Irix 150mm f/2.8 Macro Dragonfly: Primera toma de contacto

A veces creo que tengo el síndrome de Peter Pan. Si, ese que algunos dicen que los tenemos aquellos que no queremos madurar y queremos ser siempre niños. Pero ¿de verdad alguien piensa que la infancia no es la mejor edad? Una de las ventajas de seguir siendo/sintiendo ser un niño es que sigo creyendo en los Reyes Magos. Y ¿habrá algún día en la vida de cualquier niño mejor que el día de Reyes? Pues bien, los Reyes Magos, lo siento si alguien prefiere a Papa Noel, dejaron debajo de mi árbol de navidad un paquete inesperado, pero súper ilusionante: Un objetivo Irix 150mm f/2.8 Macro Dragonfly

Irix 150mm f/2.8 Macro Drangonfly: Primera toma de contacto

La verdad es que los Reyes Magos son mágicos y han sabido elegir un “pedazo” de regalo. Son de estos regalos que, podrían ser esperados, porque lo tenía pedido en mi carta a los reyes. Teniendo en cuenta que ésta tenía una extensión de “tan solo” dieciocho páginas en letra de 12 puntos, la verdad es que ha sido toda una sorpresa. Y una sorpresa muy grata (igualito que una corbata, ¡vamos!). He tenido (aún muy poco) tiempo para probarlo, pero me he dicho para mi mismo: “¡¡cómo he podido sobrevivir sin esta maravilla!!”.

Si, quizás exagero un poco, sobre todo porque apenas lo he usado. Lo he trabajado muy poco y ya estoy encantado. Así que cuando tenga oportunidad de usarlo con todos los perejiles espero unos resultados maravillosos.

cómo hacer fotos con Irix 150mm

“¿Un macro para hacer retratos? Hombre después de lo bien que se han portado este año le debía por lo menos una buena foto a Baltasar, ¿pero que calidad de imagen da este Irix 150mm f/2.8 Macro!”

Pero vayamos por partes:

¿Qué me he encontrado al abrir la caja?

Pues mirad, al abrir la caja, (voy a decir que es chula, pero la verdad que hablar de una caja pues no es plan) te encuentras una funda de neopreno que se ajusta perfectamente al cuerpo de este bonito y elegante objetivo. Esta funda es de máxima calidad y protege al equipo cuando no lo estas usando. Como no es muy aparatosa te permitirá llevar el equipo aun más protegido en la mochila.

El Irix 150mm f/2.8 Macro incluye un magnifico parasol con forma de pétalos. Está especialmente diseñado, es desmontable y se coloca invertido para guardar el equipo y aprovechar más el espacio. Además, incluye un collar con soporte para el trípode de tipo Arca Swiss que va incluido en el precio. El collar está construido en la misma aleación de aluminio y magnesio con la que está construido el cuerpo.

Irix 150mm

Este collar es muy importante a la hora de instalar el equipo en un trípode. Con él equilibramos el peso. Así evitamos que nuestro trípode quede con un centro de gravedad desplazado hacia adelante con la posibilidad de un vuelco.

Irix 150mm comprarlo o no

“Esto es una primera toma de contacto, realizada a pulso y recién sacada de la caja. He tenido que subir el ISO para compensar, pero el resultado es muy interesante”

Otro detalle interesante es la inclusión de una segunda tapa trasera de regalo. Algo que ya he tenido la suerte de comprobar en otros objetivos de la marca. Quizás a alguno le parecerá una nimiedad, pero esos detalles son un plus muy interesante.

primera toma de contacto con Irix 150mm

“El Ratio de Magnificación llega hasta el 1:1 pero no siempre es necesario hacer el macro en el extremo”

¿Qué sensaciones físicas nos produce al tenerlo en las manos?

Os podría abrumar con una serie de datos técnicos y de especificaciones, pero para eso ya está la web del fabricante o este post que se publicó en Foto24 hace unos meses desde Photokina 2018. Pero creo que es más interesante contaros qué sensación me produjo al tenerlo entre mis manos:

La verdad es que el 6 de enero a las siete de la mañana (que es a la hora que mis hijas se levantaron porque creían que había escuchado a los camellos) hacía frío hasta debajo de árbol de navidad de mi salón. Pero cuando desempaqueté el objetivo y lo tuve en la mano, lo primero que sentí fue frío (bueno, más frío).

Pero es que ahora que lo tengo aquí delante del ordenador, con la estufa puesta, y me sigue dando frío cuando lo toco. Y eso es buena señal, porque es un síntoma más evidente de la construcción metálica del objetivo, para bien sobre todo, o para mal.

fotografía de naturaleza con Irix 150mm

“Con este tipo de objetivo, la profundidad de campo es escasa y podemos jugar con el enfoque selectivo con la máxima precisión”

Yo siempre pienso que es para bien, pero aquellos que les gusta ir ligeros quizás no lo ve tan bien. A ver, no es un objetivo pesado, pero ni mucho menos es “algo ligerito”. El peso que tiene, junto a ese frío que desprende, te hace pensar que el objetivo es sólido y resistente. Además, el Irix 150mm f/2.8 Macro es un objetivo sellado a la humedad y al polvo. Para este tipo de objetivos es muy importante ya que para hacer fotografía “macro de la buena” suele ser aconsejable madrugar cuando los “bichitos” aun están dormidos y se mueven muy poco. A estas horas suele haber una humedad ambiental muy alta…o lo que por aquí abajo llamamos “una buena rociá”

fotografía macro con Irix 150mm

“Cualquier brizna de hierba se convierte en una joya cristalina con las gotas de Rocío”

Es decir, el Irix 150mm f/2.8 Macro es un objetivo para llevarlo al campo, moderadamente ligero o moderadamente pesado. Pero también perfectamente resistente a caídas, a la humedad y al polvo del camino, perfecto para hacer fotos en la naturaleza.

plano detalle con Irix 150mm

Otra de las características que más me sorprendió ha sido el tamaño de los cristales. Si bien la óptica delantera es una óptica de tamaño medio grande con un diámetro de 77mm, (los justos que tiene otro de mis objetivos favoritos, y de los que tengo todo tipo de filtros y adaptadores….ni a cosa hecha). Lo que más me sorprende es verlo desde atrás, desde la lente trasera, y ver la luminosidad con la que cuenta. Porque un objetivo de más de 100mm y con una luminosidad de f/2.8 la verdad es que impresiona, sobre todo a los que somos más modestos en nuestros equipos.

Irix 150mm en macrofotografía

“El bokeh que genera en las posiciones más macros es precioso. Da idea de todo el partido que se le pude sacar con un poco de dedicación y tiempo”

Para acabar con las sensaciones que me ha producido, explicaros el agradable tacto del aro de enfoque. Sí, el Irix 150mm f/2.8 Macro es manual, ¿un macro manual? Pues como muchos, por no decir la gran mayoría de los mejores objetivos macro del mercado. De hecho, muchos no tienen ni sistema de enfoque y se enfoca moviendo un carril micrométrico en el trípode.

macrofotografía con Irix 150mm

Pues bien, el funcionamiento del aro de enfoque es suave, pero no gira “a lo loco”. Es decir, ofrece una resistencia comedida que permite enfocar con precisión. Al mismo tiempo el recorrido de tope a tope es largo. No tiene nada que ver con lo que un objetivo “normal” nos ofrece cuando configuramos la cámara en modo manual. El recorrido es lo suficientemente largo como para tener esa exactitud en el enfoque, una buena precisión. Pero, a su vez, y gracias a un resalte que tiene el anillo al girarlo velozmente, se puede cambiar rápidamente de un plano de detalle macro a un plano enfocado a infinito.

fotografía de retrato con Irix 150mm

“Observando este recorte de este retrato podemos ver la definición y detalle frente al desenfoque posterior del Irix 150mm f/2.8 Macro. Es también un objetivo muy interesante para retratos, como ya hemos comentado”

El anillo, de caucho de calidad con relieve, tiene un ancho de aproximado de tres centímetros. Esto nos permitirá manejarlo cómodamente con varios dedos sujetando con más firmeza el objetivo.

Aunque no lo he probado aún, el Irix 150mm f/2.8 Macro tiene un segundo anillo que permite bloquear el giro del de enfoque, manteniendo la posición. Muy interesante cuando queremos evitar un cambio accidental del punto de enfoque de nuestra lente.

fotos hechas con el Irix 150mm

El anillo lleva grabada las distancias de foco tanto en metros como en pies y están correctamente medidos. Además, incorpora la Ratio de Magnificación Macro, de tal forma que en la posición más cercana es la que produce la famosa ampliación 1:1. Esto significa que los objetos quedan plasmados en el sensor con el mismo tamaño que en la realidad.

Otra característica del enfoque del Irix 150mm f/2.8 Macro es que todo el movimiento de la lente queda contenido dentro del cuerpo del objetivo. Esto hace que la longitud del mismo se mantenga siempre constante y no varíe al cambiar de enfoque. Gracias a esta característica no tendremos que preocuparnos de que al mover el enfoque, el objetivo se “estire”. Al no aumentar su tamaño no podrá chocar con el elemento que queremos fotografiar.

Irix 150mm con fotos de naturaleza

“Cuando nos aproximamos al sujeto conseguimos detalles increíbles y no corremos el riesgo de golpearlo al cambiar el punto de enfoque por la extensión de objetivo”

Bueno y ya acabo con el tema del foco, por lo menos de momento. Si a alguien le da un poco de “yuyu” usar el enfoque a mano, porque no se fía de lo que el ojo ve (como me pasa a mi) siempre tiene la opción de activar el aviso sonoro y el punto de enfoque. El objetivo trae incorporado la electrónica necesaria no solo para confirmar el enfoque en el punto deseado, sino a que además escribe los metadatos correspondientes dentro del EXIF del archivo digital para su consulta.

Irix 150mm

¿Y por qué un objetivo Macro?

Habrá muchos compañeros y compañeras que se estarán preguntando qué sentido tiene adquirir un macro de estas características. La respuesta es sencilla y realmente le daré respuesta a lo largo de las próximas semanas, pero como adelanto, os puedo asegurar que: aunque el Irix 150mm f/2.8 Macro está especializado en MACRO, tiene un extraordinario rendimiento para retratos, con una calidad de imagen brutal y unos desenfoques posteriores (el llamado bokeh) maravillosos. Además, como ya os conté en otro artículo, los teleobjetivos son una buena opción para emplear en fotografía de paisajes.

Irix 150mm como teleobjetivo

“Ya sabemos que usar un tele en paisajes es una magnifica opción: podremos destacar detalles, aproximarnos a los protagonistas, etc. Pero el Irix 150mm f/2.8 Macro me ha sorprendido lo bien que transmite el color sin ningún tipo de aberraciones cromáticas, ni dominantes, etc. Lo que confirma el gran trabajo de lo ingenieros ópticos de la casa”

Además, este objetivo puede ser una gran herramienta de trabajo en fotografía nocturna, sobre todo astrofotografía. Es una inversión estupenda a un precio muy razonable. Podremos contar con una increíble herramienta por su calidad y versatilidad.

Si te lo trajeron los Reyes Magos seguro que parte de magia termina impregnándose. Harás unas fotos increíbles y llenas de magia…

Irix 150mm primera toma de contacto

“En este recorte se observa el magnifico nivel de detalle de este objetivo usado además en condiciones poco propicias”

Y si tienes una cámara Sony E ¡también puedes tener estos objetivos Irix 150mm! Este kit de objetivo Irix 150mm más adaptador réflex ha sido testado por profesionales del sector y es 100% compatible. Mantendrás todos los automatismos del equipo:

Irix 150mm f/2.8 Macro 1:1 Dragonfly Sony E
(1)
Irix 150mm f/2.8 Macro 1:1 Dragonfly Sony E
  • Irix 150mm Macro Dragonfly + adaptador Sony E
  • ¡Testado! Compatible al 100% con montura Sony E
  • Desenfoque espectacular con sus 11 hojas redondeadas
  • Anillo de enfoque con rotación de 270º y bloqueo
  • Escala de reproducción de 1:1 y distancia mínima 0,345 m
  • Construcción sellada y resistente en aleación de aluminio
  • Marcas reflectantes a la luz ultravioleta en el barril
  • Mantiene los datos EXIF y los modos semiautomáticos
  • Ganador del Premio IF DESIGN 2019

Todas las fotos de este artículo se han tomado a pulso sin la ayuda de ningún estabilizador, ni trípode. Las fotos han sido improvisadas y son el resultado de una primera toma de contacto. En las próximas entregas “le daremos caña” al Irix 150mm f/2.8 Macro e intentaremos sacarle la fiera que lleva dentro.

Deja tu voto

11 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 17

Upvotes: 14

Upvotes percentage: 82.352941%

Downvotes: 3

Downvotes percentage: 17.647059%

Escrito por Alberto Bouzón

Enamorado de la Fotografía y Vídeo Digital, de la edición y procesado de la imagen. Profesor de Educación Secundaria en Tecnología, entusiasta de la Robótica educativa y el uso de la TICs. Multitud de cursos, talleres y jornadas realizados como docente y discente.

2 Comments

Leave a Reply
    • Buenos días Frederic, ¿has tenido problemas para desacoplar el parasol del objetivo?
      Siempre puedes llamar a Foto24 al número gratuito 900 868 540 y te ayudarán a encontrar la mejor solución 🙂
      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.