7 consejos para escoger tu micrófono

Elegir micrófono

Un aspecto que realza completamente cualquier obra audiovisual es incluirle sonido. Incluso en su momento el cine mudo se acompañaba con melodías tocadas con percusión, piano u otro tipo de instrumentos musicales. Pero asumiendo que tu siguiente proyecto no consiste en una película muda, sin duda lo que un auténtico experto en pequeños cortometrajes o incluso largometrajes necesita es una buena captación sonora. De ahí llegamos a los problemas que inspiran a esta entrada: ¿Necesito un micrófono dinámico o de condensador? ¿Es mejor que use un micrófono mono u estéreo? ¿De zapata, en pértiga, quizás en mano? En definitiva, ¿qué micrófono debo escoger?

Desde el blog de Foto24 te guiaremos para que tú mismo sepas contestar a esa pregunta teniendo en cuenta cada factor que influye en la correcta captación y ambientación sonora, buscando la mejor adecuación de equipo para cada momento.

7 consejos para escoger tu micrófono

El aspecto sonoro suele pasar desapercibido ante la impresión que causa lo visual. Todos saben escoger tremendas cámaras y objetivos, pero cuando se trata de microfonía adecuada no aciertan. Grandes grabaciones en formatos de altísima resolución acaban por los suelos al tener un sonido fatal, con diálogos mal grabados o incluso cortes en el sonido producto de una postproducción innecesaria. Incluso culturalmente existe el dicho de “una imagen vale más que mil palabras”, con lo que el centrar la atención en cómo se ve algo sin atender a cómo se escucha es un vicio que muchos iniciados (y no tan iniciados) en el vídeo han adquirido.

Pero tú no vas a tener ese vicio, y si lo tienes, aprenderás con nosotros a evitarlo ya que sabrás elegir correctamente el mejor micrófono para tu proyecto. Debemos indicar que estos consejos son para la grabación de vídeo, pero quizás puedan usarse para otro tipo de obras. Presta atención, ¡nos lo agradecerás!

1. Anota bien qué o quién quieres captar

Este es el consejo más importante que debes atender. En primer lugar debes conocer el concepto de fuente sonora. Simplificando, consideramos como fuente sonora a cualquier elemento que genere sonidos que son susceptibles a ser capturados. Por ejemplo la voz de un actor sería una fuente sonora y también lo sería el sonido de un horrible camión que pasa justo al lado. Siempre que vayas a trabajar con sonido debes saber qué fuentes sonoras tendrás en la escena o la situación particular, para conocer así qué fuentes sonoras son las que quieres, las que realmente deseas capturar, y en definitiva cuáles utilizarás en la mezcla final.

Anota bien tus fuentes sonoras y cuántos micrófonos necesitarás

Y es que lo más importante al elegir un micrófono es saber para qué lo utilizarás. ¿Será para grabar voces, o más bien para escuchar una radio dentro de la escena, o para el sonido ambiente? ¿Necesitarás uno, o varios? ¿Qué sonidos quieres descartar, y cuáles usar?

2. Escoge la direccionalidad correctamente

Es fundamental tener una compresión básica sobre la terminología que existe para definir a un micrófono. Si sabes esto, te será más fácil escoger el micrófono más adecuado, y una de las partes importantes es saber el diagrama polar del micrófono.

Haciendo una analogía con la imagen, el diagrama polar es la “distancia focal” del sonido. Es el ángulo de captación que tendrá el micrófono de forma estimada según nivel, dirección, frecuencia y otros factores. En general se distinguen tres tipos: omnidireccionales, bidireccionales y direccionales, siendo estos últimos los más utilizados en la grabación audiovisual.

Los micrófonos omnidireccionales responden capturando el sonido de todas las direcciones, mientras que los de patrón bidireccional capturan el sonido frontal y trasero gracias a una membrana que vibra en dos direcciones opuestas. Son geniales a la hora de grabar sonido ambiente, pero poco a poco cobran menos relevancia al existir micrófonos más concretos en su direccionalidad.

Patrón Polar Omnidireccional

Por su parte, los micrófonos direccionales tienen equivalencias con los objetivos de cámaras.

  • El patrón cardiode equivale a un gran angular. Con forma de corazón (de ahí su nombre) capta sólo la parte frontal, aproximadamente unos 180º. Un ejemplo de esta microfonía está en los micrófonos de mano, también lo son en menor medida los de corbata.

Patrón Polar Cardioide

  • El patrón supercardiode permite una captación más lejana, como un teleobjetivo, cerrando el ángulo de captación desde 180º y rechazando los sonidos laterales. Si pretendes centrar la captación sobre la boca de un actor o actores, este es el ideal. Esta disposición es la que tienen muchos micrófonos de zapata o incluso de pértiga. Hay modelos que cierran aún más el ángulo de captación, llamados hipercardiodes.

Patrón Polar Hipercardioide

Conociendo qué direccionalidad tiene el micrófono podrás acertar con más facilidad a capturar sólo el sonido que quieres.

3. Verifica la sensibilidad y el SPL

Sensibilidad y SPL son dos caras de una misma moneda que nos habla de los decibelios o “volumen” que puede captar nuestro micrófono. Simplificando mucho sensibilidad se refiere a cuán bajo puede escuchar el micrófono. A menor número más sensible será el micrófono con lo que capturará sonidos más silenciosos. El SPL es el nivel de presión sonora, y es opuesto a la sensibilidad: SPL indica hasta qué tan alto puede escuchar el micrófono.

Micrófono Rode NTG-1

El Rode NTG-1 tiene una sensibilidad desde -36dB y un nivel de SPL máximo de 94dB.

Este factor es importante sobre todo cuando grabamos escenas con sonidos que causan gran estruendo: un micrófono de SPL aceptable capturará cada detalle de la explosión, un mal nivel “cortará” el sonido dejando un ruido inadecuado. Asimismo en una escena con susurros si la sensibilidad del micrófono no es suficientemente baja no podremos escuchar lo que se dice.

4. Escoge un micrófono que tenga una correcta curva de respuesta

¿El micrófono podrá captar sonidos graves? ¿Es más indicado para vocalistas con voz aguda, o media? Debes observar en las especificaciones si el micrófono alcanza el rango de frecuencias que cubre tu escena, pero más importante es saber cómo responde el micrófono en ciertas frecuencias.

Algunos micrófonos tienen un mejor funcionamiento sobre frecuencias cercanas a la voz humana, mientras que otros tienen un repunte en su captación de bajos pudiendo lograr sonidos graves con mayor facilidad. Mira la curva de respuesta del micrófono para saber para qué es más adecuado.

Micrófono Gloxy GX-M20

Por ejemplo, un micrófono con repuntes sobre las frecuencias graves es ideal para grabar golpes, sonidos de motores o ambiente, si muestra repuntes en frecuencias medio-altas será perfecto para grabar voces, mientras que los agudos son ideales para sonidos metálicos, cristales, entre otros.

Aunque existen micrófonos con respuesta plana (sin repuntes ni variaciones entre cada frecuencia), para vídeo lo más recomendable es utilizar una curva de respuesta optimizada a lo que quieres, sobre todo al grabar voces.

Curva de frecuencia

La curva de frecuencia del Gloxy GX-M20 muestra un repunte sobre los medio-agudos, así que captará mejor las voces humanas. ¡Échale un vistazo!

Respuesta en proximidad

¿Sabías que algunos micrófonos se vuelven más graves cuanto más los acercas? Es un suceso conocido en los micrófonos de condensador, pero también se produce en menor medida en los dinámicos. Ten en cuenta esto, ya que quizás por acercarte demasiado (o alejarte) provoques que una voz suene diferente sin quererlo.

5. Observa bien el tipo de micrófono

Un micrófono básicamente captura una fuente acústica y la convierte en electricidad. Existen varias formas de lograrlo, y esas diferentes formas han creado distintos tipos de micrófono. También, por su destino final muchos micrófonos tienen formas distintas. Debes decidir cuál es el indicado para tu proyecto.

Micrófonos según su conversión

Existen muchísimos tipos de micrófonos pero aquí diferenciamos, siempre encarándonos al vídeo, dos tipos principales: micrófonos de condensador y dinámicos. El micrófono dinámico se conecta directamente a la entrada de audio y no usa alimentación, mientras que los de condensador requieren de alimentación externa, ya sea con pilas con con cable (como la alimentación Phantom +48V). Cada uno tiene sus ventajas en general, normalmente se considera que los de condesador ofrecen una ganancia mejor, pero también al usar más electricidad podrían traer algo más de ruido.

 

Micrófono Panasonic DMW-MS2

Este micrófono es ideal para grabar diálogos, pues es superdireccional. Es dinámico y no requiere de alimentación extra.

Micrófonos mono y estéreo

En general la mayoría de micrófonos actuales son estéreo, siendo los más recomendables para vídeo, aunque el mono se utiliza mucho para aislar eventos. La mayor diferencia la encontraremos en las conexiones con la cámara, diferenciando entre conexiones de 2 vías (mono) y de 3 vías (estéreo/balanceado).

Aunque la grabación monoaural puede ser correcta en general querrás hacer grabación con conexiones en estéreo, sobre todo porque las conexiones de 3 vías permiten balancear la señal. ¿Y qué significa esto? Que la señal tratada en estéreo permite escuchar al final un sonido con menos interferencias, con menor ruido procedente de la propia maquinaria u ondas externas, aunque tu objetivo final pueda ser una mezcla mono.

Canon DM-100

El Canon DM-100 permite variar entre captación superdireccional, mono y estéreo.

Lo ideal es utilizar grabaciones en monoaural para diálogos que capturarás con micrófonos muy direccionales (sobre todo si el diálogo es lejano) y situaciones que necesiten aislar sonidos, y captar el resto con microfonía en estéreo, siempre tratando las señales con cables que permitan sonido balanceado.

Micrófonos según la utilidad

Por supuesto, no siempre vas a querer usar ciertos micrófonos por muy adecuados que sean. Quizás necesitas uno más discreto, o incluso uno sin cables. Debes analizar ese aspecto y escoger la “forma” de uso del micrófono.

Así usarás un micrófono de mano para actuar como reportero, mientras que apostarás por uno de corbata o lavalier si trabajas en un programa de televisión (que normalmente son inalámbricos). Si trabajas con una cámara dSLR te gustará usar un micrófono de zapata para realizar una captación y podrás apoyar esa grabación con un micrófono de pértiga.

6. Busca la calidad que usarás

Como has podido ver, hay muchos factores que definen a un micrófono y son sencillos de entender. Pero el precio y la calidad no tienen que ir casados, en el sentido de que no crecen al mismo ritmo: llega un punto donde el precio asciende mucho para darte una prestaciones levemente mayores.

Micrófono Rode Videomic Rycote

Debes pensar a la hora de adquirir un micrófono: ¿realmente vas a darle utilidad a esa calidad? Quizás jamás uses cierto rango de frecuencias amplio del micrófono, o el uso final que tendrá sólo necesita captar sonidos graves o de cierta dirección. En nuestra tienda descubrirás varios micrófonos que cubrirán con creces tus expectativas, ya seas exigente o más modesto.

7. Tras decidirte, haz pruebas

Pero aunque en teoría podamos recomendar de forma cercana al acierto qué hacer en una situación, cada entorno tiene unas cualidades diferentes. Tras escoger tu micrófono es importante dirigirte al escenario donde realizarás el proyecto y la captación sonora para hacer pruebas. Quizás dos habitaciones con las mismas medidas captadas con el mismo micrófono en la misma posición suenen diferentes, simplemente por la presión del aire, por los muebles que pueda haber o incluso las personas dentro. Lo mismo sucede con la captación de conversaciones, por lo que es esencial probar el micrófono previamente para realizar las configuraciones necesarias.

7 consejos para escoger tu micrófono

Como habéis podido ver, elegir un micrófono de forma adecuada tiene múltiples factores a tener en cuenta. Teniendo unas nociones básicas sobre cómo funcionan te será mucho más sencillo decidir cual comprar y acercarte mucho más a conseguir sonidos perfectamente grabados. Si aún así tenéis alguna duda sobre cuál podría ser vuestro micrófono ideal, preguntad sin miedo en los comentarios.

Deja tu voto

4 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 4

Upvotes: 4

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Escrito por Daniel García García

Graduado en Comunicación Audiovisual y Técnico de Sonido certificado, crecí escuchando música dance, me tropecé oyendo rap, maduré con el rock, y ahora ya no sé ni lo que escucho.

3 Comments

Deja una respuesta
  1. Buenas tardes, que micrófono me recomiendas para gravar voz en off en videos, lo hago directamente en la edición del video.
    Primo la calidad del sonido al precio.
    Uso Mac i Final Cut.
    Muchas gracias.
    francesc

    • Buenas a ti también Francesc, ¡y perdón por la tardanza!
      Si necesitas grabar voz en off lo más recomendable es que lo hagas en una sala adecuada o una zona donde evites otros sonidos molestos. Para estos casos recomendamos utilizar micrófonos de condensador, de tipo cardiode, con un realce en los tonos medio-agudos (que es donde se suele encontrar la voz humana).
      Actualmente está muy de moda hacer un estudio de grabación casero, por eso uno de nuestros micrófonos más vendidos es este Rode NT con conexión USB que incluye antipops contra sonidos duros de ciertos fonemas y además trae un soporte para que lo coloques con comodidad. Recuerda conectarlo en puertos USB de gran velocidad (como los que tienen algunas tarjetas de sonido de calidad) para evitar un exceso de latencia.
      Otra opción que te damos para voz en off es el micrófono Rode Broadcaster de condensador que te permite una conexión a los clásicos cableados analógicos de XLR de 3 pines e incluso de XLR de 5 pines (los dos pines extra sirven para conseguir una segunda señal: una doble señal balanceada). Como puedes deducir, estos micrófonos prefieren ser conectados en mesas de mezcla, preamplificadores y tarjetas de sonido externas, además de cámaras compatibles (aunque para tu uso, lo ideal no sería conexión directa a cámara). Personalmente es el que más me gusta ya que soy algo más de la vieja escuela del condensador 😉
      Como última opción te dejo aquí el Rode Procaster. Este es dinámico (no usa alimentación Phantom, se conecta vía cable jack) y tiene un rango de sensibilidad-SPL mayor que su hermano de condensador, pero también cubre un rango de frecuencias un poco menos holgado. Igual que el Rode Broadcaster, el Procaster también trae filtro antipop.
      ¡Esperamos que estas opciones te valgan y que consigas unas voces en off de gran calidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *