Accesorios para grabar vídeos con DSLR: óptica, luz y color (II)

En el artículo anterior hacíamos una pequeña aproximación a una serie de accesorios con vistas a mejorar la estabilidad y el control de la cámara. El siguiente paso consistirá en que aquello que vaya a ser filmado se encuentre en unas condiciones óptimas para su captación y que cuentes con los medios para que dicha captación se lleve a cabo con éxito. En esto entrarán muchos factores, como la composición de los escenarios, atrezzo, actores… aunque sobre ellos se encuentra un elemento crucial para que puedas llevar a cabo la grabación: la luz.

¿Qué es, en definitiva, la fotografía y el vídeo sin la luz? Es la herramienta fundamental sobre todas. Ni guiones, ni actores, ni modelos, ni encuadres, ni objetivos… Todo en este mundillo es luz, y por ello saber controlarla es clave para realizar grandes vídeos. Y ello no quiere decir únicamente disponer de accesorios como los que vamos a mencionar, sino conocer localizaciones con las fuentes de luz que disponen, conocer el comportamiento de la luz del sol para saber en qué momento del día podemos sacar mejor provecho de él y un largo etcétera. Los accesorios lo que harán será garantizar la correcta captación de dicha luz, complementar la iluminación existente para tener una visualización mejor desde la perspectiva de la cámara o, directamente, crear un entorno lumínico artificial.

Accesorios para grabar vídeos con DSLR: óptica, luz y color

Objetivos para vídeo

No tiene sentido hablar de la captación de la luz sin las lentes. Si hay algo de lo que pecan mucho nuevos usuarios de DSLR a la hora de grabar vídeo es en olvidar que realmente tienen en sus manos una cámara de fotos con una opción de vídeo. Punto. Por tanto, sus objetivos son (o hasta ahora vienen siendo) destinados a realizar fotografías. ¿Esto qué es? Imagen fija: enfoque perfecto, profundidad de campo fija, con una iluminación medida y fijada… El vídeo, por lo general, no tiene nada que ver con eso, y por tanto algunas marcas de objetivos han dado un paso adelante haciendo objetivos para cámara réflex que piensan más en lo que el vídeo exige.

Accesorios para grabar vídeos con DSLR: lente CanonEl Canon CN-E 14.5-60mm T2-6, objetivo para cine

Un ejemplo perfecto es la gama VDSLR de Samyang. Esta marca presume de contar con una óptica de una gran calidad, principalmente debido a la falta de “aditivos”: nada de estabilizadores, ni enfoques automáticos, ni nada, únicamente óptica. Entre sus prestaciones encuentras:

  • Anillo de diafragma sin saltos: los saltos entre aperturas provocan cambios repentinos de luz, algo que en el vídeo queda fatal. Gracias a la continuidad de la apertura del diafragma, esta transición es lineal y permite hacer cambios de luz y profundidad de campo con un bonito efecto visual.
  • Control manual del enfoque y la apertura de diafragma: esto consigue transiciones suaves y naturales. El enfoque automático no tiene sentido en vídeo, al menos en los niveles económicos que nos movemos, ya que no cuentan con la precisión que el vídeo requiere.
  • Anillos sin ruidos: estamos grabando vídeos, por tanto también estamos grabando audio. Es lógico, pues, que el ruido generado por el equipo tiene que reducirse al mínimo. Los objetivos fotográficos no tienen ese problema por lo que tienen controles más bruscos y ruidosos, pero objetivos como los Samyang VDSLR consiguen un control silencioso para que ni el micrófono de tu cámara lo capte.
  • Anillos dentados: estos anillos sirven para incorporar sistemas de enfoque Follow Focus sin necesidad de adaptadores, consiguiendo un control suave y muy cómodo.

Accesorios para grabar vídeos con DSLR: objetivo Samyang 14mmSamyang VDSLR 24 mm T1.5

Antorchas LED

Se han convertido en una solución lumínica ideal para llevar siempre encima. No generan calor, cuentan con buenos precios, por lo general tienen un tamaño compacto… No hay excusa ahora para que un vídeo se quede a oscuras. Es común encontrarlos con montura de zapata, ideal para vídeos tipo documental y de reportajes, y con rosca de ¼”, pudiendo colocarlo en trípodes sin que haya cables de por medio, ya que la mayoría funcionan con baterías o pilas. También disponen de filtros de color, como los filtros anaranjados para simular la luz incandescente, adaptándose a diferentes condiciones lumínicas. Sobra decir que la luz continua es la norma en el vídeo, los saltos de luz, a no ser que formen parte de la escena o la narración, no tienen justificación.

Los anillos LED o anulares son muy utilizados cuando los sujetos no miran a cámara o, por el contrario, en videoclips y vídeos similares buscando que el sujeto mire al objetivo para generar el reflejo en sus ojos. El flash luz anular Eyelead es una buena forma de iluminar de este modo, contando además con multitud de anillos adaptadores para utilizarlo con cualquier objetivo y geles para colorear la luz.

Accesorios para grabar vídeos con DSLR: los anillos LED se reflejan en los ojosUna luz anular haciendo su trabajo. La ves, ¿verdad?

Una herramienta muy versátil para cualquier momento es la Gloxy Power Blade. Su forma de “espada” es magnífica para su manejo en mano adquiriendo la posición que quieras darle. Igualmente, proporciona un haz de luz muy interesante para dejarla fija en un soporte. Cuenta con un filtro naranja para que ilumine con una temperatura de color tungsteno.

Accesorios para grabar vídeos con DSLR: Gloxy Power Blade

Más típica pero con aplicaciones de otro tipo, la antorcha LED Sevenoak SK-LED160T proporciona un foco de leds muy potente que podrás colocar en la zapata para tu cámara (ideal para reportajes, entrevistas, etc…) o en un soporte también para iluminar la escena. Dispone también de un filtro naranja para simular la luz tungsteno y una rótula.

Accesorios para grabar vídeos con DSLR: antorcha LED Sevenoak

Reflectores

Es raro contar con un buen equipo de iluminación para escenas, sin embargo mediante reflectores podemos hacer auténticas maravillas con la luz circundante o equipos de iluminación pequeños, ya que nos permitirán rellenar los huecos, por lo general con un efecto incluso más natural que con varios focos. Hay cientos de tamaños y formas, pero nos vamos a centrar en dos opciones básicas: los grandes para su uso en exteriores y los pequeños para interiores y planos fijos.

Accesorios para grabar vídeos con DSLR: usando reflectores en exterior

Los reflectores grandes son una herramienta crucial cuando estamos en exteriores, ya que aprovechan la luz del sol para conseguir una gran iluminación uniforme. Del mismo modo, son muy interesantes en escenas donde hay movimiento, ya que son una gran fuente de luz que apenas requerirá reajustes y el gran haz que transmite consigue que lo puedas mover sin que se aprecie en escena. Es el caso del Sunbounce Sun-Bouncer Pro de 130 x 190 cm, un gran reflector desmontable de doble cara (blanco y plateado), con tensión de tambor para reflejar una gran cantidad de luz.

Accesorios para grabar vídeos con DSLR: reflector Sunbounce

Los reflectores pequeños se pueden llevar a cualquier lado, son un recurso que siempre puedes tener a mano y son de gran ayuda cuando grabas en interiores pequeños o con planos cerrados (primeros planos, conversaciones). Su manejo es ideal para dirigir la luz directamente a la cara o a motivos concretos que se quieran destacar. Son ideales en este caso los kits o los reflectores pequeños con varias caras, ya que cuentan con distintos tipos de luz con los que podrás adaptarte a cualquier tipo de iluminación en interior ya sea tungsteno, halógenos, etc.

Accesorios para grabar vídeos con DSLR: kit reflectores Visico

Cartas de ajuste

Un balance de color correcto es fundamental para obtener una buena imagen pero también para partir de una imagen neutral a la hora de editar después el color, algo crucial para conseguir una buena continuidad cromática tras el montaje de los vídeos. Si permitimos que la imagen quede con dominantes muy fuertes, sobre o subexpuesta, limitaremos muchísimo las opciones en edición o la haremos mucho más tortuosa, cuando partiendo de un neutro podrás centrarte en retocar las zonas y los colores que desees. Vamos a destacar por tanto dos elementos básicos: la carta gris neutro y la carta de colores.

Accesorios para grabar vídeos con DSLR: cartas de ajuste

La carta gris neutro es de sobra conocida, permite una buen medición para el control de la exposición y el balance de blancos. En el caso de que grabes con DSLR, lo único que debes hacer es, antes de grabar, colocar la carta en la escena iluminada por las fuentes de luz y asegurarte de que al medir la luz reflejada con el exposímetro de tu cámara te da en la medición neutra, de una zona gris V. Si no, ajusta la exposición en tu cámara. De este modo, garantizas que tu cámara está exponiendo para producir una imagen “natural”. En tu mano podrá estar sobre o subexponer, pero por lo general, lo más recomendable será quedarse en dicha zona.

Sin embargo, para el balance de blancos en el vídeo es mucho más recurrida la carta de colores, sobre todo desde que programas como Adobe SpeedGrade y DaVinci Resolve identifican los colores de la carta y realizan un balance automático con unos resultados asombrosos, algo que agiliza mucho el proceso de edición y garantiza unos buenos resultados. En este caso es mucho más simple, basta con grabar durante unos segundos la carta de colores iluminada con la luz de la escena al principio para tomar esos fotogramas como referencia en el programa. También puedes recurrir al balance de blancos empleando una hoja de papel blanco, sin embargo la carta de colores al contar con más variables (entre ellas: azul, rojo, verde, amarillo, cyan y magenta) consigue realizar un ajuste más preciso.

Parasol

Es conocida la función de los parasoles para evitar que los rayos de luz incidan directamente en el objetivo y que así no aparezcan flares ni reflejos. En la grabación de vídeo toma otro carácter adicional, ya que cuando se graba en movimiento las fuentes de luz cambian de origen respecto a la cámara y puedes encontrarte con un reflejo cuando menos te lo esperas. No nos llevemos a engaños, un reflejo sabiendo cuándo y cómo aparece en la imagen puede ser un recurso expresivo genial, pero en ese caso hablamos de una planificación, lo que nos vamos a centrar es en evitar los reflejos que aparecen “al azar”. Además, cuentan con portafiltros que resultan mucho más fáciles de utilizar y cambiar que los filtros de rosca a los que estamos acostumbrados.

Parasoles como el Walimex Pro Video Matte Box M2 son elecciones perfectas para estos fines. Por un lado, es compatible con multitud de objetivos, ya que cuenta con una apertura amplia y varios adaptadores en función del objetivo que utilices. Por otro, las aletas móviles te permiten ajustar el parasol en función del ángulo de visión y la incidencia de los rayos, dejándote controlar perfectamente el modo en que la luz incide en la lente.Accesorios para grabar vídeos con DSLR: parasol Walimex

Filtros ND

Los filtros ND son un recurso crucial para controlar la luz en vídeo debido a que la velocidad de obturación queda fija en función de los fps (fotogramas por segundo) a los que se esté grabando. Eso limita el control de la luz al diafragma y a la sensibilidad de la película. El diafragma establece la profundidad de campo, un parámetro en vídeo sobre el que gusta tener control fijo, y la sensibilidad de la película conviene tenerla inalterable durante toda la grabación para mantener un calidad uniforme, no queda nada bien tener escenas grabadas a 100 ISO y otras a 800 ISO. Es por ello que, al igual que es interesante contar con grandes aperturas para que no te falte luz en absoluto, cuando esta te sobre los filtros ND posibilitan que no agotes ajustes de profundidad de campo en controlar la luz.

Accesorios para grabar vídeos con DSLR: filtros ND

La opción más versátil es adquirir un filtro variable, como el que dispone Gloxy con 8 niveles de reducción de luz. Ahora bien, la mejor opción óptica siempre será cargarse con varios filtros de distintas intensidades fijas, donde podemos recomendar marcas como Gloxy, Hoya o B+W.

Filtros creativos: Cinemorph

Accesorios para grabar vídeos con DSLR: filtros creativos CinemorphPese a que estemos en la era digital en la que con un ordenador se puede hacer “de todo”, la aplicación de efectos en el momento de la grabación está generalizada, ya que permite ver en el instante el efecto real y por otro siempre queda más natural que un proceso de postproducción. Además, es muy difícil imitar al “efecto “analógico”, nos podremos aproximar, pero no será igual. Un ejemplo de ello son los filtros Vid-Atlantic Cinemorph. Estos filtros colocados en la lente generan el flare streak y el bokeh ovalado del formato anamórfico de cine. Esta estética empleada tanto en el cine clásico como en el moderno saca provecho de las fuentes de luz en escena, por lo que interesa su uso en el momento de la grabación para comprobar cuál es el comportamiento natural de dichas luces. De hecho, la complejidad de este filtro para obtener buenos resultados radica en saber planificar muy bien la iluminación para que al incidir la luz en la lente se cree el efecto donde y como lo queremos.

Cuentan con tres opciones: el filtro con el efecto bokeh, el filtro con el flare streak o el filtro con ambos efectos unidos.

Dos dedos de luces

Por suerte para nosotros, la luz es muy moldeable, contando con cientos de recursos para poder jugar con ella. Todos hemos improvisado reflectores y luces con todo tipo de objetos ya sea para experimentar o para darle el último toque a una toma. Pero, como en todo, si hay algo fundamental para conseguir una buena iluminación es la planificación. En planos fijos bastará con preparar el set con varias pruebas hasta dar con la iluminación que más te guste. Cuando sean planos en movimiento, pruébalo todo: mueve el personaje, piensa en un margen de error del movimiento, haz marcas en el suelo, apuntes… Aprende a cuidar estos detalles y no habrá imagen que se te resista. Los planos con su imagen buscan mejorar la narrativa de la historia, con todas las connotaciones visuales que cargan. Un plano bien iluminado y grabado habla por sí solo, mejorando el vídeo y absorbiendo en sus historia al espectador.

En el próximo post sobre la grabación de vídeo, entraremos finalmente en un mundo tabú para los fotógrafos y, en cierto modo, para los videografos: el sonido.

Foto destacada: How To Film School

Deja tu voto

3 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 7

Upvotes: 5

Upvotes percentage: 71.428571%

Downvotes: 2

Downvotes percentage: 28.571429%

Escrito por Daniel García García

Graduado en Comunicación Audiovisual y Técnico de Sonido, es un obseso por los aspectos técnicos y el lenguaje audiovisual. Compagina su labor profesional con su afición, la música, donde busca constantemente experimentar con su potencial narrativo en conjunción con la imagen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.