La Proporción áurea: Qué es y cómo integrarla en tus fotos

La búsqueda de la fotografía perfecta, es algo que obceca a los fotógrafos, intentando conseguir encuadres y composiciones impactantes, sin saber, que esto no recae en nada divino, aunque se le llame con este nombre, porque la proporción áurea es pura ciencia y no es nada difícil de usar en tus capturas.

¿No os ha pasado, al observar una fotografía, que en principio no tiene una proporción “equilibrada”, pero que cuenta con un mayor atractivo que una de gran equilibrio? Esto pasa porque la proporción divina o áurea, está en todas partes, es un elemento que se encuentra en nuestro mundo y vidas desde el principio, representando la armonía como tal.

¿Qué es la proporción áurea?

Proporción áurea

Usada desde los siglos III y IV A.C, donde los primeros matemáticos griegos teorizaron sobre esta proporción, la cual se basa en un número irracional que vincula dos segmentos de la misma recta, dividiendo el espacio o las líneas en una imagen placentera. Los estudios de estos matemáticos llevaron finalmente a describir las dimensiones matemáticas precisas y la llamaron número áureo o número de oro.
Este número áureo viene comúnmente descrito por el valor de Phi (φ) el cual es el resultado de la suma de lados a y b de un rectángulo. Es decir, un rectángulo se considera “perfecto” si la suma de a y b cumple la proporción áurea, si a/b=1.61803.

Proporción áurea

A partir de esta teorización del número Phi, el matemático italiano Leonardo Pisano, crearía lo que conocemos como la curva de Fibonacci o proporción áurea, la cual se trata de una serie de números infinita en la que si sumas dos números consecutivos siempre da como resultado el siguiente número (0+1=1; 1+1=2; 1+2=3; 2+3=5;…13+21=34) generando la famosa espiral áurea.

Proporción áurea

Para generarla necesitas aplicar a un rectángulo, colocando los números desde el centro hacia afuera en cada cuadro y dándole a cada cuadro el tamaño correspondiente de su suma, creando así un rectángulo “perfecto” que contendrá el número Phi .

Si a esta serie de rectángulos se le traza una línea en forma de espiral uniendo los vértices transversales de cada cuadrado, hallamos la tan famosa Espiral de Oro. Esta espiral, aunque nunca te hayas dado cuenta, se da con muchísima frecuencia en la naturaleza, se podría decir que está en casi todos lados, desde el principio de la vida, en el ADN, hasta en la forma final de algunos seres vivos, como pueden ser las caracolas, algunas plantas y flores.

Proporción áurea

El conocimiento de que esta famosa proporción áurea se integra en la gran parte de lo que vemos, hace de ella una regla para la composición estética, ya sea dibujo, escultura o fotografía, muy útil para representar la realidad con mayor naturaleza, haciendo que al ojo humano sea mucho más fácil de digerir y armónico, que otro tipo de composiciones. De ahí que porque solo tengas un elemento, ponerlo justo en el medio de tu imagen, no va a hacer que cree mayor armonía.

¿Cómo usar la proporción áurea en tus imágenes?

En el mundo del arte y la estética, como ya hemos comentado, la proporción áurea se ha usado, desde que se tiene conocimiento de ella, incluso sin conocimiento, ya que está integrada en nuestras vidas más de lo que parece. Pero en el Renacimiento, la mayoría de sus artistas, trabajaron sus proyectos alrededor de estos patrones, llegando a integrarse en nuestra cultura de tal manera, que al aparecer la fotografía, se adaptaron conceptos de la pintura y uno de ellos fue esta proporción.

Proporción áurea

El principal problema que se presenta cuando pretendemos crear una composición áurea en el marco de la fotografía, es el formato de esta. El sensor de las cámaras actuales (si no todos, es la mayoría), está basada en sensores que derivan del formato de 35mm químico (36 x 24 mm), el cual crea una relación de aspecto de 3:2.

Cuando realizas la división del rectángulo, para conseguir el número Phi, el resultado de este formato es 1.5, por lo tanto, si quieres aplicarlo de una forma perfecta en una de tus fotografías deberías recomponer o recortar la imagen para que sea perfecto.

Proporción áurea

Como consejo, para que esto no sea un calvario y que conseguir una fotografía con una proporción natural o armónica como la proporción áurea, no necesitas conseguir representar su espiral a la perfección, ya que una vez que la composición siga esta regla, en mayor o menor medida, la fotografía quedará armoniosa, sin necesidad de que tengas que conseguir el numero Phi, en su exactitud.

Quizas te interese este post sobre 15 reglas de composición.

Proporción áurea VS Regla de tercios

Para conseguir una fotografía coherente con la sección áurea, necesitamos basarnos en una estructura de cuadrícula, dividida en 9 partes, 9 cuadros, algo que recuerda a la regla de los tercios que más de una vez habrás usado, pero en esta ocasión en lugar de estar hecha de rectángulos iguales, tenga un rectángulo central con un lado 0,618 veces más corto que el resto.

Entonces, en la proporción áurea se utiliza una cuadrícula ligeramente distinta, con la columnas centrales más estrechas en comparación con las laterales. El motivo es que esta cuadrícula es el resultado de los cálculos de la proporción áurea.

Proporción áurea

Al ver el gran parecido que hay entre la regla de los tercios y la sección áurea, muchos fotógrafos, piensan que esta está inspirada en la sección áurea, otros afirman que la regla de tercios está basada en la proporción áurea. Lo único que se puede afirmar, es que dado a la facilidad para repartir un grid con una relación 3:2 en 9 partes iguales, se generalizó con el fin de facilitar a nuestro sistema de percepción organizar partes de una escena de forma simple.

Proporción áurea

Entonces, yo creo que este recurso habría que tomarlo como uno más disponible y ser conscientes que una imagen tomada sobre la regla de los tercios no atiende a la proporción áurea, sino que atiende posiblemente a un recurso de composición heredado del tamaño de ventana del 35mm.

Creación de la fotografía a partir de la proporción áurea

Proporción áurea

En primer lugar, para poder crear la imagen, debemos centrarnos en el posicionamiento de los elementos que ocuparán la imagen, pudiendo crear, incluso un camino o una línea imaginaria que te permita seguir el paso de la espiral de una forma más notoria y así crear una mayor armonía.

Para mi, la forma más fácil de crear esta forma, es a partir de un Golden Section Finder, el cual, no es más que una tarjeta transparente que a partir de los cuadrados comentados anteriormente, que te permiten formar la espiral, ayuda a localizar y posicionar tus elementos de una forma más fácil.

Proporción áurea

También puedes crearte tu mismo esta tarjeta, señalando las líneas de los recuadros en un trozo de plástico transparente, pero lo importante es poder asimilar esta organización de tal forma, que llegue un momento que tu cabeza la use de forma incondicional, sin necesidad de ninguna guía.

Una vez que tengamos en mente los puntos fuertes de nuestra imagen, debemos elegir sólo uno en el que queramos que pose la parte más importante de nuestra fotografía, el punto que guíe el movimiento de los ojos. Ese punto, será el principio, el primer cuadro, de nuestra regla áurea, que irá reproduciéndose, en cuadrados más grandes que te permitirán integrar elementos más grandes y generales, creando esa espiral imaginaria.

Proporción áurea

En cuanto al espacio o aire, como más se conoce en el argot fotográfico, que rodeará al elemento principal de nuestra fotografía, es aconsejable que se encuentra con una disposición más abiertas, sin otros elementos que puedan distraer de los puntos de interés, ya que si el sujeto se encuentra muy limitado, en un espacio poco abierto o reducido, nuestra captura puede perder dinamismo y se perderá la nitidez con la que se puede apreciar el elemento principal, perdiendo el sentido de esta.

Trípode Profesional Gloxy GX-T6662A Plus
(4)
Trípode Profesional Gloxy GX-T6662A Plus
  • Altura máxima de 1626 mm (columna central extendida)
  • Con una increíble capacidad de carga de 10 kg
  • ¡Novedad! gancho en la columna central
  • Patas con goma antideslizante + puntas metálicas
  • Rosca universal estándar 1/4" y adaptador 3/8"
  • Rótula con plato de liberación rápida
  • Acopla tu rótula 3/8" en la parte inferior de la columna central

Por si no sabes que es el espacio negativo, el post sobre el espacio negativo te ayudará a saber más.

Algunos estudiosos de la imagen y fotógrafos afirman la imposibilidad del uso del concepto de la sección áurea en el ámbito de la fotografía, dado que basta con utilizar cualquier punto de toma de una captura, para poder encontrar la proporción áurea. La dificultad de toma de una imagen, unido a la facilidad con la cual esta regla puede ser interpretada, crea una confrontación que trae en vilo a algunos

Proporción áurea

Al final la proporción áurea no es más que es una regla matemática, que debe ser estudiada con cierto tacto, dado su presencia en tantas partes, pero esto no quiere decir que debe ser una regla irrompible por el fotógrafo. Esta ley es algo que puedes adoptar dependiendo de la fotografía o lo que quieras conseguir.

Una técnica no debe ser usada de forma estricta como ha sido dictada, si no debes usarla en tu propio bien siempre que te convenga y de esta forma, será cuando consigas la fotografía perfecta.

Deja tu voto

48 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 54

Upvotes: 51

Upvotes percentage: 94.444444%

Downvotes: 3

Downvotes percentage: 5.555556%

Escrito por Carlos Garcia Robles

Joven multiusos, amante del cine y del mundo audiovisual en general, siempre dispuesto a aprender, interesado en todo lo nuevo. Antes de decir que no sé hacer algo, lo hago.

2 Comments

Leave a Reply
  1. Busco y busco… la manera de digitalizar negativos y diapositivas con mi cámara reflex… Los escáneres “normales” no dan buen resultado…

    • Hola Lluis,

      Esto que le pasa es normal, ya que los escáneres normales como el de casa o uno dedicado simplemente a fotocopias, no está adaptado, dado a que estos negativos deben ser iluminados desde atrás, mientras que los escáneres convencionales están diseñados para capturar la luz reflejada de un documento, de ahí que salgan con poca nitidez y baja calidad. Mi recomendación es que uses un escaner especializado, para poder conseguir la máxima calidad. Aunque puede que en internet encuentres diferentes trucos, nunca conseguirás la calidad completa. Si no puedes costearte conseguir un escaner especializado, ya que son bastante caros, en las tiendas de fotografía, incluso en algunas copisterias, cuentan con este tipo de escáneres.

      Quedamos a su disposición para cualquier otra consulta.

      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.