Aprendiendo fotografía: Apertura de diafragma

Si acabas de adentrarte en el maravilloso mundo de la fotografía y ya te has cansado de usar el modo automático de tu cámara, es fundamental que conozcas en profundidad el concepto “apertura de diafragma” porque es el valor que te permitirá crear fantásticos desenfoques en tu imagen o por el contrario te permitirá tener toda una escena enfocada. Además, también es el causante de que nuestra imagen esté correctamente iluminada en lugares oscuros y evita sobreexposiciones en lugares con intensidad lumínica.

Aprendiendo fotografía: Apertura de diafragma

Qué es la apertura de diafragma

La apertura de diafragma es un término esencial para conocer en profundidad tu cámara y lo que es más importante, fundamental para trabajar correctamente en el modo manual, porque nunca será igual una fotografía tomada en modo automático, que una hecha por ti desde cero en modo manual.

cómo controlar la apertura de diafragma

También es un elemento importante porque nos ayudará a mejorar drásticamente la calidad de nuestros trabajos. De ella dependen funciones tan fundamentales como la profundidad de campo o la exposición de la imagen. Es por ello que es importante conocer en profundidad cuál es su función y cómo aplicarla en cada momento.

Pero ¿qué es exactamente la apertura de diafragma? Pues bien, el diafragma es un elemento que se encuentra en todos los objetivos y que está constituido por unas placas con forma de aleta. Estás aletas se contraen o se estiran en forma de círculo. Su apertura variará en función de la cantidad de luz que queremos que llegue hasta el sensor de nuestra cámara. Por lo tanto, podemos decir que la apertura de diafragma es la encargada de regular la entrada de luz al sensor de nuestra cámara.

Fototrucos apertura de diafragma

En cada escena tendremos que modificar la cantidad de luz que queremos que llegue al sensor, es decir, tendremos que modificar la apertura de diafragma, pero ¿por qué usar una apertura de diafragma mayor o inferior? Sencillamente, no es lo mismo trabajar con fotografías de estrellas, que estar en un escenario a plena luz del día. En el primer caso tendremos que usar aperturas de diafragma máximas para que llegue mayor cantidad de luz a nuestro sensor, y en el segundo caso tendremos que usar aperturas de diafragma intermedias o inferiores para que nuestra imagen no resulte sobreexpuesta.

Si quieres saber cómo obtener una buena exposición no puedes perderte nuestro post.

todo lo que debes saber de la apertura de diafragma

Qué son los valores F

Aunque al principio parece un concepto confuso, una vez lo hayas entendido, no lo olvidarás nunca. Se representa la apertura de diafragma que estamos utilizando en cada toma mediante los números F. El número F hace referencia al tamaño de la apertura de la lente del objetivo.

La escala estándar de estos números F, los comprenden f/1, f/1.4, f/2, f/2.8, f/4, f/5.6, f/8, f/11, f/16 y f/22, aunque esta escala no es la misma en todos los objetivos, algunos cuentan con una numeración más avanzada de valores intermedios, como pueden ser f/3.5 o f/5. Estos pasos intermedios se han añadido para ofrecer mayor precisión.

cómo controlar la apertura de diafragma

Los valores F bajos, como por ejemplo f/1.4 o f/2 dejarán pasar mucha luz al equipo porque el diafragma está muy abierto, en este caso estaríamos usando aperturas de diafragma máximas. Mientras que los valores altos f/11 o f/22, dejarán pasar menor cantidad de luz y por lo tanto estaríamos usando aperturas de diafragma mínimas.

Cuando estés trabajando en interiores, en la oscuridad de la noche o en lugares con poca luminosidad, tendrás que usar aperturas de diafragma máximas y por lo tanto, valores bajos como f/2. Si por el contrario tu zona de trabajo consta de una gran intensidad lumínica, tendrás que usar aperturas de diafragma mínimas o intermedias, dependiendo de la escena, como podría ser f/11 o f/6.

cómo controlar la apertura de diafragma

Tú objetivo y la apertura de diafragma

Seguro que habrás oído hablar sobre los objetivos luminosos, son aquellos que permiten trabajar con aperturas de diafragma máximas y suelen ser de mayor calidad técnica porque permiten conseguir un alto grado de nitidez, además de conseguir resultados espectaculares incluso en interiores o en escenas nocturnas.

qué es la apertura de diafragma

Si tienes un objetivo 18-55mm probablemente tenga grabada la numeración 3.5-5.6, esto indica que el diafragma máximo f/3.5 solo lo podrás usar en la distancia focal menor (18mm) y que en la mayor focal (55mm) la mayor apertura de diafragma será f/5.6.

Cuando se trata de un objetivo con distancia focal fija, solo se indica el valor máximo de diafragma con el que podrás trabajar que suele ser f/1.4, f/2.4 o f/2.8. Por regla general los objetivos con focal fija consiguen mejores fotos pero también se les conoce como objetivos rápidos o veloces, ya que, al poder abrir más el diafragma, en contraposición tendrás mayor margen en la velocidad de obturación.

Si quieres trabajar con una profundidad de campo muy baja porque le da un toque muy original a tu fotografía (aperturas de diafragma muy amplías), ten en cuenta que para nuestra cámara será más complicado enfocar correctamente. Para que el resultado sea óptimo, usa el Live view de tu cámara si tiene o amplía la fotografía una vez hecha, para hacerla de nuevo en caso de no haber quedado bien.

Evitar reflejos con aperturas de diafragma menores

Si estamos trabajando a contraluz o en una escena con mucha intensidad lumínica, lo ideal es no abrir en exceso el diafragma, porque pueden aparecer reflejos, flares e incluso aberraciones cromáticas, que reduzcan considerablemente la calidad de nuestras fotografías. Otra forma de evitar este problema es añadir un parasol a tu equipo, son unos accesorios económicos, que mejoran la calidad de tus fotos y además protegen a la lente de agresiones externas, todo ventajas.

La mayoría de veces que estés trabajando con tu cámara, tendrás que usar el punto dulce de tu objetivo, porque al fin y al cabo, es el que mejores resultados ofrece en la mayoría de disciplinas fotográficas, siempre y cuando no estés buscando un efecto específico. Si quieres saber cuál es el punto dulce de tu objetivo, no te pierdas este post.

El triángulo de exposición

Para conseguir fotografías con una perfecta exposición hay una fórmula infalible y de la que seguramente habrás oído hablar. Se trata del triángulo de exposición, formado por la velocidad de obturación, la sensibilidad ISO y por último, la apertura de diafragma. De ahí que sea tan importante conocer en profundidad este último factor. Si controlas este último factor y sabes combinarlo con los otros dos, conseguir fotografías con calidad técnica será muy sencillo.

Si comprendes estos tres conceptos y los sabes aplicar en el momento de hacer la foto, notarás como tus fotografías mejoran, también podrás conseguir el efecto que deseas al instante.

Por ejemplo, si te gustaría conseguir una fotografía con una profundidad de campo baja, tendrás que usar una apertura de diafragma con un valor bajo como f/2. Otro ejemplo sería conseguir una buena fotografía en un interior mal iluminado, en lugar de aumentar el ISO, que provocaría ruido en nuestra imagen, usamos la apertura de diafragma máxima para que llegue más luz al sensor de nuestra cámara.

La profundidad de campo y la apertura de diafragma

La profundidad de campo es el plano de la imagen que está enfocado, pero para que ese grado de desenfoque sea mayor o menor hay que variar la apertura de diafragma. Si quieres saber más sobre el concepto de profundidad de campo debes echarle un vistazo a este post.

Fototrucos

La apertura de diafragma tiene un efecto directo sobre la profundidad de campo. Dependiendo del valor que usemos, conseguir un mayor grado de desenfoque (usando aperturas de diafragma con valor f/1.8 o f/2) y por lo tanto una profundidad de campo baja, o una escena completamente nítida y con una profundidad de campo muy amplia.

Qué es la apertura de diafragma

La apertura de diafragma es uno de los componentes más importantes para conseguir una buena exposición, aunque los otros dos valores también sean importantes, el diafragma nos permite conseguir efectos increíbles en nuestras fotos. Una vez dominemos la apertura de diafragma no habrá fotografía que no podamos conseguir. Si conoces algún truco más para dominar la apertura de diafragma, ¡compártelo con nosotros!

Leave your vote

79 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 81

Upvotes: 80

Upvotes percentage: 98.765432%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 1.234568%

Written by Lourdes Olmedo

Viajera empedernida con cámara siempre en mano. Colaboradora en la revista Super Foto Digital. Departamento de Contenidos en Foto24.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *