Cómo hacer fotografía de productos: consejos básicos (I)

Con el comercio web en alza y las posibilidades que nos da esto de crear nuestros propios negocios, la imagen es una de las claves para que la gente eliga tu producto antes que otro, ya que la desconfianza que puede crear el hecho de no tener el producto en frente, hace que la primera impresión que recibes sea la que te haga decidir si es aquí donde lo compraré o sí es éste el que conseguiré. Así que si quieres que tu fotografía de productos consiguan la expectación necesaria, solo necesitarás aplicar los siguientes consejos.

Espacio y fondo ideal para la fotografía de productos

Normalmente, para este tipo de productos, se usa un fondo neutro, que no desvíe la vista del objeto, sino que lo potencie. Lo ideal es que nunca utilices colores chillones, que llamen demasiado la atención, más bien que potencie el producto, por eso se usan colores como el negro, el gris o blanco. Aunque también hay excepciones, ya que si presentas objetos coloridos, como puede ocurrir con la ropa o productos textiles, se suele usar colores similares que combinen con estos, aun así, siempre con un tono suave.

Con fondos neutros, tu fotografía de productos será espectacular

Cuando hayas decidido el color, lo importante será el lugar donde colocarlo. La primera distinción deberá hacerse en el tipo de fotografía, es decir, ¿qué quieres contar, quieres describir el producto o quieres vender su estética, enamorar con él? a partir de esto, dividiremos la fotografía de productos en artística y descriptiva, porque aunque las dos se usen para vender, hay objetos y situaciones que se ofrecen más a jugar con ellos. Así que dependiendo del tipo, se recomienda usar fondos lisos o un fondo que inspire a pensar en el producto, un campo en el caso de comida o unas bodegas en el caso de un vino.

La fotogrfia de producto incluye descriptivas, pero también artísticas como estas

Lo mejor en cuanto a fotografía de productos, y más si es para web, es realizarla en un fondo blanco y luego en el procesado, cambiarlo si fuese necesario por otro que nos atraiga más. Si el producto fuese blanco, se recomienda dejar una sombra lateral que marque el contorno en una parte de éste.

En cuanto al espacio, lo ideal es conseguir una mesa de fotografía, estas mesas de forma curva en sus límites, crean sensaciones sin fondo y dan al producto una sombra suave, además de reflejarse el objeto en ésta. Pero si prefieres optar por algo más económico, podrás conseguir una caja de luz, las cuales te permiten colocar el objeto en su interior y recibir luz de todos los puntos, consiguiendo una iluminación homogénea. De ésta forma tendrás tu espacio listo.

Caja de luz profesional para realizar tu fotografía de productos

Consigue la luz perfecta para cada producto

Como ya sabrás, la luz es lo más importante en las fotografías, pero en este tipo de fotografías, hay que prestar especial atención. Lo primero que debemos tener en cuenta es el material, si es brillante u opaco. Los objetos brillantes como los metales o cristales, reflejan la luz casi a la perfección, por ello hay que contar con especial cuidado, ya que cualquier objeto puede aparecer reflejado. Lo ideal es realizar la fotografía con total oscuridad, solo la iluminación para el producto y buscar la familia de ángulos donde colocarte para que no aparezcas en el objeto. En cuanto a los objetos opacos, son más fáciles de tratar, ya que su reflejo siempre será más tenue y solo se apreciará ese toque de luz.

ilumina tus objetos para que quede la mejor fotografía de productos

Para elegir las luces a utilizar o tendrás problemas si tienes iluminación artificial o no,  ya que puedes conseguir espectaculares fotos con luz natural, un solo flash o con un set completo, porque siempre que tengas reflectores que repartan la luz por la escena, quedará bien iluminado. Pero si tu intención es usar flash, necesitas difusores porque con una luz focalizada y dura el producto no será legible. Los más convenientes en estos casos son los softbox, porque al ser de ángulos rectos, sus reflejos siempre serán más uniformes, consiguiendo formar, por ejemplo las líneas que definan el contorno de una botella.

Fotografia productos como esta botella a la perfección con softbox

Aquí te dejamos dos opciones de softbox para utilizar dependiendo el flash que usases, de zapata o de estudio:

Para flash de zapata, este softbox será ideal para la fotografía de producto

http://www.foto24.com/sb-030-ventana-50-x-70-cm.html

Hay que insistir en que todo cambia dependiendo el tipo de fotografía de productos que quieras, ya que, sí necesitas fotografiar textil, lo primero que debes sacar es su textura y esto como mejor se consigue es creando sombras notorias, pero si lo que necesitas es una fotografía descriptiva para web, lo mejor es un esquema de dos luces a 45º que creen la menor sombra posible. Pero recuerda, todo producto necesita sacar sus texturas, ningún objeto debe de quedar plano, ya que así, no atraerá la vista del espectador.

Elige el equipo que vas a usar y calíbralo

Si ya tienes una cámara réflex, da igual si del modelo más alto o el más básico, podrás disparar excelentes fotografías de productos para web. Pero si  quieres dedicarte a  formatos más grandes, te recomendaría que consiguieses una cámara de formato Full Frame, ya que normalmente, cuenta con una mayor cantidad de megapíxeles y a partir de 18 o 20 Mpx, te permite conseguir formatos gigantes como las carteleras de las carreteras. Pero si por el contrario, lo que necesitas es un formato convencional, que no supere los tamaños establecidos para lo que supone un catálogo o una fotografía web, con una cámara semiprofesional, podrás realizarlas.

Una vez elegida la montura con la que trabajaremos, pasaremos a buscar una lente apropiada. Normalmente la distancia focal que mejor te vendrá para que la representación sea exacta y sin distorsiones, será una lente normal, entre 35 mm y 70 mm de distancia focal. Si los productos que vas a fotografiar son pequeños como joyas o piezas concretas, tendremos que optar por objetivos macros, ya que siempre será mejor conseguir una fotografía cercana que recortar la fotografía.

Quizás te interese este post anterior sobre 12 consejos para acercarte a la macrofotografía

O también este sobre Objetivos de focal fija 35-50mm: ¿por qué necesitas uno?

Lo que no se recomienda es utilizar objetivos angulares, porque al crear distorsión en sus límites creará líneas difusas que no definirán bien tu objeto. Para realizar bodegones, a veces, se utilizan teleobjetivos, para poder colocar diferentes objetos y que sus sombras no se solapen con otros productos tapándolos y pudiendo colocarlos a diferentes perspectivas sin notarse. El problema es que necesitarás un gran espacio.

Por último, cuando ya hayas elegido tu material, lo siguiente que tienes que realizar es una calibración de estos dos, recuerda que si vas a cambiar aunque sea el objetivo, necesitas volver a calibrar el equipo de trabajo, porque cada pieza es un mundo aparte. Lo mejor para la fotografía de productos es conseguir una carta de grises o de colores si prefieres ser más preciso, ya que conseguirás, que la imagen de la pantalla sea 100% fiable respecto a la original.

Consigue esta carta de colores para que tu fotografía de producto quede 100% real

Preparación del producto y realización de la sesión

Siempre que vayas a trabajar con fotografía de productos, antes de nada, independientemente de su procedencia, tendrás que limpiar el producto, dejarlo reluciente, por mucho que sea material rugoso o que tenga una estética sucia, ya que pensarás que algunas partículas no serán visible, dado que a la vista normal no se aprecian, pero en la fotografía final, se nota cualquier mota o mancha, y más si estás manipulando cristales o pantallas, donde a partir de la grasa de la mano pueden aparecer huellas dactilares o feas manchas que luego son muy difíciles de eliminar en la edición.

Tus fotografías de productos serán la envidia de todos

Cuando el producto esté impoluto, al igual que tu mesa o lugar donde realices la sesión de fotografía de productos, necesitarás posicionar el producto, a partir del esquema de luces provisto, o al revés, colocar el producto y después, posicionar las luces, aunque es preferible mover el producto antes que el esquema, ya que resultará mucho más fácil, a no ser que trabajemos con objetos pesados. No todos los fotógrafos trabaja así, ya que pueden querer antes ver cómo se comporta la luz ante estos, por eso, es mejor llevar bien preparada la sesión, sabiendo los materiales y el tipo de luz y sombra que quieres conseguir.

Pincha aquí para acceder a una pagina gratuita muy buena para crear tus esquemas, antes de la sesión.

Behind the banana breadFotografía realizada por Brandon

A partir de aquí, ya es tu momento, en el que tienes que ir ensayando diferentes posiciones, las cuales conseguirás sombras más atenuadas o imágenes planas, si necesitas que la imagen quede totalmente equilibrada o quieres darle un reflejo al exterior para contornearlo. Aunque lleves tu esquema preparado un consejo es que si tienes tiempo improvisa o si no tienes que realizar un pedido en concreto, ya que en el set siempre se ocurren cosas diferentes.

Edita la fotografía para conseguir el resultado final

Para conseguir un resultado perfecto, tendremos que procesar la imagen para conseguir lo que se denomina un positivado digital. Hay muchos programas que te permiten editar las imágenes, con correcciones primarias y secundarias integradas en el mismo, pero no siempre por eso son los mejores. Yo personalmente uso dos programas diferentes, aunque a la vez muy parecidos, dividiendo el proceso en corrección primaria y secundaria. Antes de nada comentar que, para poder retocar la imagen sin que pierda mucha calidad, es siempre mejor colocar en tu cámara el formato de fotografía en RAW (sin compresión) el cual nos da mucho más margen que el formato JPEG, que viene ya comprimido.

Consigue una imagen equilibrada para que tu fotografía de producto quede excepcional

Para saber más sobre el formato RAW, pasa a ver este post sobre Formato RAW: ventajas e inconvenientes del negativo digital

Volviendo a la edición, primero, para hacer una corrección general o primaria, utilizar programas como Lightroom, el cual, te ofrece colocar tus fotografías en un catálogo y editarlas todas juntas, pudiendo seleccionar un ajuste predeterminado para todas o algunas. Así, podrás tocar luz, brillo o contraste con un histograma que te indicará en todo momento el cambio. Si utilizaste la carta de colores, solo necesitarás dar las directrices que se te indican en el programa de ésta, pero si no la utilizaste, en Lightroom podrás calibrar de forma automática, no siendo la mejor opción claro está. Solo tendrás que ir al apartado de calibración de cámara y corrección de lentes escoger un perfil y la lente, así, podrás eliminar distorsiones y aberraciones de color.

Consigue una fotografía de producto perfecta en el procesado

El siguiente paso es pasar a Photoshop para empezar con la corrección secundaria. En esta parte, después de conseguir una imagen equilibrada, buscaremos perfeccionar algunos detalles que pueden que hayan quedado a la mitad, como los fondos, ya que si quieres un blanco o negro puro, será muy difícil que de primeras quede así, por ello necesitarás, seleccionar tu objeto. Dependiendo del contraste entre este y el fondo, podrás utilizar herramientas de selección rápida o sino recortar minuciosamente a través del lazo o máscaras. A partir de hay teniendo el fondo separado del objeto, podrás modificarlo con las curvas, de tal manera que quede de cualquier color. Otro problema a resolver normalmente serán las manchas o motas de polvo, esto se arreglará rápidamente con la selección del pincel corrector.
Food/Product PhotographyFinalmente podrás conseguir fotografías tan apetecibles como esta de Jackie Lynn

Esperamos que estos sencillos consejos hagan de tus fotografías las mejores del gremio, así que no dudes en especializarte en la fotografía de productos y mandarnos tus increíbles resultados.

Deja tu voto

23 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 27

Upvotes: 25

Upvotes percentage: 92.592593%

Downvotes: 2

Downvotes percentage: 7.407407%

Escrito por Carlos Garcia Robles

Joven multiusos, amante del cine y del mundo audiovisual en general, siempre dispuesto a aprender, interesado en todo lo nuevo. Antes de decir que no sé hacer algo, lo hago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *