Qué es la sincronización de alta velocidad HSS y por qué la necesitas

El flash es uno de los accesorios must-have de los fotógrafos. Nos encantan las posibilidades que ofrecen pero no todas son fáciles de comprender, y hasta que no conoces en profundidad las funciones de tus accesorios nunca podrás sacarles el máximo partido. En esta ocasión voy a hablaros de la función HSS o sincronización de alta velocidad. Un parámetro que nos permite llevar nuestras fotografías un paso más allá.

Los flashes de zapata no sólo sirven para iluminar correctamente una escena, sino que su uso abre un amplio abanico de posibilidades por explorar. Y a decir la verdad, cada vez cobra más fuerza el concepto HSS: High Speed Synchronization. Pero ¿qué es HSS y para qué sirve? y lo que es más importante ¿por qué la necesitas en tus fotos?

Qué es la sincronización de alta velocidad HSS y por qué la necesitas

Seguro que ya habrás oído hablar de la velocidad de obturación, un pilar fundamental para obtener una correcta exposición en nuestras fotografías. Pues bien, este pilar es fundamental en lo que a sincronización entre flash y cámara respecta. Siempre que usemos velocidades de obturación más rápidas congelaremos el movimiento de una escena (como una gota de agua cayendo), mientras que si usamos velocidades de sincronización más lentas el efecto que conseguiremos es justo los contrario, se plasmará el movimiento en la escena (como el efecto seda en el agua).

La velocidad de sincronización alta no es más que la capacidad del flash y tu cámara de trabajar sincronizados por encima de lo habitual, pero ¿cómo se lleva a cabo ese proceso?

Proceso de sincronización entre cámara y flash

El obturador está compuesto por dos cortinillas, una vez haya subido el espejo de nuestra cámara, sube la primera cortinilla del obturador, dejando pasar toda la luz de la escena, esta cortinilla se mantendrá abierta el tiempo que nosotros estipulemos, es en ese momento cuando nuestro flash zapata disparará. A continuación sube la segunda cortinilla, cerrando la entrada de luz al sensor y finalmente baja el espejo. Según este proceso a nuestra fotografía estará llegando la luz natural del entorno y la procedente del flash pero solo usando velocidades de sincronización más rápidas conseguiremos que toda la escena esté iluminada.

Si usamos velocidades de sincronización rápidas, el proceso se volverá más rápido, sin embargo, el obturador de nuestra cámara, más concretamente las cortinillas, tienen limitaciones para moverse tan rápido, ahí es donde entran de lleno los flashes de zapata con velocidad de sincronización de alta velocidad HSS.

Usando flashes convencionales con velocidades de sincronización medias, tu imagen se vería como la que puedes ver a continuación, ya que la segunda cortinilla se está cerrando antes de que tu flash haya podido disparar. Pero con un flash que te permita trabajar con altas velocidades de sincronización, toda la escena quedará correctamente expuesta.

Los flashes convencionales del mercado y los modelos más antiguos constan de una velocidad de sincronización que solo llega a los 1/125 o 1/250 segundos, esto dependerá directamente si se trata de un sensor APS-C o Full Frame.

Qué es la sincronización de alta velocidad HSS

Actualmente están surgiendo nuevos modelos que permiten trabajar con una velocidad de sincronización superior, es decir, con función HSS, capaz de llegar a una sincronización de alta velocidad de 1/8000s.

Por lo tanto, HSS es la sincronización de alta velocidad, una función mediante la cual el flash y la cámara actúan por encima de la velocidad de sincronización habitual, que es la máxima velocidad a la que es posible disparar nuestra cámara mientras el sensor está completamente expuesto durante el destello del flash.

En una velocidad lenta, la primera cortina abre, el sensor queda expuesto en su totalidad durante el tiempo que hayamos seleccionado nosotros con anterioridad, y a continuación la segunda cortina cierra. Es decir: la luz del flash salta cuando todo el sensor está expuesto, por lo que la exposición no es la misma en toda la imagen.

A velocidades altas, las cortinas no actúan igual. Mientras la primera cortina está abriendo, la segunda ya ha empezado a cerrar, quedando franjas expuestas y otras negras debido a que las cortinas bloquean que la luz llegue al sensor. Al flash no le da tiempo de iluminar toda la escena.

Para evitarlo, la función HSS hace que el flash emita muchos destellos de menor potencia durante un intervalo de tiempo más largo. De esta forma, la luz es constante durante todo el tiempo que el sensor está expuesto.

Por qué utilizar la función HSS

Como te comentaba en unas líneas más arriba, conocer las posibilidades de nuestra cámara y accesorios, nos permiten aprovecharlos más, pero también nos permiten ser más creativo e incluso crear un estilo propio. Con el modo HSS ocurre esto. Una vez lo uses en tus sesiones de fotografía ya sea en exteriores como en interiores, no dejarás de usarlo.

La función de sincronización de alta velocidad es excelente cuando queremos congelar el movimiento utilizando luz natural y flash o cuando necesitamos una gran apertura sin que la imagen quede subexpuesta.

Imaginemos que estamos trabajando con fotografía de retrato o primeros planos en la calle, y para más inri, a contraluz. Si trabajaras con velocidades de sincronización más lentas, el sujeto quedaría totalmente subexpuesto, perdiendo de este modo todos los detalles importantes.  Del mismo modo, si queremos trabajar con aperturas de diafragmas máximas, pero a la vez tenemos que usar la luz artificial de nuestro flash lo ideal será usar altas velocidades de sincronización.

De este modo conseguiremos los detalles de la escena en cuestión, a la vez que mantenemos una exposición perfecta. No tendrás que recurrir a una edición posterior para obtener unos resultados óptimos, porque usando velocidades de sincronización altas HSS lo conseguirás al instante.

Foto: Quike Aguilar

No hay que olvidar que a velocidades tan altas debemos tener en cuenta el cuadrado de la luz inversa, así que la distancia a la que se dispara también influye: equivale a cerrar un diafragma de F22 en cuanto a entrada de luz se refiere.

La función HSS no solo será perfecta cuando trabajemos con retratos o primeros planos en exteriores, también es fundamental para trabajar con fotografía de producto en interiores o para plasmar el movimiento de objetos. Si esta función se nos hará casi imposible hacer fotografías con una iluminación homogénea y correctamente expuesta.

Probablemente haya oído hablar de él. Se trata del nuevo flash Gloxy GX-F1000, una nueva versión que posee la función de sincronización de alta velocidad (HSS) y hay dos modelos disponibles: GX-F1000C para Canon y GX-F1000N para Nikon.

No solo podrás congelar el movimiento o trabajar con aperturas máximas sin que tu imagen resulte quemada, también incluye innovaciones PRO, como sus modos de trabajo maestro, esclavo y estroboscópico, incluso usando el modo inalámbrico o TTL. Si quieres saber más sobre este concepto no te puedes perder este post. Para ser aún más creativo, se incluyen gratis 20 geles de colores diferentes.

Antes de comprar un flash a lo loco, piensa en los detalles que crees que serán importantes para ti en un futuro. El modo velocidad de sincronización alto es muy práctico para conseguir todo tipo de fotografías que se te pasen por la cabeza ¡Así que no te la juegues, siempre apuesta por lo mejor!

Deja tu voto

38 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 48

Upvotes: 43

Upvotes percentage: 89.583333%

Downvotes: 5

Downvotes percentage: 10.416667%

Escrito por Lourdes Olmedo

Viajera empedernida con cámara siempre en mano. Colaboradora en la revista Super Foto Digital. Departamento de Contenidos en Foto24.

7 Comments

Deja una respuesta
    • Hola Vicente, muchas gracias por tu comentario 🙂 Esperamos que te sea útil para conseguir fotos como las fotos del post 😉 Un saludo!

    • Hola Sam, según el manual de instrucciones de la cámara la Canon EOS 700D puede disparar a velocidades de 1/200 s máximo, por lo que no se puede disparar un flash HSS a más de 1/200.

      Puedes encontrar esta información aquí, en la página 310 del manual.

      • Si en mi Canon EOS 600D puedo utilizar velocidades hasta 1/4000 s en HSS, tu también puedes con tu EOS 700D. La página 310 del manual explica la velocidad utilizando un flash normal.

        Yo lo estoy utilizando con un flash Nissin Di866 Mark II sin ningún problema.

  1. Me ha resultado muy útil la explicación sobre el HSS pero tengo una duda: se puede utilizar con cualquier cámara DSLR? Yo tengo una Nikon D3300 Y no consigo sincronizará con el flash en modo HSS.Gracias. Un saludo

    • Hola Javier. gracias por tu comentario 🙂 Las cámaras más actuales de Nikon sí permiten trabajar con velocidades de sincronización más rápidas, pero en el caso de tu cámara, Nikon D3300, no podrás disparar con un flash a velocidad superior a la de sincronización (1/200). Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *