Aprendiendo fotografía: Velocidad de obturación

Una de las herramientas de nuestra cámara que nos permite plasmar nuestra creatividad en las fotografías que realizamos, es la velocidad de obturación, uno de los pilares para conseguir una correcta exposición. Dependiendo de los tiempos de exposición que utilicemos conseguiremos dar sensación de movimiento o por el contrario congelarlo, de ahí que las posibilidades sean múltiples.

Pero, ¿qué es exactamente la velocidad de obturación? ¿cómo se puede medir? y lo que es más importante, ¿cómo puedo ponerlo en práctica en mis fotografías? En este post voy a resolver todas esas cuestiones para que puedas empezar a utilizarla correctamente desde ahora.

Aprendiendo fotografía: Velocidad de obturación

Delante del sensor de nuestras cámaras se encuentra el obturador, el dispositivo encargado de controlar el tiempo que llega la luz a nuestro equipo, de modo que cuanto mayor sea el tiempo que el obturador esté abierto, mayor cantidad de luz conseguiremos, eso sí, siempre dependerá de las condiciones lumínicas en las que nos encontremos. Por lo tanto, la velocidad de obturación, o tiempo de exposición, es otra forma de conseguir la exposición perfecta en cada toma.

La velocidad de obturación es uno de los pilares del triángulo de exposición, acompañando de este modo, a la apertura de diafragma y a la sensibilidad ISO.

Fototrucos velocidad de obturación

Pero la velocidad de obturación no solo nos permite recoger más o menos en luz en nuestras fotografías, también es una fórmula perfecta para conseguir fotografías mucho más creativas, ya que también es la encargada de plasmar el movimiento de una escena o por el contrario congelarlo.

velocidad de obturación

Medir la velocidad de obturación

La velocidad de obturación se mide con el tiempo que necesitamos para hacer una fotografía, pero para que este proceso sea más cómodo y comprensible, usamos fracciones de segundo o segundos. De modo que en lugar de decir he tomado una fotografía a 0.05 segundos usaremos su equivalencia en fracciones o mediante el uso de cifras exactas como 1 segundo, 2 segundos y así sucesivamente.

Fototrucos velocidad de obturación

Debes saber también que si usas una velocidad de obturación de 1 segundo, estarás dejando pasar la mitad de luz que la que entraría usando una velocidad de obturación de 2 segundos. Y que una velocidad de 1/250 dejará pasar la mitad de luz que 1/125.

Velocidad de obturación rápida

La velocidad de obturación rápida se produce cuando el obturador se abre y cierra muy rápido, por lo tanto entrará menos luz al sensor de nuestra cámara. A este proceso también lo llamamos tiempo de exposición corto. Es la fórmula perfecta para congelar el movimiento o para trabajar en lugares con exceso de luminosidad para que nuestra imagen no se sobreexponga. Si quieres profundizar tus conocimientos para congelar el movimiento, échale un vistazo a este post.

Aunque también puedes controlar la cantidad de luz que llega a nuestro sensor usando aperturas de diafragma máximas, o modificando la sensibilidad ISO. Recuerda que los parámetros variarán dependiendo de las condiciones lumínicas de tu zona de trabajo.

velocidad de obturación rápida

Se estipula que una velocidad obturación es rápida a partir de 1/60 segundos en adelante. En este tipo de imágenes se podrán apreciar elementos que han sido capturados mientras realizaban algún movimiento y han quedado plasmados de forma estática en nuestra fotografía.

Este tipo de velocidad de obturación es especialmente útil cuando trabajamos en fotografías deportivas e incluso con fotografías de aves y fauna.

Imagina que estás en un partido de fútbol y quieres plasmar como tu jugador favorito marca un gol, como sucederá en cuestión de segundos, debes ser rápido usando tiempos de exposición cortos, sin embargo debes modificar estos valores cuando trabajes durante una carrera de motos o coches, pues estos se mueven a una velocidad mayor.

También es recomendable usar velocidades de obturación rápidas cuando trabajes con fotografías de aves o fauna salvaje, pues el único modo de inmortalizar a un buitre cazando a su presa.

velocidad de obturación rápida para fotografías de aves

Velocidad de obturación lenta

Consideramos que una velocidad obturación es lenta de 1/60 segundos hacia abajo. También se conoce como tiempos de exposición largos, y es el más usado para conseguir multitud de efectos creativos en nuestras fotografías.

Estelas de luz de los coches: Fotografías espectaculares que nos dan un nuevo punto de vista sobre nuestra ciudad, imágenes que nos dejan embobados por sus líneas de color rojo y blanco que se extienden a lo largo de las avenidas. Si quieres saber cómo se consiguen pincha aquí.

velocidad de obturación lenta para estalas de luz de los coches

Lightpainting: Una técnica que nos permite conseguir fotografías espectaculares y súper creativas con tan solo pintar la luz. Podrás crear formas de color en la escena con tan solo usar velocidades de obturación lentas. Para profundizar en esta técnica pincha aquí.

lana de acero con velocidad de obturación lenta

Barrido o Pannig: Fotografías que, a pesar de ser estáticas, dan sensación de movimiento, tienen como protagonista un elemento totalmente estático, mientras que el fondo de la escena está movido. Para ponerlo en práctica, lee más información en este post.

velocidad de obturación lenta para barrido

Fotografías circumpolares: En esta disciplina se plasma el movimiento de las estrellas a lo largo de la noche y cuyos resultados, son fotografías impactantes. Si quieres ponerlas en práctica no te pierdas nuestros consejos.

velocidad de obturación lenta para circumploares

Efecto seda: En lugar de congelar el movimiento del agua que pasa por un río o una cascada, este efecto captura su movimiento, creando un efecto seda que a todos nos deja alucinados. Para conseguir fotografías como estas, solo necesitas esto consejos.

velocidad de obturación para efecto seda en el agua

Efecto zooming: Consiste en crear una fotografía con sensación de “aceleración”, en la que el sujeto u objeto fotografiado aparece al principio, a mitad o al final de esa aceleración, un efecto asombroso con carácter espectacular. Conoce sus secretos aquí.

Cómo conseguir el efecto zoom o zooming en 5 pasos

Foto: Miguel Andrés Garcés.

Todos estos efectos podemos conseguirlos porque el obturador permanece durante más tiempo abierto, dejando entrar por lo tanto más luz a nuestro sensor y más información de la escena que tratamos de fotografiar. En estos casos podremos usar una sensibilidad ISO inferior para no crear tanto ruido en nuestra fotografía o incluso usar aperturas de diafragma con valores intermedios, pudiendo disfrutar por lo tanto, del punto dulce de nuestro objetivo.

Una de las aplicaciones más conocidas para trabajar con velocidades de obturación más lentas es inmortalizar un paisaje que suele estar abarrotado de gente, evitando que estos aparezcan en nuestra fotografía. Es una técnica especialmente útil cuando estamos de viaje y queremos plasmar un lugar muy renombrado de la ciudad.

velocidad de obturación rápida

Pero para poner en práctica, tanto esta técnica como las disciplinas nombradas anteriormente es fundamental el uso de un trípode que nos proporcione la estabilidad necesaria para evitar trepidaciones en nuestra fotografía, e incluso el uso de un disparador puede ser importante en estos casos, ya que, nosotros también podemos producir vibraciones en la imagen con tan solo pulsar el disparador.

usar la velocidad de obturación lenta con trípode

Con capacidad de carga de hasta 10 kg, para soportar todo tipo de equipos y accesorios sean cuales sean las condiciones meteorológicas y el terreno en el que estés trabajando, por que se incluye un gancho en la columna central para aportar más estabilidad incluso con rachas de viento, y doble punta (metálica y goma) para adaptarse a todos los terrenos.

disparador Miops

El disparador Miops de alta velocidad te permite controlar tu cámara desde tu propio smartphone, incluye un sistema de sensores (luz,sonido, láser…) con el que conseguirás congelar el movimiento, hacer lightpaiting, fotografiar relámpagos, sin complejidad alguna. Además consta de 7 modos de disparo avanzado y 4 convencionales.

Controlar la velocidad de obturación

Debes tener en cuenta que no podrás controlar la velocidad de obturación con el modo automático o algunos modos semiautomáticos de tu cámara, ya que será tu cámara la que decida cuál será obturación para cada escena. Aunque los resultados suelen ser óptimos, nunca serán tan buenos como los que podrías conseguir tú conociendo la iluminación de la escena, y lo que es más importante, eres tú el que sabe exactamente el efecto que quieres conseguir en cada fotografía.

velocidad de obturación qué y cómo dominarla

Así que podrías usar el modo automático prioridad obturación (S), en este caso serás tú quien controle la velocidad de obturación, mientras que la cámara se encargará de seleccionar el diafragma para que la exposición sea la correcta. Es ideal para congelar el movimiento o para conseguir el efecto seda en el agua. También es útil si lo que necesitas es una exposición óptima de forma rápida.

O el modo manual (M), el modo de trabajo más temido por principiantes y aficionados. En este caso, todos los parámetros de la cámara corren a nuestra cuenta. Una vez le has cogido el truco, será la mejor forma de sacarle partido a una cámara.  Con este modo, controlarás tanto la velocidad de obturación como el diafragma. Si quieres quitarle el miedo de una vez por todas al enfoque manual, échale un vistazo a este post.

cómo poner en práctica la velocidad de obturación

Recuerda que el modo manual no permite trabajar con exposiciones más largas de 30 segundos, por lo que para trabajar con otras modalidades como time-lapse y otras muchas, será necesario aplicar el modo Bulb. en este caso serás tú quien indique cuándo la cámara debe empezar y terminar la exposición. Aquí podrás profundizar tus conocimientos sobre el modo Bulb.

velocidad de obturación cómo controlarla

Como has podido comprobar con las fotografías que he usado como ejemplo a lo largo de este post, controlando la velocidad de obturación puedes conseguir casi cualquier fotografía que se te pase por la cabeza, solo es cuestión de práctica para aprender a controlarla definitivamente y cómo no, para dar un toque de creatividad como toque personal. Puedes compartir tus avances en nuestras redes sociales ¡Estamos deseando ver tus trabajos!

Deja tu voto

20 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 22

Upvotes: 21

Upvotes percentage: 95.454545%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 4.545455%

Escrito por Lourdes Olmedo

Viajera empedernida con cámara siempre en mano. Colaboradora en la revista Super Foto Digital. Departamento de Contenidos en Foto24.

2 Comments

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *