electrónicos significa que este objetivo no se puede comunicar con el cuerpo de la cámara, por lo que los metadatos relativos a la lente no se registran en los archivos de imagen y no pudimos aprovechar el sistema de magnificación de enfoque de la cámara. Lo que sí pudimos aprovechar fue la función de estabilización de la cámara, una característica realmente útil para una lente de semejante distancia focal.

A pesar de su larga distancia focal (equivalente a 600mm en formato de 35mm), se puede disparar cámara en mano con este objetivo en la E-M5 gracias a una función de estabilización de la cámara. El objetivo en sí es lo bastante ligero (315 gramos) como para poder acoplarse directamente a una cámara que esté montada en trípode, no hace falta utilizar un collar especial.

samyang_300mm_reflex_angled

Rendimiento

Debido a que en nuestra sala de pruebas no tenemos el espacio suficiente para poder hacer las comprobaciones pertinentes con este tipo de lentes, no pudimos realizar los test normales de Imatest. Por lo tanto, todas las evaluaciones se basan en observaciones subjetivas.

En las pruebas prácticas realizadas, el objetivo ha proporcionado imágenes muy nítidas con mucho contraste y una buena reproducción del color. Tampoco tuvimos ningún problema con los destellos ni imágenes fantasmas en los disparos de prueba.
Este objetivo tiene una buena calidad de imagen, lo que lo convierte en una lente perfecta para satisfacer la mayoría de las situaciones en las que es probable que se utilice.

El ligero viñeteo causado por el diseño de la lente es perceptible sólo cuando los sujetos se fotografían sobre un fondo liso, como un cielo azul o una zona de agua inmóvil, pero no es nada que no se pueda corregir fácilmente con el software de edición. La distancia mínima de enfoque de 1 metro hace que este objetivo sea muy útil para primeros planos y tomas macro creativas.

Conclusión

Samyang Reflex f/6.3 300mm ED UMC CS es un objetivo con una excelente relación calidad-precio para cualquier fotógrafo que quiera una lente súper-telefoto a un precio muy asequible.

Siempre y cuando se esté dispuesto a trabajar con sus particularidades (sobre todo el enfoque manual y la apertura fija), este objetivo es muy fácil de manejar y puede llegar a convertirse en un gran compañero para el deporte y la vida al aire libre, además de ser útil para retratos sencillos.

Fuente original: Photo Review

Deja tu voto

1 punto
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escrito por Redacción Foto24

En Foto24.com, nos apasiona la fotografía y queremos compartir esta pasión con vosotros, nuestros lectores. Esperemos que los contenidos de este blog os ayudan a empezar en este mundo tan amplio como es la fotografía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.