Irix 11mm f/4: prueba a fondo e impresiones

irix 11mm

Ya hace casi un año que adquirí mi primer objetivo de Irix, el 15mm y cada día estoy más encantado de haberlo hecho. Cuando me enteré que había salido un Irix 11mm f/4, y teniendo en cuenta la máxima calidad del 15mm, no lo dudé dos veces y decidí comprarlo. Ahora que han pasado unos meses y ya lo he probado en mi día a día, no puedo estar más satisfecho con esta joya de la marca Suiza, y disfruto cada vez que salgo a la calle con él puesto en mi cámara.

Irix 11mm f/4: prueba a fondo e impresiones

Cuando escribí hace ya casi más de un año sobre el modelo de Irix 15mm, os conté un poco sobre la historia de esta nueva marca que acababa de surgir en el panorama fotográfico internacional. Hoy lo que os puedo decir es que este fabricante suizo está afianzado en el mercado y que además ha dado muestras de su solvencia, dando garantía total de satisfacción, sacando constantemente productos nuevos como los filtros Edge, filtros de Gelatina, etc.

Todo ello lo que constata es que Irix es una marca que viene a quedarse en el mercado fotográfico con productos de máxima calidad a unos precios muy razonables y bien garantizados a través de sus distribuidores.

Así cuando vi los primeros anuncios y fotos de prueba de este objetivo me quedé sorprendido del impresionante ángulo de visión que ofrecía y sobre todo la casi total ausencia de deformaciones geométricas para tan ultra gran angular. Me quedé maravillado.

Quiero aprovechar para explicar a aquellos fotógrafos que se están iniciando en el mundo de la fotografía que tienen que diferenciar entre las deformaciones geométricas que hacen que las líneas rectas se vean como curvas en nuestras fotos y aquellas deformaciones de “perspectiva” que solo surgen sin inclinamos la cámara respecto al plano de encuadre produciéndose la típica convergencia de líneas. Las primeras son un defecto de la óptica, por un mal diseño o por lo menos no muy acertado y las segunda son leyes de la óptica y que solo se pueden solucionar con objetivos descentrables  o con cámaras de banco óptico.

Una vez explicado esto, he de decir que en las fotos que produce el Irix 11mm todas las líneas rectas aparecen completamente rectas. Tan solo en líneas verticales pegadas a los extremos derecho e izquierdo se puede apreciar un mínima curvatura como bien se ve en el diagrama de distorsión. Pero en la practica ya digo que no se aprecia nada.

Además tenemos la posibilidad de descargarnos los perfiles de lente para Lightroom directamente de la web de Irix y se corrige la poca deformación de forma instantánea. El tema de la convergencia de líneas es otra historia y  se corrige “fácilmente” encuadrando correctamente o con el software correspondiente.

geles de color para flash

¿Por qué un objetivo Ultra Gran Angular?

Cuando decidí adquirir el Irix 11mm me surgió la duda si las focales del 11 y del 15 serían muy similares y se me iban a solapar. Y la verdad es que no. Aunque solo hay cuatro milímetros de diferencia, en los grandes angulares esos pocos milímetros de focal supone un mundo en cuanto a ángulo de encuadre.

De hecho ya me había pasado cuando añadí el 15mm a mi mochila, puesto que ya tenía un 20mm de otro fabricante. Pero la diferencia también fue abismal en cuanto a la cantidad de paisaje “que entraba” en la  foto.

Primero tendríamos que diferenciar entre el uso en Full Frame (EF en canon o FX en Nikon, etc) o en cámaras de sensor recortado (EF-S en Canon o DX en Nikon, etc)

En cámaras con recorte con un factor aproximado de 1,5X, este objetivo equivaldría (ojo con los temas de equivalencias de focales que aun hay muchas dudas al respecto) a aproximadamente un 16mm con lo cual se convierte en una opción muy ideal para todos aquellos fotógrafos que deseen un objetivo gran angular y con un magnifico ángulo de visión. Además al usar solo la parte interior de la lente, la calidad sería la mejor posible y obtendríamos unas magnificas imágenes con una definición increíble, súper-nítidas y con cero aberraciones cromáticas. (Después hablaremos de estas características, porque realmente las aberraciones cromáticas son cero en todo el objetivo, da igual que sean en APS-C o en FF)

“Poder meter en una sola toma toda la Canoa de Punta Umbría desde el borde del muelle está al alcance de muy pocos objetivos”

En cámaras Full Frame el uso de un 11mm te posibilita unos ángulos de visión increíbles, no solo para paisajes, si no también en arquitectura ya que te permite encuadrar en la foto tal cantidad de detalles que sorprende. Y todo, como hemos comentado antes,  sin apenas deformaciones. El sensor Full Frame aprovecha por completo la lente incluso los extremos de la misma, pero como estas son de una calidad magnífica apenas tendremos perdidas de resolución o de nitidez, viñeteo, etc.

Otro de los campos donde más aplicaciones tiene es en la fotografía o vídeo de deportes, ya que el amplio campo de visión te permite captar en una sola toma todas las piruetas de los Skaters, todo los saltos de los atletas y los descensos completos de los bikers más montañeros, etc.

Sin embargo a pesar de la espectacularidad de la amplitud de la toma no es un objetivo para nada “radical”, es decir no es el típico ojo de pez que genera una imágenes llamativas pero realmente poco aprovechables. La imágenes que genera el Irix 11m son siempre elegantes por la rectitud de sus líneas, son más interesantes desde un punto de vista artístico ya que evita las estridencias de los ojos de pez.

Un diafragma de gran apertura: f/4

A algunos esta afirmación le va a parecer cuanto menos extraña, porque consideran que F4 no es una gran apertura, y que en todo caso una gran apertura sería 1,4 o 1,2. Pero estamos hablando de un 11mm con una construcción óptica bastante compleja nada que ver con un 50mm. Además por el tipo de fotografías que vamos a realizar no vamos a necesitar más apertura, incluso casi siempre tendremos a usar menos.

Este es un objetivo ultra gran angular que se va a emplear fundamentalmente para paisajes y arquitectura. Casi con toda seguridad vamos a necesitar altas profundidades de campo para obtener todo enfocado en nuestra imagen, por lo que posiblemente en el 90% de los casos usaremos aperturas intermedias de F8 a F 16.

Además buscaremos la máxima definición y nitidez por lo que seguramente tomaremos nuestras fotos con trípode, con bloqueo de espejo e incluso con disparador a distancia, por lo que podremos usar velocidades de disparo relativamente bajas.

Incluso a pulso, al ser un objetivo de 11mm, vamos a poder tomar las fotos a una velocidad bastante baja del entorno de 1/10 ó 1/15 sin casi trepidación.

“Fotografía tomada a pulso a 1/13s con F8 ISO 100” 

Y es que hoy en día nuestras cámaras tienen unos sensores tan buenos que podemos subir bastante la ISO y no perder prácticamente definición, con un ruido muy contenido.

“Foto tomada a pulso (con la cámara medio escondida ya que en algunos grutas turísticas en España  es más difícil tomar una foto que actualmente en Palmira) a 1/13 F4 ISO 1600” 

Uso del Irix 11mm f/4 en fotografía nocturna y en cielos estrellados

Para este tipo de fotografía si es cierto que podría ser más comprometido el uso de un diafragma de F4, ya que si aumentamos el tiempo de disparo las estrellas dejarán de ser puntuales y comenzarán a verse como trazos. Sin embargo al ser una focal tan amplia aplicando la conocida regla del 500 veremos como podemos aumentar bastante más el tiempo de exposición y seguiremos consiguiendo un cielo lleno de estrellas.

Vamos a poner un ejemplo: tengo en mi mochila mi Canon EF 24-70 F2,8L y el Irix 11mm, vamos a suponer que ópticamente son parecidos, aunque ya sabemos que los objetivos fijos son más resolutivos que los zoom, pero la verdad es que el pata negra de Canon es un pata negra de verdad.

Vamos a tomar una fotografía del cielo estrellado con ambos objetivos y con la misma cámara en mi caso con la Canon 6D

Con el 24-70 a a 24 y F2,8 aplicando la ley del 500 obtendría un tiempo de exposición de unos 500/24= 20 segundos, después completaríamos la exposición con la ISO correspondiente.

Con el Irix 11mm a F4 y volviendo a aplicar la ley del 500 obtendría un tiempo de exposición de unos 500/11=45 segundos, después completaría la exposición con la ISO correspondiente.

Si os fijáis la diferencia de diafragma entre un f2,8 y un f/4 es un paso completo, pero si ahora veis los tiempos de exposición la diferencia es más de un paso de exposición, es decir, usando estos valores para conseguir una fotografía similar podría usar mejor el Irix 11mm incluso bajando algo la ISO.

Pero ahí no acaba la cosa, ya que con el increíble ángulo de visión puedo meter cielo, tierra, mar y todo lo que me haga falta sin tener que estar dando muchas vueltas al encuadre. Si quieres saber cómo hacer fotografías a la vía láctea no puedes perderte este post.

Además al disparar a F4 la distancia hiperfocal (que además viene marcada en el barrilete del objetivo) me va a permitir tener mayor porcentaje de la toma enfocada que usando un objetivo F2,8 o con una apertura mayor. Así conseguiré que no solo el cielo esté enfocado sino que además esté el “paisaje terrestre”.

Calidad de Construcción

Ya visto los motivos para comprar un Ultra Gran Angular Irix 11mm aunque “solo” sea F4, y el por qué  es una opción muy interesante. Ahora vamos a centrarnos los aspectos que hacer que esta lente sea magnifica y en este apartado nos centraremos en la calidad de la construcción.

Ya sabéis que existen dos versiones la Blackstone y la Firefly para ver las diferencias entre uno y otro tan solo es necesario ver esta tabla, ya que ópticamente son iguales de extraordinarias.

Dependiendo del uso que le vayas a dar y si sueles fotografías en ambientes lluviosos o húmedos te puede interesar uno u otros. Si tu uso es convencional y esporádico como fotógrafo aficionado te recomiendo la versión Firefly por precio y por peso, que quieras o no siempre es algo menor. Si eres fotógrafo profesional y vas a ser un uso intensivo como los precios son mucho más bajos que el de otros objetivos de similares características (tampoco es que haya muchas opciones pero las que hay son carísimas) te recomiendo la versión Blackstone.

Yo tengo el modelo Blackstone y el acabado es magnifico, similar al del Irix 15mm pero con el parasol integrado y no desmontable. Este parasol es mucho más resistente que su hermano de 15mm puesto que va fijo en el objetivo y no se puede sustituir.

Aparte de los elementos sellados que quedan reflejados en la tabla anterior, los materiales empleados en el Irix 11mm son magníficos. La sensación de solidez es máxima y más cuando se tiene en las manos. Aunque no es un equipo super pesado si se nota la solidez del mismo.

El anillo metálico del Blackstone es una pasada y el de goma del Firefly no le va a la zaga, porque aunque no sea de metal, si tiene un tacto agradable y que da tanta confianza como el metálico.

En definitiva, la calidad del objetivo es máxima y difícilmente superable por otras marcas.

Sencillez de uso

Si usar el 15mm era sencillo, usar el Irix 11mm lo es aun más, sobre todo porque lleva la escala de hiperfocales grabadas en el anillo de enfoque para las aperturas de F4, F8, F11 y F16. De tal forma que incluso a máxima apertura puedes colocar la marca de enfoque del anillo en la marca de hiperfocal F4 y ver como está todo enfocado desde el infinito hasta algo menos de los dos metros de distancia. Prácticamente todo enfocado menos el primerísimo plano.

Pero si quieres centrar el enfoque en algún otro elemento para conseguir el mayor nivel de foco tan solo es necesario centrar el objeto en el punto de enfoque activo de tu cámara e ir suavemente girando el anillo de enfoque hasta que se ilumine en la pantalla de enfoque y suene el característico pitido de confirmación de foco. Así de sencillo.

Para fotografía nocturnas si quieres conseguir el máximo nivel de enfoque en las estrellas es tan sencillo como deslizar el anillo de enfoque hasta que pases por encima del infinito, incluso a oscuras y totalmente a ciega, ya que notarás un pequeño click que te indica que estás enfocando a infinito.

Más sencillo imposible, es difícil no usar bien este objetivo, incluso mejor que el Irix 15mm.

Os recuerdo que en este artículo ya os explicaba como se usaba el enfoque manual e hiperfocal en los objetivos Irix y en otros similares

Calidad de Imagen

La calidad óptica del objetivo es magnífica y los digo desde la perspectiva de haberlo comparado con otros objetivos de reconocido prestigio he tenido la oportunidad de usar.

Destaca por tres aspectos claves tal como ocurría en el Irix de 15mm: Nitidez y resolución, Ausencia de Aberraciones Cromáticas y la no generación de deformaciones geométricas ni en horizontal ni casi en vertical, como ya hemos comentado anteriormente. Analicemos uno por uno estas características y añadiremos otros que son también importantes a la hora de tenerlos en cuenta.

Nitidez y Capacidad de Resolución 

La nitidez del Irix 11mm es sorprendente, ya que aunque se nota (como en casi todos los objetivos) que en su parte central es algo más nítido que en las esquinas.

Os dejo por aquí las curvas MTF y os recuerdo que hace ya unos meses publiqué un artículo donde se explicaba la interpretación de estas gráficas.

Observamos que en detalles sencillos la resolución ronda el 100 en horizontal desde el centro del sensor hasta la esquina FF y solo ahí cae un poco. En Vertical se mantiene constante entre el 100% y el 90% y solo comienza a caer a partir de la esquina APS-C pero de forma muy suave y progresiva.

En las curvas a 30 lp/mm que es la que hace referencia a la resolución máxima, vemos que en horizontal se mantiene siempre por encima de las 85% y solo cae cuando ya estamos casi en la esquina. En vertical y debido a la pequeña deformación de este ultra gran angular la curva es más complicada de mantener, pero aun es buena.

Así que podríamos decir técnicamente que en cuanto a Nitidez este objetivo es Excelente tanto en líneas horizontales como verticales y en Resolución es Excelente en las Horizontales y buenas en las Verticales. Y créanme cuando les digo que pocos objetivos tienes este comportamiento y más tratándose de objetivos grandes angulares. Podéis buscar en internet las curvas de otros objetivos angulares y compararlas con la del Irix 11mm

En la práctica, y como podéis ver en todas las fotos que componen este artículo, la nitidez es muy buena incluso en los bordes. Pensad que con este objetivo casi te fotografías lo pies cuando estás tomando una foto con el plano en paralelo y que no es un objetivo convencional de 35 o 50 mm

Si observáis esta foto por ejemplo observaréis la excelente nitidez en general de la imagen. Los detalles se ven muy bien definidos de esquina a esquina.

Si nos fijamos en los recortes que hemos señalado y ampliado al 100% observaremos gran cantidad de detalle tanto en la esquina inferior como en  la zona algo más elevada.

Pero ya la prueba definitiva es poder leer el manifiesto del Ayuntamiento de Cañaveral de León que ha colgado en la pared de la casa consistorial.

¡¡¿Qué esperabais, leerlo entero?!! Ya no solo por el objetivo, sino también por la cámara. En fin, pero si os dais cuenta el “Aviso Importante” se lee perfectamente a pesar de la ampliación de la imagen. Y creo que sirve de muestra en cuanto a capacidad resolutiva del Irix 11mm.

Aberraciones Cromáticas 

Como su hermano de 15mm otro de los aspectos en los que más destaca este objetivo es en que no genera aberraciones cromáticas ni siquiera en las condiciones más complicadas. Aunque hoy en día con la edición adecuada estas aberraciones se pueden corregir medianamente bien, siempre es un problema. Es mejor no contar con estas aberraciones puesto que voy a poder contar con más detalle y resolución en la imagen,  obtendré más fidelidad del color y sobre todo no voy a tener que perder tiempo corrigiéndola, que por muy bien que me quede, seguro que no va a ser igual que no teniéndolas desde un principio.

En esta puesta de sol podemos ver los “flecos de la sombrilla” que son son apenas unas hebras. Por la posición esquinada es y por el tipo de iluminación a contraluz en la mayoría de objetivos generaría unos bordes de color que ya sabemos que se conocen con el nombre de aberraciones cromáticas. Estos bordes magentas y verdes son sorprendentemente nulos para las circunstancias de la toma:

Podría poner más ejemplos pero no hace falta. De todas formas si queréis volver a echar un vistazo a la foto anterior de la piscina de la Plaza del Agua de Cañaveral de León y observar el recorte realizado de la partes superior. Ahí observareis que las ramas no presentan ningún tipo de aberración cromática. 

Deformación Geométrica 

Ya hemos hablado largo y tendido de la escasa y casi nula existencia de las deformaciones geométricas. Al comienzo del articulo os he puesto un diagrama donde se recoge que solo en algunas líneas verticales se produce una leve curvatura. La verdad es que parece algo mágico, porque otras lentes angulares de probada calidad siempre producen curvaturas en las líneas. Y aunque existen perfiles de lentes para su corrección o programas para su disminución y/o corrección siempre tendremos un “recorte de la imagen” perdiendo ángulo de visión. Haciendo poco justificable el empleo de una lente gran angular.

Pero como hemos comentado anteriormente el Irix 11mm en ese aspecto parece mágico, pero no es magia, sino el buen hacer de los ingenieros ópticos suizos que han diseñado una lente excepcional. 

No voy a poner ninguna foto de ejemplo de momento puesto que voy a analizar el viñeteo y con una sola imagen os convenceré del magnifico trabajo que ha realizado Irix con esta lente.

Viñeteo

Es casi imposible que un objetivo con estas características no produzca un poco de viñeteo. La construcción óptica que me permite “meter” tanto ángulo de visión en un na toma tiene estos inconvenientes. Sin embargo no es muy apreciable y mínimo si lo comparamos con otros objetivos angulares.

Os muestro ahora una fotografía que me sirve para documentar tanto el tema de las deformaciones geométricas como del viñeteo.

Esta fotografía está  tomada deliberadamente en formato vertical para que podamos apreciar una leve curvatura en los extremos del alero de la iglesia de San Pedro. Además si nos fijamos bien, en la primera línea de bloques de granito del suelo. Es poca la curvatura pero ahí están.

Fijaos también en la líneas que conforman tanto el pórtico como la propia puerta, en este caso en vertical en las que no se atisban ningún tipo de deformación. Incluso en las líneas de fuga que componen las baldosas  del suelo no se aprecia ningún tipo de deformación. Está claro que tengo que enderezar la toma, pero antes tengo que enderezar mis ojos y mi cerebro y eso llevo años intentándolo y no lo termino de conseguir.

Podéis fijaros que hay un poco de oscurecimiento en las esquinas debido al leve viñeteado que genera este objetivo: Como podéis apreciar, deformaciones geométricas y viñeteo mínimos…casi nulos

Pero los ingenieros de Irix no solo han hecho un buen trabajo óptico en sus objetivos sino que han sabido complementarlo con unos Perfiles de Lente tanto para Lightroom como para ACR que permiten corregir esos mínimos inconvenientes. Así tras aplicar estos perfiles en LR, la toma queda perfecta…bueno por lo menos “técnicamente” porque por lo “artístico” ya es cuestión del fotógrafo…en este caso un servidor

Efecto Coma

Ya hemos comentado anteriormente que desde un punto de vista práctico vemos muy interesante el empleo de este objetivo Irix 11mm para fotografía nocturna. Y más si tenemos en cuenta que apenas presenta el llamado Efecto Coma.

Algunos os preguntareis que es eso del “efecto coma”, es muy sencillo y lo explico en un santiamén. Cuando fotografiamos un cielo estrellados con algunos objetivos, sobre todo grandes angulares, con la intención de sacar las estrellas de forma puntual, vemos que algunos puntos más que puntos parecen comas. Es decir que el objetivo deforma claramente los puntos (pequeños círculos formado por la estrella) y los transformas en comas (también círculos, pero con algún tipo de protuberancia o alargamiento)

Este tipo de efectos se suele dar más en las esquinas de los cielos estrellados y afea el resultado. Y todos los objetivos presentan en mayor o menor medida estas características. Pues el Irix 11mm a pesar de ser un Ultra Gran Angular es de los objetivos que menos “defecto coma” produce y las estrellas se ven como puntos.

Flares y Destellos

Para todos los objetivos grandes angulares el Flare y los Destellos son un tema delicado, ya que al tener un ángulo de campo de visión tan grande es muy fácil que entre luz no deseada dentro de nuestra toma.

Sin embargo los ingenieros de Irix vuelven a hacer un extraordinario trabajo en la contención de estos fenómenos ópticos a pesar del gran ángulo de visión que abarcan estos objetivos.

Así por ejemplo en fotos de día con iluminación directa del sol apenas se aprecia la aparición de flares.

Sólo con un sol directo sobre el objetivo he conseguido que aparezca algo de flares más evidentes, pero en el momento que tengo la precaución de cambiar un poco el encuadre desaparece.

Si la foto la realizamos de noche y tenemos luces puntales de gran intensidad tendremos que esmerarnos un poco más en que no nos entre demasiada luz lateral, pero aun así los flares son mínimos.

Uso de filtros ND de gelatina Irix Edge

Ya hemos hablado en otros artículos de la ventaja de usar los filtros de gelatina IRIX en en sus objetivos. En el Irix 11mm es aun más interesante, puesto que aun no existen filtros delanteros o portafiltros para usarlos los típicos filtros cuadrados.

Con el empleo de los filtros de gelatina Irix Edge solucionamos este problema y encima con un mínimo gasto obteniendo grandes resultados.

Por ejemplo en la foto anterior bajo el muelle del Club Náutico del Nuevo Portil hemos usado el Irix 11mm con dos filtros de gelatina ND4 por lo que hemos reducido en cuatro pasos la entrada de luz permitiéndome disparar a una velocidad por encima del segundo y medio, consiguiendo ese efecto aterciopelado del río Piedras y enfatizo un poco más el movimiento de las nubes.

Conclusiones

En definitiva el objetivo Irix 11mm es un objetivo sorprendente, puesto que es un ultra gran angular sin deformación, con todo lo que ello conlleva. Tiene una definición y nitidez envidiable. Un sistema de uso y manejo que hace que, aun siendo un objetivo de enfoque manual, no suponga ningún inconveniente, y su uso sea extremadamente rápido (De hecho si usamos la hiperfocal a F4 es instantáneo y tendremos todo en foco).

A todo hay que añadirle otras características que hacen que el Irix 11mm sea una gran inversión:

– La ranura portafiltros

– El bloqueo de enfoque

– El sistema de calibrado de la lente (que por cierto nunca he tenido que usar)

– Etc, etc.

En fin, un magnifico objetivo ultra gran angular que tiene un precio contenido y que cuesta como mínimo la mitad del precio de otros objetivos que ofrecen características similares incluso superándolos el Irix en muchas características.

Deja tu voto

21 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 27

Upvotes: 24

Upvotes percentage: 88.888889%

Downvotes: 3

Downvotes percentage: 11.111111%

Escrito por https://blog.foto24.com/author/abouzon/

Enamorado de la Fotografía y Vídeo Digital, de la edición y procesado de la imagen. Profesor de Educación Secundaria en Tecnología, entusiasta de la Robótica educativa y el uso de la TICs. Multitud de cursos, talleres y jornadas realizados como docente y discente.

2 Comments

Leave a Reply
  1. Extraordinario artículo, Alberto. De lo mejorcito que he encontrado en internet sobre grandes angulares. Tendré en cuenta este 11 mm. pero no sé si adquirir el tokina, que también hablan maravillas de él. Lo conoces?

    Saludos.

  2. Hola Antonio me alegro que te haya gustado el artículo. No sé exactamente de que Tokina hablas. Se que tiene una gama muy interesante de zoom gran angular. Pero creo que no tiene nada que ver con el IRIX. El Irix es un objetivo Ultra Gran Angular fijo, por lo que, aunque cuenta con un complicado sistema óptico, no necesita juegos de lentes móviles ni nada parecido que hace que aumente el numero de cristales, baje la definición, aumenten las aberraciones cromáticas y sobre todos las deformaciones geométricas.

    He probados objetivos Tokina pero eran antiguos y no te puedo hablar de sus nuevas creaciones que seguro que superan a estos modelos de hace unos años. Sin embargo si he probado y a fondo el IRIX 11 mm F4 y solo te puedo hablar maravillas, tal como explico en el artículo, además puedes ver las numerosas fotos que he publicado y te puedes hacer una idea de la definición y nitidez y de la calidad general del objetivo, y si algo he aprendido después de tantos años haciendo fotos es que los objetivos fijo siempre tienen un plus de calidad respecto a los zoom.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *