Poniendo a prueba los filtros ND Irix Edge

Filtro de 95 mm ND 1000 y filtros de Gelatina

¿Tienes un objetivo Irix y te has preguntado cómo son los filtros ND Irix Edge? ¿Tienes dudas sobre la calidad de imagen que producen? ¿Has pensado en usar otro tipo de filtros ND con una relación más interesante de precio? En este artículo te contamos todo lo relacionado con los filtros ND de Irix.

Hay un camino marcado, pero no escrito, que vamos recorriendo los aficionados a la fotografía. Este viaje parte cuando compramos nuestra primera cámara. Se van quemando etapas a medida que nuestra afición va aumentando y nuestros conocimientos van creciendo. Quizás alguno lo recorre con un orden diferente a otros, pero al final las paradas son las mismas. Por ejemplo, pasan por conseguir objetivos de más calidad, por la compra de un buen trípode, un disparador remoto, incluso por la adquisición de un cuerpo de cámara superior. Uno de estos hitos o puntos clave en nuestro progreso como fotógrafo pasa por incluir en nuestro equipo los filtros fotográficos. Aunque algunos no opinen como yo, pueden suponer un punto de inflexión en la “calidad” de nuestra fotografía.

Los filtros fotográficos, ya sean polarizados, ND sólidos o degradados, etc. nos van a permitir dar un plus a nuestra fotografía bastante más significativo que por ejemplo el cambiar de una cámara sencilla a una de gama media. Además, la inversión es mucho menor.

filtros ND Irix Edge
Fotografía con filtro ND 1000 = 10 pasos

Hoy os voy a hablar de los filtros ND, pero no de unos filtros ND cualquiera. Os hablaré de unos filtros con una relación calidad/precio tan alta que no llego a entender como el resto de fabricantes no toma nota y copia esta idea tan sencilla, pero a la vez tan genial. Me refiero a los filtros ND Irix Edge, en concreto a los filtros de gelatina ND Irix Edge. También realizaré un análisis del filtro ND 1000 de 95 mm. 

filtros ND Irix Edge

Muchos de vosotros ya sabéis que desde hace más de un año estoy trabajando y haciendo muchas de mis fotos con el Irix 15 mm y que constantemente estoy hablando de las maravillosas virtudes de esta lente. Cada día estoy más contento y así lo reflejo en las numerosas fotografías que voy realizando.

Saliendo de dudas

Cuando conocí la marca Irix, una de las características que más me sorprendió, por lo sencillo de la idea, era que se le pudieran adaptar filtros de gelatina (plásticos de poco espesor) en la parte posterior de la lente, los cuales van pegados justo al último cristal que va en la montura.

Reconozco que me surgieron dudas. Sobre todo con la posición y la calidad que pudiera dar una lámina flexible de mínimo espesor usado como filtro ND. He usado lentes de bajo precio que daban pena lo mal que trabajaban. No solo coloreando las imágenes, sino con una falta total de uniformidad en cuanto al paso de la luz, generando un veteado horrible en la imagen. Y esa idea era la que me rondaba por la cabeza, que un trozo de plástico daría un resultado similar seguramente.

Cuando compré el 15 mm, observé con atención la parte de la montura donde vienen las guías para insertar los filtros ND de gelatina. Su diseño y construcción deja ver claramente que estas guías están hechas para ser usadas. No se trata del típico gadget que otros fabricantes incluyen pero que en realidad no sirven de nada.

filtros ND Irix Edge

Ahora el problema era que no había disponibilidad de filtros para probarlos. En la web de Irix aparecían, pero no se encontraban en stock. Mirando en otras páginas, tampoco se encontraban disponibles.

Esta falta de filtros me resultó positiva, puesto que buscando alternativas descubrí que existen filtros de gelatina de tamaño mucho mayores que se utilizan en platós de televisión y estudios de cine para colocarlos en diferentes elementos, tanto cámaras como focos. Esto les permite adaptar la luz a las condiciones que más interesen. Entonces lo tuve claro, si una productora que se gasta millones de euros en una producción cinematográfica confía en unos filtros de plástico de gelatina, quiere decir que la calidad que van a proporcionar debe ser cuanto menos buenas. Y así de un plumazo, eliminó mis dudas en cuanto al empleo de estos materiales. De hecho, ante la falta de stock de los filtros, me estuvo tentado la idea de comprar uno de los grandes y cortarlos a las medidas que aparecen en las instrucciones de los objetivos Irix. Cuando estuve apunto de adquirir estos filtros, recibí un correo de Foto24 anunciando que pronto estarían disponibles, por lo que pensé detener la operación, sobre todo porque no soy nada manitas.

Mientras salían en Foto24, estuve estudiando la posibilidad de adquirir un filtro ND de 95 mm para acoplarlo a la parte delantera de la óptica como se hace habitualmente. Sin embargo, los filtros ND de ciertas marcas de prestigio que encontraba a la venta eran de precios muy elevados y quieras o no, me echaba para atrás. Pensad que yo soy de los que tienen por refrán de cabecera ese que dice: “El mezquino hace dos veces el camino”. Con ello lo que quiero decir es que debemos de buscar siempre elementos de calidad, pero ojo, no por ello debemos dejarnos un riñón en nuestra afición. Estos filtros ND de 95 mm entiendo que fueran caros, ya que el diámetro a cubrir es muy grande, pero más de doscientos euros en este accesorio me parecía muy elevado, por tanto decidí esperar.

Todo ello, me hizo pensar que seguramente cuando salieran los filtros de gelatina de Irix saldrían a precios muy elevados, ya que prometían además tres grados de filtrados: ND 4, ND 8 y ND 16 (dos, tres y cuatro pasos de reducción de luz respectivamente). Todas estas cuestiones me generaban dudas respecto al precio del producto, que seguramente haría descender de forma notable el peso de mi cartera.

Cuando por fin aparecieron a la venta en la web de Foto24 pensé que los compañeros se habían equivocado, puesto que el precio era por debajo de los 10 euros. No me lo podía creer ¡Que barato!

Los que habitualmente leéis mis artículos, os habréis dado cuenta de la cantidad de vueltas que le doy a las cosas. Antes pensaba que iban a ser muy buenos a la vez que caros. Ahora los veía tan baratos, que todo me hacía suponer que su calidad no sería para nada buena… que volátil es la cabeza de un aficionado pobre a la fotografía, y la de vueltas que le damos a las cosas para no malgastar nuestros escasos ahorros.

En definitiva, al ser tan económico, poco o casi nada tenía que perder probando estos filtros, así que creo que fui de los primeros en encargarlos en la tienda.

Si sois afortunados poseedores de un objetivo Irix o si habéis tenido la oportunidad de ver algún unboxing de estas lentes, os habréis dado cuenta de la calidad de los elementos de protección del objetivo. Una preciosa caja metálica, funda de neopreno, etc. Pues bien, los filtros de gelatina vienen dentro de un simple sobre de plástico con el típico cierre de “zip” de algunas bolsas de congelados.

filtros ND Irix Edge

Pero pensándolo bien, ¿se necesita algo más para guardar unas simples láminas de plástico de unas décimas de milímetro de espesor? La verdad es que no, y para llevarlos en el bolsillo de la camisa es genial. Se pueden transportar incluso en la cartera, junto a los billetes de 5 euros, ya que como los buenos aficionados, tal como juntamos 10 euros nos lo gastamos, aunque sea en una gamuza para limpiar las lentes…jejejeje.

Una vez abierto el sobre, vemos que cada graduación de filtros dispone de cinco láminas, las cuales van dentro de un pequeña bolsita transparente… pensé “que malo tiene que ser esto con quince láminas nada menos”

Pruebas de laboratorio

Como sabía que tarde o temprano iba a escribir un artículo documentado todo, decidí hacer unas pruebas técnicas en el mítico laboratorio “del Salón de mi casa”. Sí, podría ser en otros sitio, pero seguramente habéis escuchado alguna vez eso de “Como en casa, en ningún sitio”. Pues eso…en mi casa.

Como los peluches de mis hijas ya estaban pidiéndome unas tarifas de posado muy elevadas desde que protagonizaron un artículo anterior sobre la profundidad de campo y la hiperfocal. Decidí contratar para la ocasión a Pancho, un “muñeco de nieves mariachi”. Si…es lo que tiene la globalización.

filtros ND Irix Edge

Coloqué a Pancho en lo alto de la mesa del salón y monté la cámara en un trípode. Puse el objetivo en la cámara sin filtro y realicé la medición y el enfoque. Como una de las cosas que iba a medir era la pérdida de definición de la lente, decidí enfocar a través de la pantalla de la Canon 6D y ajustar lo más finamente posible el foco. El siguiente paso fue bloquear el anillo de enfoque para evitar que se moviera. Después, me asegure que el trípode estaba sólidamente plantado en el suelo para que no se movería al desmontar el Irix del cuerpo de la cámara.

Decidí usar una apertura de diafragma intermedia en este objetivo, por lo que seleccione F4 subí a una ISO 400 para que los tiempos de exposición no se me fueran muy altos y con una medición evaluativa ponderada al centro me marcó una velocidad de 1/13 sin ningún tipo de filtros.

filtros ND Irix Edge
Fotografía sin filtros

filtros ND Irix Edge

Ahora podía hacer dos tipos de pruebas: ver que tiempo de medición me iba dando la cámara a medida que iba poniéndole filtros para obtener una imagen de igual exposición, o lo que me parece más ilustrativo, no variar los valores de exposición en la cámara e ir viendo como disminuye la luz en la toma.

A cada foto realizada a mi colaborador Pancho, le corresponde una captura del histograma directo que da la cámara. Se puede comprobar como poco a poco se van distribuyendo los niveles cada vez más a la izquierda.

filtros ND Irix Edge
Fotografía con filtro ND 4

filtros ND Irix Edge

Realizada las pruebas, tocaba ahora el análisis de los resultados en el ordenador. Decidí estudiar estos elementos claves.

Iluminación: Se ve perfectamente en cada imagen como la cantidad de luz cae de forma progresiva. Si se analiza el histograma, se observa como la información se va apilando cada vez más hacia la izquierda.

filtros ND Irix Edge
Fotografía con filtro ND 8

filtros ND Irix Edge

Definición: Si analizamos la definición de los elementos donde se ha hecho foco de forma primaria, veremos que a medida que vamos instalando los filtros, ésta no se ve alterada, y prácticamente es la misma que en la original, por lo que no se aprecian pérdidas de nitidez o definición.

filtros ND Irix Edge
Fotografía con filtro ND 16

filtros ND Irix Edge

Color: Las fotos han sido tomadas con el mismo balance de blanco. No se parecían variaciones en cuanto a las tonalidades de la imagen. De hecho, si usamos el cuentagotas del balance de color de Lightroom en elementos más o menos grises, veremos con los niveles de RGB son distintos, pero mantienen la misma proporción, por lo que no existe una desviación de color original.

Homogeneidad: Observando las imágenes a diferentes niveles de zoom, no se aprecian diferencias entre zonas y el “oscurecimiento” es homogéneo. Además, se observa que no existen “puntos calientes” en los filtros, es decir, puntos donde la luz pase como por un agujero.

filtros ND Irix Edge
Su instalación es extremadamente sencilla

Por tanto las pruebas de laboratorio fueron todo un éxito y técnicamente el funcionamiento es el que se anuncia, consiguiendo una interesante reducción de luz en toda la imagen, sin pérdidas de nitidez ni dominantes de color extrañas.

Filtro Irix delantero de 95mm ND 1000

Mientras realizaba las diferentes pruebas de laboratorio con los filtros de gelatina de Irix, me llegó otro correo de mis amigos de Foto24, anunciando la disponibilidad de los filtros “de cristal” de diámetro 95mm para colocarlos en la parte delanteras de los objetivos.

filtros ND Irix Edge

Estos filtros de Irix se anuncian con el mismo tipo de acabado que el resto de lentes de los objetivos. Si eso era verdad, la calidad debería ser muy buena, porque ópticamente los objetivos Irix creo que no tiene nada que envidiarle a ópticas que le triplican y cuadruplican en precio.

filtros ND Irix Edge

Además, siguiendo la línea, los precio de salida estaban muy contenidos, costando el que más me interesaba a mi, el ND 1000, en torno a los 100 euros. Como comenté antes, había estado a punto de comprarlo de otra marca por más del doble. Así que como no podía ser de otra forma, encargué mi filtro ND 1000.

El acabado y la terminación es excelente. La lente va en un estuche de polímero de gran dureza y va perfectamente encajado en el acolchado.

Una vez en la mano, te das cuenta de que no es un cristalito cualquiera. Es totalmente opaco y nada pesado, pero te da sensación de que es algo “bastante sólido”. Se acopla al objetivo del Irix 15 mm a la fácilmente, yendo el roscado perfecto, sin la necesidad de hacer fuerza.

filtros ND Irix Edge

Decidí realizar unas pruebas de laboratorio como con los filtros de gelatina, pero desistí de la idea por dos motivos. Primero me di cuenta que Pancho, mi modelo de referencia, tampoco era tan atractivo, sobre todo para una foto con un ND 1000. Y segundo, ya que tenía que hacer las pruebas de campo de los filtros de gelatina, decidí no perder tiempo y dar el salto directamente a probar todos en la calle.

Pruebas de campo de los filtros ND Irix Edge

Para las pruebas de campo, decidí darle una vuelta de tuerca al tema de los filtros Irix y decidí someterlo a unas duras condiciones. Así, en mi Irix 11 mm, monté no solo uno, sino dos filtros de gelatina, con lo que conseguiría reducir la luz ambiente al doble (aunque después matizamos esta cuestión).

filtros ND Irix Edge

Como podéis ver en las fotos de arriba, el tiempo de exposición es bastante elevado. En la definición de los diferentes elementos de la imagen se ve claramente que no hay pérdidas de nitidez ni de contraste. No hay ningún tipo de bandas de color ni aberraciones extrañas. Aunque las fotos están realizadas en RAW y con el balance de blanco en automático, os puedo decir que no ha habido que neutralizar ningún tipo de dominantes.

filtros ND Irix Edge

En el Irix de 15mm monté el filtro ND 1000. Para que los tiempos de exposición no se fueran demasiado lejos y me dejaran el cielo totalmente lavado, decidí aumentar un poco la ISO hasta valores de 320 o 400.

filtros ND Irix Edge

Las fotos quedan espectaculares con tiempos de exposición por encima del minuto. El río Piedras queda totalmente cristalizado y las nubes con sus bandas, debido al movimiento de las mismas. Hasta tuve suerte con las banderas y las embarcaciones, ya que prácticamente no se aprecia su movimiento.

Si observáis los detalles de los objetos inmóviles, los veréis totalmente definidos, perfectamente enfocados. No existen puntos calientes y la reducción de la luz es totalmente homogénea.

filtros ND Irix Edge

Es más, cuando llegué a casa y desmonté el equipo, me di cuenta que había dejado puesto en el 15 mm dos filtros de gelatina de ND4, por lo que estas dos últimas fotos además de llevar el ND 1000, también llevaban los dos filtros de gelatina. Así que, sin haberlo preparado, sometí a los filtros a las pruebas más extenuantes, ya que no solo estaba montado el de cristal, sino que además, por olvido eso sí, llevaban los dos de gelatina.

Suma de los filtros ND

Recibí una consulta a través de mis redes sociales sobre qué reducción de luz supondría el sumar dos filtros ND. Por ejemplo, si coloco, como explicamos anteriormente, dos filtros ND de gelatina uno sobre otro.

filtros ND Irix Edge

Empecé a hacer mis números y mis cuentas, pero como estaba de vacaciones, decidí hacer otra prueba de campo. Esta vez decidí hacer lo contrario que hice en mi casa. En vez de mantener el tiempo de exposición y ver cuanto “se oscurecía” (o aclaraba) la imagen al ir montando o desmontando los filtros ND, modificaría paulatinamente los tiempos de exposición hasta conseguir una imagen con el mismo nivel de exposición.

Monté en el Irix de 11mm dos filtros ND 8 he hice una fotografía con los siguientes datos de exposición:

Filtros: 2 ND 8

Apertura: f4

ISO: 320

Tiempo de exposición 30 s

El resultado es el que podéis ver en la siguiente foto.

filtros ND Irix Edge

Ahora, desmonté los dos filtros ND del Irix y estuve haciendo fotografías rápidamente, para que no cambiaran las condiciones de iluminación ambiental, sin cambiar los parámetros de la toma, tan solo el tiempo de exposición.

Hice varias pruebas y la que más se acercaba a la exposición con los filtros era la siguiente:

Filtros: Nada

Apertura: f4

ISO: 320

Tiempo de exposición: 0,5 s

Observando el histograma se ve que no es exactamente el  mismo, pero si muy parecido.

filtros ND Irix Edge

La diferencia de los tiempos de exposición, de 0,5s a 30s equivale aproximadamente a 6 pasos de luz. Es lo correcto, hemos montado dos filtros que cada uno reducen 3 pasos de luz. Por tanto 3 pasos de uno y tres pasos de otro sería un total de 6 pasos.

Ahora bien, ¿cuál es el filtro que equivale a 6 pasos de luz? Algunos dirían que sí hemos colocado dos filtros ND 8 sería 8+8=16. Sin embargo, debemos saber que esto no es así y que el filtro que consigue reducir 6 pasos de luz se calcula elevando el número 2 a los 6 pasos correspondiente: así que dos elevado a seis es 64.

Cuando sumamos dos filtros ND, su equivalente no sería la suma sino el producto. Esto es debido a cuestiones matemáticas relacionadas con la suma de potencias, pero no vamos a entrar en ello.

filtros ND Irix Edge

Esto nos va a permitir conseguir diferentes cantidades de filtrados, combinando dos o incluso tres filtros diferentes, lo que nos permitirá una gran versatilidad a la hora de usarlos.

“La verdad es que con un poco de inversión podremos conseguir grandes resultados y le daremos un plus a nuestras fotografías de paisajes. Si además ponemos en práctica lo explicado en el artículo ” 8 retoques con Photoshop para mejorar tus fotos veraniegas”, pues conseguiremos que las fotos queden totalmente redondas y espectaculares, con apenas unos ajustes. La idea de comercializar estos filtros tan sencillos, tan fáciles de instalar y a un precio tan interesante hacen que los chicos de Irix se vuelvan a apuntar un buen tanto. Además estos filtros ND Irix Edge son compatibles con otros objetivos.”

Como conclusión, muchas ventajas. Como ya hemos comentado, hay que desmontar el objetivo de la cámara cada vez que queramos cambiar los filtros. Este es el único inconveniente que tiene, lo que para más de uno puede parecer un problema, pero creo que merece la pena. Se trata de una inversión mínima para todo lo que se consigue. Un producto excelente.

Todas las fotos con filtro realizadas con objetivos Irix 15 y 11 mm

Deja tu voto

10 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 10

Upvotes: 10

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escrito por https://blog.foto24.com/author/abouzon/

Enamorado de la Fotografía y Vídeo Digital, de la edición y procesado de la imagen. Profesor de Educación Secundaria en Tecnología, entusiasta de la Robótica educativa y el uso de la TICs. Multitud de cursos, talleres y jornadas realizados como docente y discente.

2 Comments

Leave a Reply
  1. Buen artículo y muy explicito. Lo que no comentas es, supongo, que los filtros son delicados y se rayan facilmente con el uso, aunque la facilidad de usar hasta ¿tres? juntos y el precio lo compensa.

    • Hola Javier y gracias, me alegro que te haya gustado el artículo. Todos los filtros son delicados y más los ND ya que cualquier arañazo puede estropearlos en gran medida. Si el filtro es de plástico y de apenas unas décimas de mm de espesor pues más aun. Pero, y creo que lo comento en el artículo, que con el debido cuidado estos filtros no tienen que estropearse. Lo que no tiene sentido es que lo quitemos “a lo bestia” y que nos lo guardemos en el bolsillo del pantalón. Evidentemente, si lo tratamos asi se nos estropeará. Pero como digo con cuidado, poco más que con cualquier tipo de filtros y usando el sentido común, estos deben durarnos para bastantes sesiones. Pero como bien dices por lo que vale, incluso te puedes permitir tratarlos un poco peor y guardarlos como hago yo en el bolsillo de la camisa….jajaja….pero no se lo digas a nadie. Un saludo y gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *