Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II)

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera

En nuestro primer post sobre la interesante Gloxy Power Blade hablamos de sus capacidades técnicas y algunas de sus aplicaciones de campo, como la fotografía nocturna y estrellas que tanto gusta entre el mundillo fotográfico. Dicho esto no es necesario extenderse en ello, así que vamos directamente a lo que os gusta: fotografías de ejemplos.

Gloxy Power Blade y el coloso bajo la luna

Nuestra foto de portada es un buen primer ejemplo de otra aplicación de nuestra querida “espada de luz” para todos esos entusiastas de iluminar objetos, vehículos, ruinas que pueden estar al aire libre o un interior controlado. Como dije en el anterior post, no soy amante de muchas luces o colores, prefiriendo la naturaleza a los “trastos” del hombre. Pero de vez en cuando apetece 😉 La fotografía a esta gigantesca máquina fue realizada en Castillo de Cártama (Málaga) gracias al amigo José Antonio González. Él tramitó el permiso para acceder a las instalaciones y así disfrutar de nuestra práctica durante el taller de fotografía de estrellas que impartimos gracias a Foto24 a principios de 2015.

¿Cómo se hizo la fotografía?

Aprovechando la luna llena como luz de relleno de todo el entorno, situamos la Power Blade a media potencia en el lateral de la máquina sin proyectar la luz directa y sí de una forma oblicua para dibujar volúmenes. Dada la temperatura fría de la noche (y del ambiente), le pusimos el filtro de corrección de color a la Gloxy Power Blade. De este modo combinábamos ambas temperaturas equilibrando el conjunto que, de la otra forma, sería excesivamente azulado teniendo que corregir después en el ordenador.

Gloxy Power Blade con mando inalámbrico
(37)
Gloxy Power Blade con mando inalámbrico
  • ¡Versión mejorada! Más ligero y manejable
  • Luz contínua sin parpadeos
  • Ideal para trabajos en exteriores y para retratos
  • Hasta 10hs funcionando
  • Incluye cargador para casa y coche
  • Funciona como luz de relleno o lightpainting
  • Sustituye el uso de pesados focos o flashes, es un estudio en tu mochila

El otro toque de luz en la máquina, el trasero, se realizó con un flash Gloxy GX-F990 sin ningún filtro o difusor. Apenas fue un destello desnudo a 1/16 de potencia rebotado, donde el cristal tintado de la enorme excavadora dio una tonalidad verdosa muy chula, y en los bajos la propia luz blanca de los 5600ºK que emiten estas unidades de mano. El flash fue disparado manualmente al encontrarnos varias personas para ayudarnos, pero también se pueden utilizar los triggers Gloxy GX-625N y colocarlos en trípodes o pie de estudio si nos encontramos solos o la distancia es considerable para llegar corriendo mientras exponemos.

Gloxy GX-F1000 Flash TTL HSS Wireless Maestro y Esclavo
(45)
Gloxy GX-F1000 Flash TTL HSS Wireless Maestro y Esclavo
  • Compatible al 100% con cámaras Nikon y Canon
  • Mejor relación calidad-precio del mercado, avalado por expertos del sector de todo el mundo
  • Sistema de radiofrecuencia 2.4G, Número de guía a 58 (ISO 100, 180mm), HSS: sincronización de alta velocidad 1/8000s
  • Recarga en 2 segundos, el más rápido, no pierdas tu foto
  • Flash maestro inalámbricos TTL, esclavo y estroboscópico
  • Preparado para realizar disparos en ráfaga
  • Permite conectar a la batería externa Gloxy GX-EX2500
  • Sincronización con la segunda cortinilla
  • Incluye GRATIS: 20 geles de color, estuche, pie y difusor
  • Consigue un flash profesional al precio de uno barato. Te servirá tanto si eres principiante como si eres un profesional

La fotografía fue tomada con una Nikon D610 y un Samyang 14mm f2.8 sobre un trípode Vanguard Alta Pro 253CT con rótula BBH-100. Se situó el encuadre en una perspectiva casi de diagonal y de perfil bajo para resaltar la imponente figura de la máquina. Los datos de la tomas son: modo manual, medición puntual, 3100ºK, ISO 400, f5,6 (hiperfocal) y 20” de exposición. Para no tocar la cámara usé un mando disparador Gloxy MET dedicado. El resultado es muy satisfactorio.

Más naturaleza nocturna y la potencia de la Power Blade

No abandonamos la noche y nos vamos esta vez a la bonita zona de Cap de Creus, Girona.

Paisaje en Cap de Creus, Girona

Aquí podemos ver la gran potencia de la Power Blade capaz de iluminar ella sola una enorme roca en el mágico paisaje gerundense. De nuevo aprovechamos la luz de luna, las estrellas y el tono azul de la noche para componer un paisaje doble. Nuevamente también utilizamos la salida práctica del taller de fotografía nocturna patrocinado por Foto24 conjuntamente con la Agrupació Fotográfica de Salt. Sirviéndome de la buena predisposición de su presidente, lo colocamos delante de la gran roca de espaldas a la otra para así no salir en la imagen, mientras sostiene la Power Blade.

Mando intervalómetro inalámbrico Gloxy METi
(23)
Mando intervalómetro inalámbrico Gloxy METi
  • Nuevo modelo inalámbrico con tecnología infrarroja
  • Mando intervalómetro con función multi-exposición
  • Incluye instrucciones en español y otros 5 idiomas
  • Funciona hasta una distancia de aprox. 5 m sin cable
  • Ideal para fotografía nocturna entre muchas otras...
  • Avisos sonoros, pantalla LED con luz y diseño ergonómico
  • Disponible para Canon, Pentax, Nikon, Panasonic, Sony, Sigma, Olympus, Fujifilm, Samsung y dispositivos iOS.

Indicar que aquel día el mando se quedó en el hotel y hubo que activar desde la propia unidad, algo que la vuelve más lenta y que dicho mando lo hace muy rápido el ON/OFF. Tened en cuenta estos detalles sobre todo si vais a trabajar solos.

Los datos de esta composición son: Fujifilm X-T1 con Samyang 8mm f2.8 sobre trípode Vanguard 253CT y rótula BBH-100. En esta ocasión usamos el mando disparador Fujifilm RR90. Modo manual, medición puntual, 3650ºK, ISO 1600, f5,6 (hiperfocal), 160”. La Power Blade a toda potencia y con su filtro de corrección de color. Brevemente ajustada en Camera Raw. El resultado es una composición de enorme encuadre gracias al ojo de pez donde se dan la mano las estrellas con el cielo azul, la roca bien iluminada en tonos cálidos y la zona verdosa del resto del conjunto. Una sola fuente de luz dio un enorme juego durante toda la noche en diferentes variables.

Mando intervalómetro inalámbrico Gloxy METi
(23)
Mando intervalómetro inalámbrico Gloxy METi
  • Nuevo modelo inalámbrico con tecnología infrarroja
  • Mando intervalómetro con función multi-exposición
  • Incluye instrucciones en español y otros 5 idiomas
  • Funciona hasta una distancia de aprox. 5 m sin cable
  • Ideal para fotografía nocturna entre muchas otras...
  • Avisos sonoros, pantalla LED con luz y diseño ergonómico
  • Disponible para Canon, Pentax, Nikon, Panasonic, Sony, Sigma, Olympus, Fujifilm, Samsung y dispositivos iOS.

Usando la Gloxy Power Blade a modo de strobist

Cambiamos de tercio y nos metemos en lo que sería una sesión de posado usando la Power Blade a modo de strobist.

Primer ejemplo de retrato con Gloxy Power Blade

En el precioso marco de un atardecer en la isla de Fuerteventura, concretamente en la población de Corralejo. Colocamos a nuestra modelo con un no menos bonito telón de fondo de la Isla de Lobos a la derecha, y la bahía de Lanzarote a la izquierda. Montamos la Power Blade sobre el trípode de viajes sumamente útil Vanguard VEO 235AB totalmente desplegado sobre las rocas.

Lectura de luz de la escena

Obviamente, para poder mostrar cómo funciona la luz la dejaremos en nuestro encuadre sin encenderla. Procedo a tomar la lectura de mi exposición que, como es lógico, tiene que ver con la luz de fondo ambiente. Esta lectura dará como consecuencia una modelo más oscura puesto que no hay ninguna fuente de luz directa sobre ella. Tomamos dicha lectura sin quemar cielos y sin “derechear” el histograma, tratando de llegar hasta las altas luces. El “derecheo” ha sido muy utilizado debido a unas cámaras que pecaban de conservadoras en sus mediciones.

Al clavar al 0 nuestro exposímetro nos dábamos cuenta que la fotografía quedaba poco contrastada y con ausencia de información en las altas luces. Una herencia lastrada desde tiempos del carrete. Con la llegada de los nuevos sensores y sus impresionantes latitudes de exposición, el derecheo se hace cada vez menos ofreciendo de salida archivos llenos de información. En el caso de las cámaras sin espejo la gozada pasa por ver en directo toda la información de la toma sabiendo de antemano cómo nos quedará. El resultado es este en un JPG directo del RAW sin ajustar.

Ejemplo de la Toma 1 sin luz

La lectura “conservadora” que la cámara ha realizado –y que he forzado para vosotros– hace que la modelo y las rocas estén en penumbra. Las fotografías de esta prueba tienen los mismos parámetros: modo manual, medición puntual, balance de blancos automático (para ver qué hacía la cámara sola, que dio en este caso 6700ºK), matiz +2, ISO 400, f4 y 1/40s de exposición. Cámara utilizada la nueva Fujifilm X-Pro2 con el Fujinon 14mm f2.8 (equivalente a 21mm).

Gloxy Power Blade con mando inalámbrico
(37)
Gloxy Power Blade con mando inalámbrico
  • ¡Versión mejorada! Más ligero y manejable
  • Luz contínua sin parpadeos
  • Ideal para trabajos en exteriores y para retratos
  • Hasta 10hs funcionando
  • Incluye cargador para casa y coche
  • Funciona como luz de relleno o lightpainting
  • Sustituye el uso de pesados focos o flashes, es un estudio en tu mochila

Capturas de la imagen

Como soy un entusiasta de enseñar las cosas sin trampa ni cartón, ahí van las capturas de dichas fotografías en Camera Raw. Destacar que, por fin, Adobe coloca a su famoso entorno de revelado el gris de fondo pertinente.

Captura toma 1 sin luz

Podéis comprobar lo indicado de un histograma conservador y una modelo y rocas que se quedan muy oscuros (subexpuestos) en comparación con el fondo del cielo crepuscular. La información se aglutina de negros a grises, con lo que para poder verla –a la modelo– tendremos que proceder a revelar levantando sombras y jugando con exposición, iluminaciones y blancos.

Postprocesado digital de la imagen

¿Se puede salvar una fotografía así, claramente subexpuesta y sin iluminación adicional? Mirad la respuesta en la siguiente captura del revelado.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Captura toma 1 sin luz revelada

Con los softwares actuales y sus mejorados algoritmos, el salto es impresionante a la hora de revelar y recuperar fotografías desde un proceso inicial sin echar mano del Photoshop puro y duro. Es la misma fotografía de antes con la fuente de luz apagada y con la modelo y entorno en clara sombra.

El histograma, que es la gráfica del margen superior derecho y que se ha convertido en herramienta esencial del fotógrafo moderno, ha variado sensiblemente tras realizar los pertinentes ajustes. La información ocupa de izquierda a derecha la gráfica, es decir, de negros a blancos completamente. Su distribución es más homogénea y nuestra modelo ha emergido como por arte de magia.

Evidentemente no se ve iluminada de una forma tan creativa, sino con un tono algo lavado, pero se salva si lo que buscamos es tener nuestra fotografía de forma “decente”. Si hubiésemos abierto más la exposición la recuperación sería menor, pero el resultado no variaría tanto viéndose todo en un mismo conjunto. Nos ahorraríamos ruido gratuito.

¿Cómo se comporta el ruido en este tipo de revelado?

Para los amigos más puestos en estos procesos a buen seguro se estarán preguntado: ¿y qué pasa con el ruido generado por levantar tanto las sombras? Pues ponemos la fotografía revelada y respondo.

Toma 1 sin luz revelada.

En la toma revelada podemos ver lo bien salvados que han quedado los muebles. Las nuevas cámaras actuales son capaces de trabajar cada vez a ISO más altas generando mucho menos ruido. A día de hoy nadie se asusta teniendo que usar 1600, 3200 o incluso 6400 ISO en fotografías perfectamente servibles con gran cantidad de detalle y poca degradación. Concretamente, en los modelos Fujifilm que uso en mi trabajo, generan sus archivos un ruido que emula a sus diferentes acabados de película, donde su uso en blanco en negro, por ejemplo, es un plus añadido.

Dicha tolerancia de los sensores se extrapola a la hora de levantar sus sombras en el revelado con los citados algoritmos que son capaces de recuperar mucha información sin incrementar el ruido, cosa que hace apenas un lustro nos tiraba para atrás. Ahí va un recorte al 100% sobre la fotografía revelada.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Detalle ruido toma 1

Es muy importante exponer correctamente y saber leer las fuentes de luz para nutrir nuestras fotos y conseguir archivos llenos de información.

Cogiendo las partes más complicadas que son el abrigo rojo, rocas y el trípode oscuro, con el enfoque y desenfoque de ambos planos, se observa el buen trabajo realizado. En este caso, a pesar de haber utilizado una ISO 400 que a priori es baja, al forzar en el revelado es como si hubiésemos usado tres veces más de dicho valor. Es muy importante exponer correctamente y saber leer las fuentes de luz para nutrir nuestras fotos y conseguir archivos llenos de información.

Fotografía usando la Gloxy Power Blade

Ahora vamos con la misma fotografía, pero encendiendo nuestra Gloxy Power Blade a buena potencia. Los parámetros de exposición son los mismos que la anterior.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Toma 1 con luz.

De inmediato se aprecia que nuestra modelo sí está iluminada debidamente y que sobresale del fondo. Los colores de su atuendo son más vivos y creativamente es una fotografía más redonda. Luce un toque “profesional” y se orienta a un posado de moda, book, publicidad, etc.

Capturas de la fotografía

El entorno de las rocas también se benefician de esa luz resaltando donde antes quedaron “empastadas”. Como las lecturas de luz estaban dando temperaturas de color entre 6300 y 6700ºK, opté por eliminar el filtro CTO de la Power Blade y dejar su luz día de 5600ºK para contrarrestar. Veamos la diferencia en el histograma con su hermana anterior sin iluminar.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Captura toma 1 con luz.

Salta a la vista el cambio sustancial de histograma de una toma a otra. Realizadas de forma consecutivas con los mismos parámetros en cámara, lo único que ha variado es la temperatura de color de 6700ºK sin luz a 6300ºK con luz (algo totalmente lógico, y que mantuve en automático para ver dicha respuesta).

Contemplamos la “estirada” pegada llegando toda la información de una punta a otra, donde también es lógico que en las altas luces no haya picos tipo “montañas”, porque no las hay en la fotografía reducida la más intensa a nuestra Gloxy Power Blade. El sensor de la cámara realiza un gran trabajo conservando las mismas texturas y tonos en el cielo que su anterior toma sin iluminar.

Revelado de la imagen en postproducción

Vamos ahora con la captura donde la revelamos.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Captura toma 1 con luz revelada.

El trabajo de revelado en esta fotografía es menor. Apenas se ajusta para sacar un poco más de detalle y texturas a la par que se equilibra la luz. Solo hace falta ver los tiradores de cada menú para comprobar la necesidad de ajustar menos el RAW.

Es gratificante comprobar lo que se puede conseguir en nuestras fotografías con simplicidad de elementos pero teniendo claras las ideas.

De una fotografía a otra con idénticos parámetros nos damos cuenta del gran aporte realizado por la Gloxy Power Blade. A parte de iluminar a nuestra modelo y conseguir un look más chulo, rellena el histograma de la carencia de información. Así queda la fotografía con esos pocos ajustes realizados.

Toma 1 con luz revelada.

¿Cómo se comporta el ruido en esta imagen?

Es gratificante comprobar lo que se puede conseguir en nuestras fotografías con simplicidad de elementos pero teniendo claras las ideas. ¿Y el ruido de antes? Veamos.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Detalle ruido toma 1.

Evidentemente, por lógica, al exponer de forma más correcta en esta toma e iluminar a nuestra modelo, la necesidad de levantar las sombras y exposición para salvar la papeleta se hace innecesario. La fotografía está más contrastada, porque la luz es más dura en el primer plano; el mar y las rocas conservan su textura, y tanto el trípode como el abrigo lucen sus detalles y color sin tanta pérdida como antes. En este caso se comporta en concordancia al valor ISO escogido.

Segundo ejemplo de retrato con Gloxy Power Blade

Dejemos que la tarde se marche un poco más y situemos a nuestra modelo en otro escenario.

Toma 2 sin luz.

¿Veis algo? Seguramente muy poco: apenas unos colores en el horizonte, los puntos de luz de unas farolas, y la intuición de una figura en el primer término. Pues os aseguro que ahí está nuestra modelo y la “espadita” protagonista. Vamos con la captura del RAW.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Captura toma 2 sin luz.

Imagino que seguís sin ver nada, en cuanto a la toma se refiere, pero la lectura del histograma ya os da pistas de por dónde van los tiros, ¿verdad? Toda la información aplastada en el lado izquierdo de la gráfica (negros empastados), aunque llega hasta los blancos una línea mínima. Al igual que en el ejemplo anterior, utilicé los mismos parámetros para ver las diferencias entre tomas. E idéntico equipo: Fujifilm X-Pro2 con Fujinon 14mm f2.8 (equivalente a un 21mm).

Clampod Takeway T1
(165)
Clampod Takeway T1
  • Agarre extremo y gran resistencia, soporta 40kg
  • Clampod: minitrípode articulable todoterreno
  • Se agarra firmemente a cualquier superficie
  • Ideal para deportes extremos, grabaciones en movimiento
  • Úsalo con cámaras réflex, compactas, smartphones
  • Adaptadores opcionales para Tablets y GoPro
  • "Selfies" y grabaciones en cualquier lugar y momento

Los datos de exposición iban de nuevo destinados a conservar las luces y texturas del horizonte, pero reconozco que los dejaba algo más subexpuestos porque la fotografía strobist de este tipo se realza mucho cuando hay más contraste, y deseaba mostraros su efecto de una forma más explícita. Modo manual, medición puntual, balance de blancos en automático que dieron 3700ºK, ISO 800, f4 y 1/40s de exposición. Vamos a revelar esta fotografía con la Power Blade apagada.

Modificación de la toma en postproducción

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Captura toma 2 son luz revelada.

¡Magia de nuevo! En esta ocasión el “truco” es mucho más agresivo y se nota a la legua. Se ha desplegado todo el histograma que estaba más apretado que los hermanos Marx en su famoso camarote. Huelga decir que no luce como una buena fotografía y que su parecido se asemeja al realizado con la cámara de un teléfono móvil.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Toma 2 sin luz revelada.

Colores rotos, ruido elevado, luces feas, texturas de piel horribles y sacando las vergüenzas al lugar escogido para estos ejemplos. La nota positiva es ver agarrado como Spiderman a la Power Blade a una vieja –y muy oxidada– señal de tráfico gracias al Takeway Clampod T1. Podría haber usado de nuevo el trípode, pero opté por el Clampod para mostrar una variación y jugar con los elementos de los que se disponen. Siguiendo el protocolo damos paso a la pregunta del ruido…

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Detalle ruido toma 2.

Como dice la expresión popular, “aquí no hay tu tía” y la fotografía tiene más grano que una paella valenciana. Llamarlo “ruido” es poco con la pedazo de fiesta que tienen los píxeles montada. Escogimos ese recorte al 100% con tonos azules, ocres, negros y plateados, y así observar su forma orgánica. La pérdida de detalle es muy evidente, si bien antes comenté que las cámaras Fujifilm tienen su acabado especial y se desmarcan de otros ruidos realmente feos. Esto es producto de levantar información de donde no la había.

Esta misma foto pasada a blanco y negro gana muchos enteros, creedme. Si hubiese puesto 12.800 ISO directamente, que lo tiene como nominal calibrado de fábrica la X-Pro2, no me habría dado tanto ruido como esta toma que expuse incorrectamente a propósito y que hubo de ser “salvada” con software.

Fotografía iluminada con la Gloxy Power Blade

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Toma 2 con luz.

En cualquier rincón podemos hacer la foto que nos propongamos.

Encendemos nuestra Power Blade conservando los parámetros citados y nuevamente la fotografía toma otro cariz. De un plumazo, donde antes no se veía nada excepto el horizonte, emerge elegante frente a nosotros. Detrás de nuestra modelo es por donde el sol se ha marchado.  Quienes asisten a los talleres saben de mi gusto por realizar una sesión donde menos se espera, para demostrar que en cualquier rincón podemos hacer la foto que nos propongamos.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Captura toma 2 con luz.

El histograma ha recibido un buen empujón gracias a la iluminación de la Power Blade sin necesidad del agresivo revelado anterior. Los dos únicos parámetros que se han modificado al dejarlos en modo automático son el balance de blancos, que pasa de 3700 a 4400ºK, y el matiz, que varía de +6 a +11. ¿Habéis captado la esencia de este juego de colores al cambiar la luz? Indicar que en mis sesiones profesionales utilizo carta de color para separarlos debidamente.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Captura toma 1 con luz revelada.

Realizamos unos breves ajustes recolocando la información y la toma queda prácticamente terminada.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Toma 2 con luz revelada.

¿Cómo se comporta el ruido en este caso?

Parece mentira que sea el mismo lugar que la primera foto sin luz. Vamos a ver a nuestro amigo ruido y si sigue la fiesta de antes.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Detalle ruido toma 2.

En una fotografía donde apoyados por una buena iluminación no ha sido necesario levantar las luces artificialmente, era evidente que la “verbena de la paloma” que se montaron los píxeles terminaría.

¿Habéis comprendido este aspecto del ruido? Pensad por ejemplo, en términos de imprimir las fotos, la necesidad de llevarle al impresor un archivo de calidad sin degradar. Otra forma de enmascarar es mantener el ruido en los negros y sombras sin levantarlos.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Toma 2 revelado final.

La composición final, en la que prescindimos de que se vea la Power Blade, para centrarnos en nuestra modelo. Sobre una tapa oxidada, al final de una calle en un descampado, nos sirve como lugar para improvisar una sesión. O como en el caso anterior una simple marisma y sus rocas. Mantenemos los mismos parámetros y revelamos de igual modo.

Tercer ejemplo de retrato con Gloxy Power Blade

Como broche final fotográfico sirva esta preciosa toma realizada en Wukro (Etiopía) a mi querida niña Danait y su grupo de amigas del barrio poco antes de despedirme de ella hasta la próxima.

Gloxy Power Blade, el poder de la luz viajera (II). Danait y sus amigas.

Si se expone medianamente bien, aunque el ISO sea elevado, el ruido queda enmascarado sin echar a perder una fotografía.

Con la Fujfilm X-T1 y el Fujinon 18-55mm f2.8-4, compusimos esta improvisada escena en plena calle aprovechando los últimos rayos y preciosos colores del final del día. He aquí una prueba de que si se expone medianamente bien, aunque el ISO sea elevado, el ruido queda enmascarado sin echar a perder una fotografía. ISO 5000, f2.8, 1/10s, WB 3800ºK, manual, medición puntual y a pulso. Cabe destacar la gran ayuda que supone el poder ver la información en vivo y tiempo real del histograma en estas máquinas actuales. Revelada únicamente en Camera Raw. Iluminada, como no, con un ligero toque de la Power Blade.

Trípode Profesional Gloxy GX-T6662A Plus
(5)
Trípode Profesional Gloxy GX-T6662A Plus
  • Altura máxima de 1626 mm (columna central extendida)
  • Con una increíble capacidad de carga de 10 kg
  • ¡Novedad! gancho en la columna central
  • Patas con goma antideslizante + puntas metálicas
  • Rosca universal estándar 1/4" y adaptador 3/8"
  • Rótula con plato de liberación rápida
  • Acopla tu rótula 3/8" en la parte inferior de la columna central

Conclusiones finales

La Gloxy Power Blade es una fuente de luz magnífica, pero no olvidemos que no es un flash cuyo destello puede congelar movimientos muy bruscos; prestad atención a ese detalle para programar vuestras velocidades de obturación.

Jugar con la luz para crear volúmenes, dibujar, resaltar o insinuar. Iluminar por iluminar es un error que puede dar al traste con una buena fotografía si nos pasamos. Recordad que aquello que no se ilumina es tan importante como lo que se ilumina.

En estos dos amplios post que os hemos ofrecido queda patente el poder “viajero” y todoterreno de la Gloxy Power Blade. Las únicas limitaciones provienen muchas veces de uno mismo, porque con creatividad, sabiendo mirar alrededor y paciencia pueden salir fotografías originales. Buena suerte, pues, con ellas.

Gloxy Power Blade con mando inalámbrico
(37)
Gloxy Power Blade con mando inalámbrico
  • ¡Versión mejorada! Más ligero y manejable
  • Luz contínua sin parpadeos
  • Ideal para trabajos en exteriores y para retratos
  • Hasta 10hs funcionando
  • Incluye cargador para casa y coche
  • Funciona como luz de relleno o lightpainting
  • Sustituye el uso de pesados focos o flashes, es un estudio en tu mochila

Texto y Fotografías: © José Luis Valdivia.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 2

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 50.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 50.000000%

Escrito por José Luis Valdivia

Fotógrafo, cineasta, articulista y docente. Cursó estudios en Dirección y Producción de Cine y TV, así como áreas de antropología, lenguaje y crítica visual. Es formador de formadores. Fotógrafo Oficial Fujifilm X-Photographer, Vanguard Photo Professional, y durante cinco años el fotógrafo oficial de Samyang en España. Articulista en diversos medios sobre fotografía y cine, como Foto24. Experto y testeador en varios campos de la fotografía y cine. Ganador de premios y nominaciones en cine y fotografía por sus obras de denuncia social y medioambiental. Realizador de publicidad y vídeos musicales. Pionero en introducir la fotografía y crítica de la imagen en varios centros escolares públicos. Sus talleres “La Mirada y el Fotógrafo” recorren desde hace diez años el territorio nacional y europeo, donde su enfoque multidisciplinar le han posicionado como todo un referente. Pendiente de publicar un ensayo sobre la fotografía y dos documentales de cine social, uno sobre la infancia y la discapacidad que es una exposición internacional desde 2013, y otro sobre Etiopía y la vida de un misionero español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.