Comprender los modos de disparo del flash zapata

La iluminación es una parte fundamental en fotografía, por no decir la más importante. Sin un control absoluto de ella en nuestras fotografías, nunca conseguiremos obtener los resultados exactos que rondan por nuestras cabezas, por eso el flash de zapata es el perfecto aliado ya sea en sesiones de fotografía en interiores como en exteriores, un pequeño accesorio que podría suplir al mejor estudio de iluminación. Seguro que aún te causa inseguridad utilizarlo con destreza, pero para que su uso te sea más ameno y efectivo, voy a desarrollar los modos de disparo del flash zapata.

Los modos de disparo de los flashes de zapata son fáciles de usar, siempre y cuando se conozcan en profundidad sus funciones y aplicaciones, y eso es justo lo que vas a aprender hoy.

Modos de disparo del flash zapata

Personalmente, considero a los flashes de zapata como los mejores accesorios que un fotógrafo puede tener, no ocupa espacio en exceso y siempre puede salvar la situación, por compleja que parezca. Puedes llevarlo contigo en sesiones de fotografía en interiores y lo que es más importante en sesiones de fotografía en exteriores o viajes, cosa que sería imposible con otros accesorios como flashes de estudio o antorchas de iluminación continua. Pero su uso parece que en muchos sectores de la fotografía siga siendo un tema, tabú.

A veces da la sensación de ser un accesorio creado con malicia, imposible de dominar, pero nada más alejado de la realidad. Lo primero que recomiendo es leer el manual del flash zapata, es fundamental que sepamos de qué es capaz nuestro flash zapata, al igual que cuando compramos una cámara nueva. Suele ser el paso más excluido, a pesar de ser el paso fundamental.

Una vez tenemos claro las funciones de las que dispone nuestro flash de zapata, entraremos de lleno en su modo de disparo. Antes de nada, debes saber que no todos los flashes de zapata disponen de los mismos modos de trabajo, en la mayoría de los casos, incluso el nombre cambia, así que lee bien el apartado de modos de disparo del flash de zapata de su manual para solventar posibles dudas.

Si quieres establecer antes algunos conceptos básicos para aprender a usar un flash zapata, no puedes perderte este post.

Modos de disparo del flash zapata: Automático

Al igual que nuestras cámaras, los flashes de zapata constan de un modo automático que le hace más fácil la experiencia al fotógrafo, pero como en el modo automático de nuestras cámaras, hay pequeñas limitaciones.

Este modo de trabajo es el ideal siempre que no nos importe la posición del sujeto u objeto protagonista en nuestras fotografías con respecto al flash zapata, ya que este siempre estará bien iluminado sin importar de donde venga la luz del flash, puede ser que estamos trabajando en un exterior con buena iluminación y nos interese aportar luz de relleno a la escena y que por lo tanto, no importe a qué distancia se encuentre el objeto del flash.

Es un modo disparo que más ofrece libertad al fotógrafo si lo comparamos con el modo manual, ya que solo habría que tener en cuenta la distancia con la que se toma la fotografía, la potencia del flash o la apertura de diafragma que deberíamos usar para obtener una exposición correcta, mientras que el modo manual todo queda en nuestras manos. En la mayoría de los casos, el modo automático de los flashes de zapata ofrecen la posibilidad de definir un rango de distancia entre la que moveremos al sujeto u objeto protagonista.

En este caso, los flashes incluyen unos sensores capaces de calcular el instante en el que el destello del flash debe detenerse para capturar una fotografía y que esté correctamente expuesta. 

Aunque es un modo excelente con múltiples posibilidades en nuestras sesiones de fotografía, no nos permite conocer a fondo todas las funciones técnicas y posibilidades del flash.

Modos de disparo del flash zapata: TTL

Sus siglas hacen referencia a su nombre en inglés: Through the Lens (A través del objetivo) y no es más que la medición el destello del flash a través del objetivo acoplado en la cámara, ya que es esta última la que realiza la medición del destello realizado por el flash y en consecuencia, decide cuál será la intensidad para tener la exposición correcta para lograr una correcta exposición en la fotografía.

Me atrevería a afirmar que es el mejor modo para trabajar en la mayoría de situaciones, más aún cuando no se tiene un conocimiento pleno del funcionamiento del flash y de las prestaciones que ofrece pues tiene un uso muy sencillo y los resultados son más que satisfactorios. Aunque no todos los flashes disponen de este modo de disparo, si tienes un flash zapata Gloxy GX-F1000 estás de suerte, porque podrás sacarle el máximo partido a tus fotografías con este modo.

A pesar de ser un modo automático del flash, hay que establecerlo como un modo diferente al que mencioné anteriormente ya que el modo TTL es la versión mejorada. La diferencia principal radica en que el modo automático, tú serás el encargado de los cálculos referentes a la distancia con la que se toma la fotografía, la potencia del flash, si se debe bajar o aumentar esta potencia, así como la apertura de diafragma que deberíamos usar, todos estos cálculos los evitarías usando el modo TTL.

Con el modo TTL de tu flash zapata lo único que tendrás que tener en cuenta es la potencia de tu flash y la distancia entre el equipo y el sujeto u objeto con el que vas a trabajar ya que, como comenté anteriormente, tu cámara se encargará de exponer la fotografía correctamente, esa es la gran ventaja de este modo.

Para poner en práctica este modo de trabajo tu flash debe tener el modo de disparo TTL, al igual que tu cámara. La cámara consta de un sensor TTL que permitirá que el equipo trabaje conjuntamente. Si quieres trabajar con tu flash zapata en conjunto con tu cámara, si que esté acoplado sobre ella debes saber que existen flashes como el Gloxy GX-F100 que permiten trabajar en modo TTL de manera inalámbrica, si no es tu caso te puede interesar este post para separar tu flash de la cámara mediante cables y disparadores.

Modos de disparo del flash zapata: Manual

Como ocurre con el modo manual de nuestra cámara, en el modo manual de los flashes de zapata tú serás el encargado de todos los parámetros del dispositivo, lo que supone un conocimiento total de este y por lo tanto de un mejor uso de sus prestaciones. Con el tiempo conocerás los parámetros óptimos para cada situación sin tener que hacer esquemas en tu cabeza, pero hasta entonces, te recomiendo que hagas pruebas modificando la sensibilidad ISO o la apertura de diafragma.

Antes de trabajar con el modo de disparo Manual del flash zapata hay varios factores que deberás tener en cuenta para obtener una exposición correcta.

En primer lugar debes tener cuidado con la sensibilidad ISO, como ya sabrás es un excelente aliado para conseguir que una escena tenga una correcta iluminación, sobre todo en condiciones con escasa luminosidad, sin embargo, su uso excesivo crea ruido en la imagen, perdiendo por completo la calidad, te recomiendo que siempre que sea posible uses la sensibilidad más baja para evitar dicho problema.

Con el incremento de la sensibilidad ISO se podrá ampliar la distancia a la que se encuentra el objeto y, por lo tanto también el Número de Guía del flash, porque para obtener una correcta exposición necesitarás menos luz. Dicho esto, selecciona la sensibilidad ISO que creas conveniente usar.

Si tu flash tiene zoom en la antorcha, como es el caso del flash Gloxy GX-F1000, también es importante que conozcas el Número de Guía de tu flash zapata, que no es más que la potencia de este. Pues dependiendo del zoom que uses en tus disparos, el Número de Guía, es decir la potencia del flash, variará. Los flashes con zoom en la antorcha son fantásticos para adaptarte a cualquier situación o distancia focal, siempre podrás conseguir la fotografía que tienes en mente.

Si trabajas con el modo manual del flash también debes determinar cuál será la apertura de diafragma que uses en tus disparos para conseguir una profundidad de campo u otra. La apertura de diafragma también puede ser determinante a la hora de trabajar con un encuadre u otro por la distancia que estés usando al fotografiar el objeto.

Cuando hayas establecido los parámetros con los que vas a trabajar, disponte a enfocar y dispara. Si crees que no has obtenido una buena exposición haz variaciones en la apertura de diafragma o en la sensibilidad ISO hasta que el resultado sea como esperas.

Otra opción más que recomendable es cambiar el control de destello del flash, siempre y cuando tu flash lo permita como es el caso del flash Gloxy GX-F1000 con 8 niveles de control de salida (1/128 – 1/1). El control de destello se encarga de prolongar más tiempo el destello obteniendo así, mayor o menor alcance.

Modos de disparo del flash zapata: Estroboscópico o Multi 

Es un modo de trabajo que pocos flashes incluye y al que poco partido se saca a pesar de las posibilidades que ofrece. Se pueden llegar a conseguir fotografías verdaderamente creativas de un modo tan sencillo que parece increíble. Si tienes un flash Gloxy GX-F1000, estate atento, pues este modo de disparo, también te interesa.

El modo de disparo estroboscópico o también conocido como Multi, se basa en integrar en una sola fotografía una secuencia completa de elementos en movimiento. Sería como disparar una ráfaga a un corredor y después juntarlas por medios digitales en una sola imagen, pero en vez de “hacer trampas con el ordenador” usamos la magia de la luz.

En definitiva, si usamos nuestro flash con el modo estroboscópico, este disparará varios destellos de luz en un tiempo determinado y con una frecuencia concreta, de ahí que se capture la secuencia de un sujeto en movimiento plasmado en una sola fotografía.

Cómo usar los modos de disparo del flash

Si quieres realizar una fotografía de secuencia como esta, con el fondo completamente negro, debes tener en cuenta que necesitarás trabajar con el modo manual de tu cámara y usar el enfoque a infinito. En cuanto a la apertura de diafragma, te recomiendo que lo cierres al menos a f/18 y en función de estas pruebas, modifiques el valor.

Para saber en profundidad cómo poner en práctica el modo estroboscópico de tu flash zapata, sigue los trucos de este post.

Otros modos de disparo del flash zapata

Aunque sean considerados como tipos de conexión del flash con respecto a nuestra cámara, creo que incluyéndolos en modos de disparo se comprenderá mejor la finalidad de ambos en nuestras sesiones de fotografía. Hablamos del modo de flash esclavo y el modo de flash maestro.

Modos de disparo del flash zapata: Esclavo

Este modo de conexión o modo de disparo es el más conocido y aceptado entre los flashes de zapata, es la única forma para convertir a un flash zapata en universal. Consiste en acoplar el flash en la zapata de tu cámara y desde ahí emitirá sus destellos.

Es el modo que más limitaciones tiene, pues el fotógrafo pierde por completo la posibilidad de crear esquemas de iluminación creativos capaces de darle al sujeto u objeto una dimensión más llamativa.

Pero no todo va a ser malo con este modo, aunque perdamos creatividad ganamos en espacio, sin duda alguna es la mejor forma de salir a la calle con nuestra cámara y asegurarnos una iluminación de primera.

Modo de disparo del flash zapata: Maestro

Es un modo de trabajo o modo de conexión que lamentablemente pocos flashes incluyen, a pesar de las posibilidades que ofrece al fotógrafo. En el caso del flash zapata Gloxy GX-F1000 lo incluye por lo que tus posibilidades a la hora de realizar una sesión de fotografía aumentan considerablemente.

¿Qué es exactamente el modo maestro de un flash zapata? Pues bien, para que se entienda rápido, si estamos trabajando en un estudio de iluminación con varios flashes de zapata porque queremos tener destellos de luz desde diferentes puntos de la sala y activamos el modo maestro en uno de nuestros flashes de zapata, este se encargará de disparar el resto de flashes.

El flash maestro te permitirá disparar varios flashes (con funcionalidad de esclavo inalámbrico) de manera inalámbrica y formar esquemas de iluminación muy completos. Si quieres saber más del modo inalámbrico de un flash no puedes perderte este post.

Sería como tener un estudio de iluminación profesional pero más económico y práctico, porque podrías usarlo incluso en exteriores, cosa que con flashes de estudio esta opción queda totalmente descartada. También tienen como punto a favor sus accesorios y modificadores de luz, son más compactos y por lo tanto, más fáciles de transportar en tus sesiones de fotos.

Nuestra mejor propuesta por sus modos de disparo

Como he mencionado a lo largo de este post, no todos los flashes de zapata constan de todos los modos de trabajo o son inalámbricos, por eso antes de adquirir uno, debes asegurarte muy bien de qué es lo que buscas de un flash zapata y los resultados que quieres conseguir con él. Sin duda alguna te proponemos el nuevo flash Gloxy GX-F1000 porque hasta ahora es el más completo del mercado y con una relación calidad-precio casi envidiable.

Los modos de disparo del flash Gloxy GX-F1000 son: modo automático, modo manual, modo TTL, modo Multi, modo esclavo y modo maestro y muchas funcionalidades más que puedes ver si pinchas aquí:

Flash inalámbrico Gloxy GX-F1000

Si tenías dudas sobre los modos de disparo del flash zapata o para qué servían cada uno, espero haber resulto todas esas dudas. Haz pequeñas pruebas usando cada modo de trabajo, ya verás como dominarlos todos, será cuestión de tiempo.

Leave your vote

21 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 29

Upvotes: 25

Upvotes percentage: 86.206897%

Downvotes: 4

Downvotes percentage: 13.793103%

Written by Lourdes Olmedo

Viajera empedernida con cámara siempre en mano. Colaboradora en la revista Super Foto Digital. Departamento de Contenidos en Foto24.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *