Cómo elegir el mejor equipo fotográfico para bodas: todo lo que necesitas

A la hora de realizar un reportaje de boda hay que tener varias cosas muy claras, cosas que nos ayudarán a elegir el equipo que realmente necesitamos. Porque aunque todos estamos de acuerdo en que lo importante siempre será el fotógrafo, su creatividad y su conocimiento, la elección del equipo equivocado puede llevarnos a una imposibilidad total de realizar el reportaje tal y como lo teníamos en mente. ¿Lógico, verdad? Pues empecemos a ver los puntos básicos que debemos tener en cuenta a la hora de elegir el equipo perfecto para fotografiar una boda.

Equipo fotográfico para bodas: qué hay que tener en cuenta

En la fotografía de bodas nos encontraremos con dos obstáculos principales con los que seguramente tengas que enfrentarte en el 99% de tus reportajes fotográficos de boda. Estos son la escasa iluminación que hay dentro de las iglesias y el alto rendimiento que suponen horas de celebración y momentos importantes que ocurren muy rápido.

1. ¡No veo, no veo! (La Iglesia)

Mientras que nuestros ojos ven la iluminación dentro de una iglesia preciosa y sufiente, el objetivo que está montado en nuestra cámara posiblemente se está muriendo de risa. Si tienes un objetivo con una apertura de diafragma máxima estándar, al estilo de f/4-5.6, seguramente, y si pudiera hablar, te diría al entrar a la Iglesia: “Espero por tu bien que el ISO de la cámara donde me has montado llegue bien lejos, chato”. Eso, o que tengas un flash de zapata acoplado a la cámara. Vamos entonces a desgranar la primera problemática de la fotografía de boda: la escasa iluminación en el interior de la iglesia. Y vamos a ver las posibles soluciones:

Objetivos luminosos

Llévate un objetivo muy luminoso con una apertura máxima grande. Se consideran objetivos luminosos a aquellos objetivos que vayan de f/2.8 hacia abajo, es decir: f/2.8, f/1.8, f/1.4… Estos objetivos dejan pasar una mayor cantidad de luz debido a que su diafragma puede abrirse más. Así, tus fotografías seguramente empiecen a salir bien expuestas paliando el problema de la escasa luz con la que solemos contar dentro de la Iglesia.

Equipo fotográfico para bodas

Tener una gran apertura de diafragma será también la clave para poder permitirte el lujo de utilizar velocidades de obturación alta, y que ni el meñique de la novia te salga movido cuando vaya a ponerse el anillo.

Flashes de zapata

Llévate un flash de zapata colocadito en la cámara. Si no cuentas con un objetivo luminoso, o simplemente no estás interesado en adquirir uno, otra opción es usar un flash de zapata. Esto es simple: compensas la falta de luz emitiendo tú mismo luz artificial.

Pero cuando utilizamos flashes de zapata hay que tener algo muy en cuenta, y sobre todo en una boda, y es la dureza de la luz. Seguramente nuestra intención es que la fotografía quede iluminada de forma suave y homogénea para mantener la naturalidad del instante. Entonces debemos utilizar algún tipo de difusor en nuestro flash.

Equipo fotográfico para bodas

 

Sensibilidad ISO

La última opción es aumentar el ISO de la cámara. Como te comentaba al principio, esta solución la pensó tu objetivo estándar al entrar en la iglesia cuando vio que no llevabas flash. Atención: es una opción de último recurso. Aumentando el ISO de la cámara conseguirás que la foto “se vea”, es decir, que no salga negra. Pero a cambio tendrás que pagar un alto precio: el ruido de la fotografía empezará a aparecer y a aumentar según vayas escogiendo niveles de ISO más altos. Equipo fotográfico para bodas Esta opción sólo debería ser voluntaria en el caso de que, de forma intencionada, quieras que tus fotos tengan “grano”, ya sea por darle una estética conjunta a tu reportaje, porque quieras otorgarle un “rollo vintage” o porque sea tu estilo de fotografía. Pero entonces recuerda aplicarlo en el resto de localizaciones a lo largo de todo la boda (y advertirles a los novios que ese será el estilo de las fotografías antes de llevarlo a cabo).

2. ¿Qué hora es? ¡Ostras, pero si llevamos 5 horas ya haciendo foticos! (Alto nivel de rendimiento)

Puede que seas de esos fotógrafos a los que le encanta su trabajo, o que tengas la fotografía de boda como una obligación para sobrevivir. No importa, esas largas horas se te pasarán volando o lentas, pero van a pasar ¡y serán muchas! Y tú dirás: “Vale Tania, ¿y qué tiene que ver eso ahora? ¿Me vas a hacer comprar un reloj?”. Pues hombre, no entiendo mucho de relojes pero cuando vamos a estar fotografiando tanto tiempo y con una media de 5 fotos al minuto (entiéndase la exageración que en ocasiones se vuelve realidad), debemos estar preparados. Eso se traduce en la necesidad de ciertas herramientas concretas en nuestro equipo fotográfico para bodas:

Tarjetas de memoria de gran capacidad y velocidad

Para ir a realizar un reportaje de boda necesitarás contar con tarjetas de memoria de mucha capacidad, ya sea que tengas dos de 16 GB, una de 32 GB o una de 128 GB, seguramente siempre se te terminen quedando cortas. En este caso, hagamos honor al dicho “mejor que sobre que que falte” (y nos referimos al espacio). No nos podemos permitir el lujo de irnos a descargar tarjetas al coche o de ponernos a borrar. Sobre todo lo segundo. El filtrado de un reportaje de bodas debe hacerse con calma y con una pantalla grande delante, para elegir con mucha conciencia cuáles se quedan y cuáles se van. Entre padrinos, confeti y sobrinos no es el mejor lugar ni momento para elegir en la pantalla de tu cámara qué fotos pueden irse ya a la basura porque te falta sitio. Equipo fotográfico para bodas

Otro aspecto a tener muy en cuenta es la velocidad de la misma. Sobre todo la de escritura. Los momentos importantes en una boda pasan muy rápido, y la técnica que te proporcionará la mayor seguridad para no perder el instante justo es utilizar ráfagas con tu cámara. Pero para poder utilizar rápidas ráfagas de fotos necesitas una tarjeta de memoria a la altura que no te diga que “está procesando” mientras los novios se dan el sí quiero.

Si tienes dudas sobre las tarjetas de memoria en general, y quieres conocer los aspectos técnicos en los que debes fijarte para elegir una correctamente, te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo: Qué tarjeta SD comprar: aspectos básicos a tener en cuenta.

Baterías recargables extra

Este será otro requisito indispensable. Ni por asomo nos podemos quedar sin batería en mitad de una boda, a no ser que estemos dispuesto de decirle al cura: “¿Sería usted tan amable de esperar un momento a que cargue la cámara?”. Que oye, lo mismo se ríe pensando que es un chiste, pero más que cómo chiste es mejor que nunca nos encontremos en esta situación. Equipo fotográfico para bodas

Grips o Empuñaduras

Otra opción para no tener que ir ni al bolsillo a coger la batería extra y perder unos segundos cambiándola es acoplar directamente un grip o empuñadura en nuestra cámara. Este tipo de accesorios nos permiten contar con una o incluso dos baterías extra que estarán acopladas a nuestra cámara de forma fija. Por decirlo de alguna manera, será como tener una super cámara con el doble o el triple de energía disponible. Equipo fotográfico para bodas

Estos son los accesorios que necesitarás sí o sí para realizar un buen reportaje fotográfico de bodas, ya que te permitirán paliar los dos obstáculos principales en una boda: la luz y la exigencia de un alto rendimiento. En tu equipo fotográfico para reportajes de boda deberá haber objetivos luminosos, flashes de zapata, difusores compactos, tarjetas de memoria de gran capacidad y velocidad y baterías de litio extras.

Otras puntualizaciones

Distancia focal del objetivo

Uno de los debates que residen respecto al equipo fotográfico perfecto para inmortalizar una boda es la distancia focal del objetivo que vamos a llevar. Tendríamos dos opciones válidas, que dependerán del gusto y estilo del fotógrafo, además de su forma de trabajar. También dependerá de un detalle importante: si el reportaje fotográfico lo va a cubrir un sólo fotógrafo, o varios fotógrafos. Si decides elegir objetivos de distancias focales fijas, como mínimo deberás llevar un objetivo gran angular y un teleobjetivo al enlace. Esto te permitirá tanto tomar planos amplios donde se vean las localizaciones y a todos los invitados, como inmortalizar detalles que puedan quedar lejos de ti, como la colocación del anillo. En el caso de que vayas a llevar contigo varias lentes recuerda contar con accesorios que te permitan transportarlas de forma segura y acceder a ellas rápidamente para cambiarlas. Por ejemplo, bolsas bandoleras con acceso amplio al equipo o accesorios como el portalentes Gowing.

Equipo fotográfico para bodas

Otra opción es llevar contigo un objetivo zoom con un rango de distancia focal bastante amplio. Esta opción es la más sencilla pero tiene un hándicap: los objetivos zoom suelen contar con una apertura de diafragma máxima más cerrada que las lentes fijas. Igualmente existen opciones de objetivos zoom con grandes aperturas pero entonces encontrarás un aumento considerable de presupuesto. Por ello, como comentaba al principio, este debate es más una cuestión personal de cada fotógrafo y de cómo quiera afrontar este tema.

Recuerda que el equipo fotográfico perfecto para una boda lo que te permite es poder plasmar lo que tu imaginación tenga en mente, así que una vez lo tengas todo y estés preparado a nivel equipo pon en marcha tu creatividad. Si quieres inspirarte viendo fotografías de boda puedes leer el artículo el siguiente artículo: 30 ideas para hacer fotos de bodas originales y creativas. ¡Y que vivan los novios!

Deja tu voto

41 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 51

Upvotes: 46

Upvotes percentage: 90.196078%

Downvotes: 5

Downvotes percentage: 9.803922%

Escrito por Redacción Foto24

En Foto24.com, nos apasiona la fotografía y queremos compartir esta pasión con vosotros, nuestros lectores. Esperemos que los contenidos de este blog os ayudan a empezar en este mundo tan amplio como es la fotografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.